14 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Deportes

Inglaterra y Estados Unidos van por la final

La primera invitada a la disputa por el título saldrá hoy

EFE
PARÍS, FRANCIA, martes 02 de julio 2019, actualizada 9:10 am

Enlace copiado

Pocas selecciones en el mundo se ven tan capaces de desafiar la supremacía estadounidense como la de Inglaterra, cuya ambición navega entre las botas de Lucy Bronze y el discurso de Phil Neville.

Sobre el césped y el banquillo una y otro lideran esta nueva y descarada generación de 'Lionesses', que promete no empequeñecerse cuando se enfrenten a las defensoras del título. Lyon pone en juego una plaza en la final del Mundial Femenil.

En esa orilla quieren verse Ellen White, Toni Duggan, Fran Kirby, Nikita Parris y compañía. El reto es colosal: el pase pasa por doblegar a la selección que presume de más entorchados (1991, 1999 y 2015), la única presente en las semifinales de los ocho campeonatos celebrados entre 1991 y 2019.

22

GOLES

han anotado las estadounidenses

en la Copa del Mundo que

Jill Ellis y el equipo norteamericano sostienen su favoritismo en su historial y su bagaje en Francia, donde la selección de Estados Unidos permanece invicta. Tailandia, Chile, Suecia, España y Francia sucumbieron a su poderío. En todos esos partidos, las defensoras del título siempre se pusieron con ventaja en el marcador antes del minuto 15.

Advertido de la capacidad que sus rivales tienen para decantar sus compromisos prácticamente desde el arranque, Phil Neville insistió en la necesidad de igualar su intensidad y de "no regalar la posesión a un bajo precio". Anunció, así, una batalla por el balón, que pertenecerá a aquel equipo que mande en el centro.

En esa zona Julie Ertz, Rose Lavelle y Samantha Mewis se toparán presumiblemente con la oposición de Jill Scott, Fran Kirby y Keira Walsh, aunque en cualquier rincón del campo la primera semifinal del Mundial de Francia regalará duelos a observar, ninguno tan atractivo como el que sostendrán la atacante estadounidense Megan Rapinoe y la lateral inglesa Lucy Bronze, referentes en uno y otro equipo.

La delantera del Seattle Reign aseguró que su lucha dialéctica con Donald Trump no la distraerá del objetivo de poner al bando de las barras y estrellas en la final del certamen. Por esa meta suspiran igualmente las Lionesses, a quienes todavía se les niega el anhelo de festejar un gran éxito. Se quedaron en las semifinales en el último Mundial (2015) y en la última Eurocopa (2017).

"Mis jugadoras quieren ganar. Si no obtenemos un buen resultado, nos sentiremos decepcionados y lo miraremos como un fracaso. No es que sea negativo sino que nuestras expectativas, nuestro deseo y nuestra confianza son grandes", expuso Phil Neville.

El empate (2-2) logrado en la pasada edición de la She Believes Cup convenció a las internacionales inglesas de que la gesta es posible. De ahí la prudencia mostrada por Jill Ellis. "Nos tendremos que ganar el derecho a seguir en el torneo", remarcó la seleccionadora estadounidense en rueda de prensa.

Para ella este duelo será especial. Nació en Portsmouth (Inglaterra). "Crecí jugando con niños en la escuela y con mi hermano en el patio de casa. En ese momento, no existían oportunidades de jugar fútbol. Eso es lo que realmente Estados Unidos me ha dado, el momento y la oportunidad de vestir por primera vez una equipación como futbolista. También me ha dado las herramientas para vivir una gran experiencia. Nunca creí que terminaría siendo entrenadora, nunca fue el plan", dijo en una concesión a la emotividad.

Más seria y tajante se mostró para rebajar la polémica suscitada por la presencia de dos miembros de la federación estadounidense en el hotel de concentración de la delegación inglesa en Lyon. Según explicó Jill Ellis, fueron vistos allí porque podrían alojarse en ese lugar de cara a una hipotética final. El Inglaterra-Estados Unidos es el paso previo.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...