16 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Columnas Finanzas

Contexto lagunero

Graduaciones

JUAN MANUEL GONZÁLEZ
lunes 01 de julio 2019, actualizada 7:51 am


Enlace copiado

Estamos en la temporada de graduaciones, ceremonias solemnes en las que muchos estudiantes celebran la terminación de alguna etapa de estudio. Graduaciones, de estudiantes que terminan sus carreras o terminan alguna especialidad o posgrado y que se enfrentan a un sentimiento de temor e incertidumbre ante el futuro, pero con un alto espíritu de entusiasmo por iniciar una nueva y retadora etapa de su vida. Una situación en la que, más que nunca, hacen falta palabras inspiradoras y un empujón de otros profesionales que impulsen a perseguir sueños. Es el momento de los discursos de graduación.

A continuación, presento extractos de discursos de graduación que han sido muy populares por su elocuencia inspiradora. Algunos famosos, líderes tecnológicos y genios de nuestra época, han presentado sus discursos a graduandos de algunas universidades de estados unidos, para aportar su granito de arena e inspirar a estos jóvenes, y, por qué no, para inspirarnos a todos con sus palabras que ayudan a prepararse para entrar en el duro mundo laboral. “No puedes conectar los puntos mirando hacia delante; sólo puedes conectarlos mirando hacia atrás. Por eso, tienes que confiar en que los puntos te conectarán de alguna manera en el futuro.

Tienes que confiar en algo –tu instinto, destino, vida, karma, lo que sea– porque creer en que los puntos se conectarán a lo largo del camino te dará la confianza para seguir a tu corazón, incluso cuando te lleva lejos del camino más usado. Y eso marcará la diferencia”.

“Es nuestra incapacidad para convertirnos en nuestro ideal lo que finalmente nos define y nos hace únicos. No es fácil, pero si aceptas la desgracia y la manejas, el fracaso percibido puede ser el catalizador de una profunda reinvención”.

“El conocimiento más inteligente y fuerte que ha surgido de los contratiempos significa que estas, para siempre, seguro de tu capacidad para sobrevivir. Nunca te conocerás a ti mismo verdaderamente, o la fuerza de tus relaciones, hasta que las hayas probado en la adversidad”.

“No dejes que tus miedos arrollen tus deseos. Deja que las barreras a las que te enfrentas –y ten por seguro que habrá barreras– sean externas, no internas. La fortuna favorece a los audaces, y te prometo que nunca sabrás de qué eres capaz, hasta que lo intentes”.

“La vida es una improvisación. No tienes ni idea de lo que va a pasar después, y la mayoría de las veces vas a hacer las cosas a medida que vas avanzando”. “Busca un grupo de gente que te rete y que inspire, pasa mucho tiempo con ellos, pégateles como chicle y cambiará tu vida. Nadie está aquí hoy por haberlo hecho por sí solo”.

“Sé que parece que el mundo se está desmoronando ahí fuera, pero es realmente un gran momento en tu vida para volverte un poco loco, seguir tu curiosidad y ser ambicioso. No abandones tus sueños.

¡El mundo te necesita!”

“Lo más importante en tu vida es vivirla con integridad y no abandonar ante la presión de los demás -no intentes ser algo que no eres-. Vive tu vida como una persona honesta y compasiva. Contribuye de alguna manera”.

“El secreto que he aprendido para salir adelante es estar abierto a las lecciones, lecciones de la universidad más grandiosa de todas: la vida misma”.

También hay discursos de graduación muy inspiradores y motivadores, de jóvenes mexicanos que se han graduado en esta temporada, como los fragmentos que menciono a continuación, los cuales se presentaron por el representante de los graduandos en la graduación de médicos internos de pregrado.

“Se que fue un año difícil, lleno de emociones y enseñanzas, de caídas, momentos de tristeza, frustración, depresión, enojo, ansiedad, impotencia y desesperanza, que pasamos muy malos momentos, en donde nuestro cuerpo solo pedía descansar y probablemente, huir. Pero también me queda claro que, gracias a todo ello, aprendimos a levantarnos, a mirar de frente y a seguir caminando. Es por eso que hoy estamos aquí”.

“Me siento verdaderamente orgulloso de formar parte de una generación de médicos que lucha día a día contra las adversidades que van surgiendo en el sistema de salud y en la población. Me siento infinitamente agradecido de formar parte de una generación que no tiene miedo de sentir y dejarse tocar el corazón por todo aquel paciente que atendemos, de una generación que no se deja vencer, al contrario, que lucha y sigue caminando.

No olvidemos nunca que la medicina es la más artística de las ciencias y la más científica de las artes, la medicina es el arte de hacer sentir bien”.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...