16 de julio de 2019 notifications
menu desktop_windows
Deportes

FIFA se pone 'ruda' contra el racismo

Árbitros podrán detener partidos ante estos actos

EFE
MADRID, ESPAÑA, viernes 12 de julio 2019, actualizada 8:18 am

Enlace copiado

El nuevo código disciplinario de FIFA, ideado por su director Legal, Emilio García Silvero, permitirá a los árbitros suspender un partido por incidentes racistas e incluso dar por perdido el encuentro al equipo infractor, en un texto innovador, que no tenía cambios significativos desde hace 15 años, y que apela a una mayor transparencia, pues sus acuerdos serán públicos en la nueva web.

Según se pudo saber, y en favor de hacer más visible el entorno disciplinario de la FIFA, algunos tipos de audiencias, las relacionadas con asuntos de dopaje y manipulación de partidos, serán públicas si las partes así lo solicitan y podrán ser seguidas incluso en 'streaming' desde cualquier rincón del mundo.

La edición del Código de 2019, ilustrado con una imagen de Fernando Hierro en el Mundial de Corea y Japón protestando una polémica decisión del árbitro Al-Ghandour, ha sido elaborado con la participación de las seis Confederaciones y otros grupos de interés del fútbol internacional. Fuentes de FIFA dijeron que con este manual el reto es situarse a la cabeza de la batalla contra esta "detestable vulneración de los derechos humanos fundamentales de las personas".

RACISMO, UNA CONSTANTE

El nuevo código disciplinario de la FIFA se endurece con sanciones que pueden llevar incluso a perder el partido a los clubes infractores y permite así luchar contra las manifestaciones racistas y xenófobas en los campos de fútbol que se han repetido en los últimos años, pese a las campañas a favor del respeto y la igualdad puestas en marcha desde distintos sectores.

El pasado 13 de abril, Gianni Infantino, presidente de la FIFA, publicó un comunicado en el que recordaba con tristeza la reciente "serie de incidentes racistas en el fútbol" y se mostró contundente al afirmar que "el racismo tiene que acabar. Punto final".

Estas declaraciones se producían un día después del encuentro entre el Dijon y el Amiens, de la liga francesa, en el que se paró unos minutos el juego como consecuencia de que el capitán del Amiens, Prince Gouano, recibió insultos racistas. Tanto la liga francesa (LFP) como la UEFA, condenaron los hechos y mostraron su apoyo a Gouano.

Infantino ha reiterado que es triste ver como se repiten los incidentes racistas en el fútbol. El racismo no tiene cabida en el fútbol, dijo, "al igual que tampoco tiene cabida en la sociedad".

Recientemente otros jugadores como Kalidou Koulibaly (Nápoles), Raheem Sterling (Manchester City) o Danny Rose (Tottenham), han sido insultados.

En España, en abril de 2014, el brasileño del Barcelona Dani Alves sufrió un incidente racista durante un partido contra el Villarreal, en el que un espectador le tiró un plátano cuando el jugador azulgrana iba a sacar un córner.

Alves respondió comiéndose el plátano justo antes de lanzar el saque de esquina ante la mirada atónita del juez de línea y del público.

A continuación las redes sociales se llenaron de mensajes de condena a la actuación del hombre que tiró el plátano y abogando por el respeto y el "No al racismo".

Eto'o, Nyom y Marcelo, entre otros, han sufrido actos similares al lanzamiento de un plátano que vivió Dani Alves.

El brasileño Alves y su compatriota Neymar se quejaron en más de una ocasión por los gritos proferidos por algún sector de la grada.

No son sucesos aislados. En los noventa, el lateral brasileño del Real Madrid Roberto Carlos denunció las ofensas de las que era objeto por parte de la hinchada, incluyo rayaron en su coche la palabra "macaco".

En 2000 Darío Silva, delantero uruguayo del Málaga CF, agredió a un aficionado del Real Oviedo, quien le había llamado "negro".

También en 2004, los jugadores ingleses Jermain Defoe y Andy Cole, ambos de raza negra, fueron objeto de insultos racistas durante el encuentro amistoso frente a España. La FIFA sancionó a la Federación Española con una multa de 60,000 euros.

En enero de este 2019, Samuel Eto'o, delantero camerunés y ex jugador del Barca, denunció racismo con los técnicos negros y afirmó, "nos ven como seres de segunda".

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...