15 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Foro del lector


sábado 13 de julio 2019, actualizada 7:36 am


Enlace copiado

El planeta Júpiter a la vista

El llamado Gigante del Sistema Solar ya está nuevamente en posición de observarlo. Muy fácil de identificarlo a simple vista rumbo al sur-oriente. Es una "estrella" grande color café rojizo y que no "tintinea" como el resto de las estrellas.

Júpiter es un planeta formado casi totalmente por hidrógeno y helio pero tiene un núcleo rocoso más o menos del tamaño de nuestro planeta. Tiene un diámetro ecuatorial de 142,800 kilómetros y está a 750,000 kilómetros de la Tierrra (prom). Lo rodean varias fajas de varias tonalidades de color café y domina sobre todo la enorme Mancha Roja de una longitud de 26,000 kilómetros y que es un sistema de huracanes con vientos de más de 360 kilómetros por hora. Este planeta tiene la particularidad de girar muy rápido ya que da una vuelta completa en menos de 10 horas.

Si cuenta usted con binoculares quizá pueda observar las bandas del planeta. Pero con un buen telescopio, ya podrá observar más detalles y seguramente las cuatro lunas más visibles de dicho planeta cuyo movimiento se pueden seguir a través de la noche o de los días. Júpiter estará visible durante los próximos tres meses en los que irá avanzando diariamente por el cielo con rumbo al poniente. Esperemos que los nublados no nos priven de su observación.

Héctor Astorga

Ciudadano de Torreón

Nuevas pasiones para otro porvenir (II)

Quizás, hoy más que nunca, tengamos que echar una mirada retrospectiva sobre lo recorrido, y también será saludable que sepamos mirar, más y mejor, a nuestro alrededor; al menos, para ahuyentar las nuevas formas de injusticia y de esclavitud. No podemos seguir degradándonos como especie pensante. La actual deshumanización es un gran peligro. Que no nos paralice el miedo a la corrección. Hemos de hacer algo. A propósito, se demandan otras actitudes entre semejantes para activar otro porvenir, para que cada morador pueda dar su aportación específica al bien común, hallando al mismo tiempo un sostén beneficioso para desplegar lo mejor posible sus propias cualidades. Sea como fuere, cualquier situación se puede superar, con dedicación y desvelo hacia lo que se hace y se quiere conseguir.

Así, todos en mayor o en menor medida, tenemos la posibilidad de superar esta crisis, desbordada por corazones de piedra. Cuando en verdad despertemos y no neguemos al prójimo su humanidad, que es también de un modo u otro nuestra naturaleza, tomando otra actitud menos hipócrita, pues nuestra primera misión tal vez sea la de actuar libremente, la de pensar y hablar sin doblez, la de ser uno mismo, lejos del ropaje de lo políticamente correcto y de las modas ideológicas, entonces se producirá la auténtica confluencia de culturas.

Víctor Corcoba

Ciudadano de Torreón

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...