17 de agosto de 2019 notifications
menu desktop_windows
Columnas Social

Familia sirviendo a la vida

GERMÁN DE LA CRUZ CARRIZALES
viernes 12 de julio 2019, actualizada 8:42 am


Enlace copiado

DESPERTAR... ES

EL JUICIO 2ª. PARTE CONTINUACIÓN…

"Cuando juzgo me separo". Cuando juzgo, o cuando quiero cambiar las cosas de cómo son y no puedo hacerlo, entonces busco otro camino, otra salida. Aquí está la razón de tanto divorcio actualmente, pues cuando quiero cambiar a mi cónyuge (a mi gusto) y por alguna razón esto es imposible, de alguna manera busco la separación. Posiblemente empiecen por dormir en camas separadas, luego en habitaciones separadas, en hogares separados, hasta que llega la separación legal (o el divorcio). Conozco varios casos de parejas, que después de un fuerte disgusto o desavenencia en su vida conyugal, se han "castigado", mutuamente, durmiendo bajo el mismo techo, pero en habitaciones separadas. Esto lo hacen según ellos, por sus hijos, pero la realidad es que de todas maneras ellos lo sentirán y a su vez empezarán a hacerles "juicio". "No me separo de mi marido porque no sé hacer nada para independizarme, dependo de él, si no, hace cuánto me hubiera separado de este gordo", comentaba una señora con mucho odio en su mirada. Estoy de acuerdo en que muchas cosas que no nos gustan, pueden ser cambiadas, tal vez el carácter, la voluntad de hacer las cosas, el orden en la vida, etc., etc., pero también existen muchísimas más, que por más que quisiéramos, son imposibles de cambiar, como la muerte, el clima, la situación económica del país o del mundo, la reglamentación fiscal, nuestro físico, nuestro órgano sexual, el comportamiento de los demás, etc., etc., estas cosas, todo lo que tenemos que hacer es verlas y aceptarlas como son, buscar el punto de vista positivo y no angustiarnos ni molestarnos por ello.

Cuando usted, pueda decir y sentir acerca de todo lo que pasa a su alrededor. -Está bien - Podría ser peor - ¡Qué bueno que sucedió así! - entonces verdaderamente empezará a disfrutar la vida.

En un grupo en el que participamos, tuvimos una reunión en donde participábamos muchas personas, terminada la reunión nos retiramos, pues teníamos un compromiso más tarde. Al día siguiente nos enteramos que algunas personas incluyendo a los dirigentes de esa organización, comentaban con la persona que dio la plática, "Como haremos para sacar de este movimiento a estas personas y a su grupo", claro hay un juicio, algo que les molesta y por supuesto se crearon una idea por personas que han influido en ellos y ahora también a ellos les molesta y quieren deshacerse de eso, tiran la piedra y esconden la mano.

"El único remedio del juicio es el perdón". La única manera de salir verdaderamente de todos nuestros problemas, angustias y desajustes en nuestra vida, es perdonando, pero que sea un perdón verdadero, definitivo, total. Hay mucha gente que dice "perdono pero no olvido", es decir, que quieren, pero la realidad es que no pueden, pues posiblemente su odio o su juicio son mucho muy profundos.

Hace algún tiempo participaba en un grupo de oración, donde cada semana nos reuníamos, y una de las partes finales de esta reunión era rezar el "El Padre Nuestro". Una de las también asiduas asistentes, una persona mayor, en esta parte, abandonaba la sala y se dirigía a la habitación contigua, que se había acondicionado como cafetería, a esperar que saliéramos los demás participantes. Uno de los días, el guía no se pudo contener y le preguntó que cual era la razón de que no se quedara al "Padre Nuestro". - ¿Qué no es usted Católica?- Le interrogo-. Sí, claro que soy Católica, pero en el Padre Nuestro hay una sentencia que yo no puedo ni siquiera mencionar- contestó aquella dama. - ¿Cuál de ellas?- inquirió nuestra guía. -Ahí donde dice: "Perdona nuestras ofensas como nosotros perdonamos a quien nos ofende" - dijo casi llorando la mujer. - ¿Qué es muy grande su odio que no puede ni siquiera pensar en perdonar?- Volvió a la carga el instructor. - Pues verá usted- por fin se decidió a confesar - Mi hijo se enredó con una mujer mayor que él, y la embarazó y tuvo que dejar la escuela, pues ella lo obligó a que se casaran y tuvo que ponerse a trabajar para poder mantener su hogar, y eso no se lo perdonaré nunca- terminó llorando aquella ofendida madre.

Y usted, ¿Cuántas cosas tendrá en su mente que no puede perdonar? Otra señora que vino a platicar a la oficina, no le podía perdonar a su padre, que cuando murió su mamá, él se hubiera vuelto a casar y que a ella y a otra hermana las dejara en casa de la abuela. Ella no podía ver que su padre nunca se desentendió económicamente de ellas, que siempre estaba pendiente de sus necesidades, y cuando ya crecieron les heredó en vida, varias propiedades que les redituaron lo suficiente, pues el odio venía por haberlas abandonado. Era tanto el odio de esta mujer, que cuando se refería a su padre, no podía hacerlo ni con el nombre ni con la palabra "padre" o "papá", sino que lo mencionaba como "ese viejo ca…" después de hacerle ver que si no fuera por él y su madre, ella no habría nacido, que le dio la forma de desarrollarse, de estudiar, de que se había preocupado siempre por sus necesidades, etc., etc., por fin pudo decirle papá.

-Cierra los ojos -le dije relajándola- toma una respiración profunda, imagínate que tu padre está frente a ti, ahora dile "Papá, te amo". -Papá, te amo -repitió obediente. -Te acepto como eres -te acepto como eres- volvió a repetir, -te perdono tu abandono-… silencio -te perdono tu abandono- le insistí más fuerte. -…Silencio, pero con el dedo índice de su mano derecha hizo el movimiento de izquierda a derecha y de derecha a izquierda señalando "¡NO!". -¿No le puedes perdonar? -Pregunté incrédulo-, ella abrió los ojos, rasados en llanto y dijo: -Que Dios me castigue, pero "NUNCA" se lo perdonaré - dijo levantándose y saliendo de la oficina violentamente.

Continuará…

Dios les bendice y les acoge.

Despertar… es.

"La esperanza es algo bueno, tal vez lo mejor. Y lo bueno nunca muere. Estaré deseando que estas palabras te encuentren, y te encuentren bien". A la luz de nuestras familias, decía Jesús, "No me digas que me amas, dime cómo vives". "La familia que ora unida, permanece unida". INICIATIVA LAGUNA un proyecto de valor y de valores para los laguneros y el MUNDO.

Estoy a sus órdenes en la dirección electrónica: www.facebook.com/iniciativalaguna.comarcalagunera/ A través de Twitter: @Germandelacruzc Lo invito a visitar mi blog con más de 520 artículos de su interés: www.familia.blogsiglo.com.

"QUIEN NO VIVE PARA SERVIR, NO SIRVE PARA VIVIR".

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...