17 de agosto de 2019 notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Verdades y rumores

EL AGENTE 007
sábado 13 de julio 2019, actualizada 7:38 am

Enlace copiado

Nuestros subagentes, disfrazados de humo blanco, nos informan que los panistas Guillermo Anaya, Jesús de León Tello, Jorge Zermeño y el que andaba ausente, Rodolfo Walss Aurioles, quien anduvo “sirviendo” del otro lado del Nazas, llevaron a cabo un cónclave bajo absoluto secreto donde se trataron diferentes temas relacionados con las decisiones políticas que habrá de tomar el partido blanquiazul rumbo a las elecciones para las diputaciones locales y la alcaldía de Torreón y, por lo que nos dicen nuestros subagentes infiltrados, que sin duda el punto más importante fue que los políticos de la cúpula panista decidieron hacer a su modo una versión lagunera del “TUCOM”, como el que una vez hicieron un grupo de resentidos priista para deshacerse de Roberto Madrazo, solo que el de acá es Todos Unidos Contra Marcelo (Torres Cofiño); y es que aseguran que en dicha reunión se expresaron de fea manera del diputado local y presidente de la Junta de Gobierno del Congreso del Estado de Coahuila, pues ven con malos ojos que un día sí y otro también aparezca desfilando como en pasarela frente a los medios de comunicación, esto por la amplísima cobertura que recibe don Marcelo, y que ha logrado posicionar su imagen.

Aunque no crea, estimado lector, que la prensa es la que lo busca por lo sesudos de sus análisis de la realidad coahuilense, sino porque el diputado aparece como por arte de magia en cuanto evento hay, sea del PRI, de Morena, de empresarios, científicos, o donde sea que haya cámaras, mejor dicho; cosa que ninguno de los otros panistas ha podido a pesar de tener años en la política, razón por la que no les parece que el susodicho actúe como si ya hubiera sido bendecido con la candidatura para dar la pelea por la alcaldía de la Perla de La Laguna y suceder a don Jorge, por lo que por unanimidad crearon el frente para a partir de ya hacerle la vida de cuadritos al interior del partido con el objetivo de sacarlo de la jugada y coartar sus aspiraciones, a decir de ellos, inmerecidas.

Pero siguiendo con los acuerdos de la reunión, dicen que el alcalde Zermeño y el hijo pródigo Rodolfo Walss “no dieron paso sin huarache”, pues, como era de esperarse, pusieron sus condiciones al dúo dinámico blanquiazul conformado por el cartucho quemado... Perdón, expresidente municipal, senador, diputado, funcionario, eterno candidato, etcétera, etcétera, Guillermo Anaya, y el presidente espurio... Perdón, presidente estatal del PAN, Jesús de León Tello, para apoyarlos en el TUCOM contra Torres Cofiño, por lo que las hadas madrinas don Memo y don Chuy prometieron a Zermeño que con sus varitas mágicas le otorgarían desde ya una diputación plurinominal para su pupila Natalia Virgil Orona, mientras que a don Rodolfo le prometieron otra y de esta forma salvarlo de pasar a vivir en el error ahora que se le acabará la ubre en Gómez Palacio, por lo que ni tardos ni perezosos ambos personajes aceptaron, olvidaron viejas enemistades y brindaron por los grandes acuerdos alcanzados.

Y hablando del Ayuntamiento de Torreón, parece que el alcalde Jorge Zermeño aprendió muy bien eso del arte distractor de combinar discurso público con señalamientos a la incómoda prensa, al puro estilo del presidente Andrés Manuel López Obrador en las mañaneras, que bautizó a la prensa de “fifí” por cuestionarlo. Don Jorge se molestó mucho porque, según él, los medios les dan más líneas a los señalamientos de la oposición que a las obras que realiza su administración. Pero lo que el edil no sabe, o al menos no le cuentan, es que cuando un reportero busca respuestas a través del departamento de comunicación social, la oficina contesta con escueto boletín, que además de llegar tarde genera más dudas que respuestas. Y es que eso de prohibir a sus funcionarios hacer declaraciones los tiene “ciscados”. El caso más reciente: el director de Servicios Públicos, Eduardo Sáenz, quien “como dice una cosa dice otra”, ya que a inicios de mes durante la presentación de la “renovación” de materiales para PASA declaró que la empresa había invertido 1.3 millones de pesillos para estrenar un equipo que resultó de segunda mano; luego el funcionario se desdijo, y afirmó que nunca de los nuncas había dicho que eran vehículos nuevos, por lo que ahora aclaró que eran equipos de “apoyo”. Nuestros subagentes, disfrazados de elevador descompuesto en la presidencia municipal, nos informan que ya son varios los directores que culpan de estas pifias a los integrantes de la abultada nómina del director de comunicación, Antonio Zamarrón, e incluso son sus mismos compañeros directores, los que han señalado que los encargados de comunicación prefieren utilizar las redes sociales para “quemar” adversarios que para brindar información. ¿Será por eso que los boletines los mandan tarde?

