20 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Columnas la Laguna

PARADIGMAS DEL AGUA

SE REQUIERE UN PLAN RECTOR DE DRENAJE PLUVIAL PARA LA CIUDAD DE TORREÓN

RAÚL CUÉLLAR CHÁVEZ
viernes 12 de julio 2019, actualizada 7:41 am


Enlace copiado

Algunos habitantes de las colonias afectadas por las inundaciones en años anteriores, exigen la construcción de inmediato (a corto plazo) un sistema de drenaje pluvial integral. Sin embargo, si se cuantifican todas las obras requeridas se puede estimar que la inversión oscila entre 800 a 1,000 millones de pesos, monto imposible de obtener en una sola administración municipal. Estas obras se tienen que programar para su ejecución en varios años y administraciones municipales.

Más que elaborar un macro-proyecto de muy alta inversión pero con poca viabilidad, se necesita establecer un plan rector del sistema de drenaje pluvial que se vaya ejecutando por etapas con proyectos factibles de realizar año con año. Si desde hace 10 años se hubieran programado dichos proyectos, ahora ya se tendría un avance importante en el sistema de drenaje pluvial.

Numerosos intentos se han realizado para resolver este problema en forma integral, sin embargo debido a que estamos en una región semidesértica con lluvias poco frecuentes y a los altos costos de inversión de los colectores pluviales requeridos, la mayoría de los proyectos se han ido difiriendo al no programarlos por etapas en un tiempo mayor a la duración de las administraciones municipales y estatales. Las obras pluviales realizadas han sido numerosas pero aisladas y dispersas.

Desde sus inicios, la urbanización de Torreón se fue diseñando para que los escurrimientos pluviales fluyeran en la superficie de las calles hacia el cauce del río Nazas, a algunos canales de riego y a las áreas verdes de parques y jardines. Con el tiempo, la pavimentación de las calles y la construcción de nuevas avenidas fueron obstaculizando dichos flujos hasta provocar encharcamientos e inundaciones en diversos sitios de la ciudad.

Ahora las autoridades municipales actuales cuentan con un plan, que inicialmente se basa en el diseño conceptual y la ingeniería básica de un proyecto integral que permita eliminar las inundaciones en las zonas críticas de la ciudad, que podría ser en principio el plan rector del sistema de drenaje pluvial, cuya construcción va a requerir varios años.

Las soluciones varían desde las acciones de rehabilitación, mantenimiento y operación de las obras existentes, como cárcamos de bombeo y conducciones pluviales, hasta la construcción de grandes colectores pluviales. En las propuestas se incluyen desfogues al río Nazas y sus antiguos cauces, a parques y jardines, por infiltración al subsuelo con pozos de absorción y descargas a canales de riego actuales y otros fuera de operación.

Es importante destacar que falta la creación de una dependencia municipal que coordine, supervise y opere las obras pluviales existentes y proyectadas. El tamaño de la ciudad y los problemas ocasionados por las lluvias torrenciales lo justifican. Se trata de corregir un círculo vicioso que ha existido entre el SIMAS y Obras Públicas Municipales y Estatales, con el fin de cuidar y controlar la infraestructura actual y futura, no sólo cuando llueve y hay emergencias, si no durante todo el año.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...