Como si fuera un curso de verano para niños, a quienes tuvieron que explicarles con peras y manzanas, además de las más avanzadas técnicas de manualidades, la forma en la que este domingo tendrán una especie de simulacro electoral para renovar su estructura base fue a los militantes del agonizante Partido Revolucionario Institucional, quienes este domingo harán un ejercicio “democrático” de renovación. Los subagentes, que todo lo oyen, explican que como el jefazo del tricolor Eduardo Olmos anda intentando rescatar la campaña del ‘exgóber’ de Campeche Alito Moreno en su desesperada búsqueda de la dirigencia nacional del tricolor, dejó el partido en manos de dos grises exfuncionarios municipales, Olivia Martínez y Fernando Villarreal, quienes no dieron pie con bola tratando de explicar cómo será este miniproceso. Nuestros subagentes, disfrazados de butacas desgastadas, cuentan que mientras don Fernando intentaba explicar el método de estas elecciones, al estilo Cachirulo, los presentes hacían cara de “what?” tratando de interpretar sus palabras y las de doña Olivia, logrando poner en modo pánico a los desconcertados militantes, que no sabían si reír o salir corriendo a buscar cobijo en Morena.

Aunque algunos miembros del tricolor cuentan que lo que casi, ¡casi!, los hace saltar del barco es tener que lidiar con las institucionales y dinosáuricas ideas del socialité saltillense Samuel Rodríguez, quien, como nunca sale de su búnker en el edificio Coahuila a no ser que sea para farolear en algún evento de la farándula lagunera, no se ha dado cuenta de que las formas de hacer política ya evolucionaron y, como al PRI no es que le crean mucho que digamos, sus sesudas técnicas ochenteras de la despensa, la tradicional playera con el emblema tricolor o los tinacos parecen no caerles del todo bien a quienes andan tratando de convencer al respetable con eso del “nuevo” PRI, al punto de que muchos han dicho que con esas ayudas lo más seguro es que el tricolor en lugar de recuperar Torreón termine peleando por no perder el registro.

A los que se les está haciendo bolas el engrudo son los encargados de la seguridad en La Laguna de Durango, y es que cuando se trata de brindar información sobre el complicado momento que se vive al otro lado del Nazas, ni siquiera el mando militar sabe qué decir, a pesar de ser un modelo tan cacareado a nivel nacional y ejemplo dizque de “coordinación”. Para la muestra baste un botón, luego de que las autoridades estatales de salieran a decir que eso de los secuestros no era cierto, que eran puras ‘fakenews’ y que, por el contrario, tanto Lerdo como Gómez Palacio vivíamos en un paraíso donde todo era paz y armonía, el pasado jueves, mientras el general Enrique Hernández Cisneros declaraba a los medios que el tema de las privaciones de la libertad estaba resuelto, otro empresario de transporte era retenido contra su voluntad y afortunadamente liberado horas más tarde; mientras que ayer, de nueva cuenta sucedió un hecho similar a otro empresario transportista de la región. Por lo que la pregunta del millón sigue siendo: ¿qué está pasando en La Laguna de Durango? Y es que mientras las autoridades municipales de las hermanas repúblicas de Gómez Palacio y Lerdo se lavan literalmente las manos con el tradicional “no es competencia del Municipio”, la Fiscalía del Estado sigue en mutis, contagiando incluso al ‘góber’ José Rosas Aispuro, quien sigue sin considerar esta serie de situaciones, de por sí harto complicadas, un tema que no merece explicación alguna del Ejecutivo. Lo cierto es que en calidad de mientras, la ciudadanía cada vez está más inquieta por estos hechos.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...