24 de agosto de 2019 notifications
menu desktop_windows
Gómez Palacio y Lerdo

Echó revesa…

ENFOQUE

RAÚL MUÑOZ DE LEÓN
domingo 30 de junio 2019, actualizada 11:55 am


Enlace copiado

Esporádicamente tengo comunicación telefónica con varios amigos que, siendo originarios de esta región, por razones laborales se encuentran fuera de la ciudad desde hace varios años y residen en diversos lugares de la República; lo hacemos porque nos interesa intercambiar información, impresiones y hacer comentarios sobre la situación política y social del terruño, de la región, del Estado, del país, incluso del mundo; en la relativamente extensa conversación que tenemos, abordamos temas varios de carácter cultural, educativo, económico y de otro tipo, pero siempre destacan, en la plática, los asuntos políticos. Alguien dijo, tal vez con razón, que "la política es una enfermedad crónica, contra la que no hay medicamento alguno que cure y sane a quien la padece".

En la última conversación que tuve con algunos de ellos, el tema espontáneo y natural, fue el relativo a la decisión que asumió el Presidente de la República, de cancelar el proyecto del Metrobús para la Laguna de Durango, acción que afecta a más de 125,000 habitantes de los municipios de Gómez Palacio y Lerdo.

Al analizar el tema, coincidimos en que la forma de proceder por parte del Presidente, reflejó una actitud autoritaria que no es propia de un sistema republicano y democrático, como suponemos que es el nuestro.

Tomar una decisión de tal importancia y trascendencia, basándose para ello en el alzamiento de la mano de unos cuantos, sin tener un apoyo técnico que valide la respuesta obtenida, demuestra en quien así actúa un carácter veleidoso y frívolo.

Pudiese tratarse del mejor proyecto, o del peor, u otro de cualquiera calidad; porque no es lo que se canceló lo que se critica, sino la forma de hacerlo. Como quiera que haya sido; de lo que no queda duda, es que se trata de un acto inequitativo y antidemocrático.

En un momento dado de la plática, uno de mis interlocutores, molesto e indignado; valiente y temerario, como es, lanza la pregunta: "¿Oye, y el gobernador, que dice?". Según información de los diarios, el gobernador de Durango, sorprendido por la decisión del Presidente, declaró que el Ejecutivo Federal no estaba debidamente informado sobre la situación, que sus asesores no están cumpliendo con su función, al no proporcionarle a su jefe, la suficiente, completa y oportuna información sobre este tema, que lo llevó a proceder en la forma en que lo hizo. Dijo además, que él seguirá insistiendo y haciendo gestiones para obtener los recursos federales para el Metrobús en la Laguna de Durango, y buscará la forma de comentarle al presidente la realidad de las cosas.

Pero, ¿qué opinan los senadores, los diputados federales, por Durango; los diputados del Congreso del Estado, todos los que en su momento han pedido el voto ciudadano?; cuál es su postura y qué actitud han asumido respecto de esta absurda, atropelladora e impopular decisión presidencial? ¿Se quedarán callados ante este avasallamiento contra la dignidad de los laguneros de Gómez Palacio y Lerdo?

Parece que el Ejecutivo Federal "echó reversa" al proponer una Consulta a la población sobre la necesidad y conveniencia del Metrobús para Gómez Palacio y Lerdo, dejando sin efecto la suspensión que había decretado del proyecto en comento.

Con esta propuesta de Consulta, el Presidente está reconociendo implícitamente que hubo equivocación al decidir que se cancelara el proyecto del sistema colectivo de transporte para la Laguna de Durango, equivocación generada por sus propios asesores, al no proporcionarle la correcta, oportuna y veraz información sobre este tema, que no es de menor importancia. Queremos pensar que efectivamente la decisión presidencial fue una equivocación, producto de una mala información de quienes deben proporcionársela, y no consecuencia de un acto intencionado de hacer daño a la ciudadanía duranguense de La Laguna.

La sociedad lagunera de Durango espera un pronunciamiento público de sus senadores, diputados federales y de sus diputados al Congreso Estatal; que los legisladores federales y locales, usen la tribuna de sus respectivas cámaras, para informar al país de la situación real que se vive en la Laguna duranguense en materia del transporte público; que se manifiesten como auténticos representantes populares; legítimos y valientes defensores de los derechos e intereses de la población que representan.

Que le proporcionen al presidente de la República toda la información necesaria, perfectamente documentada, avalada con los estudios físicos, técnicos y financieros que permitieron a los responsables de la planeación y ejecución de dichos trabajos considerarlo como un proyecto viable, que cubre las necesidades de movilidad urbana de los ciudadanos de Lerdo y Gómez; proyecto tan importante como el de la Laguna de Coahuila, que lleva ya un gran porcentaje de avance, según la información publicada en los medios.

Que digan al Ejecutivo Federal que somos una zona conurbada, una sola unidad geográfica, una región con necesidades y problemas comunes, y aunque pertenecemos a dos entidades federativas distintas, con problemas específicos propios, nos une una historia afín; y lo más importante: que de prosperar la decisión del presidente de la República, será una incongruencia política, económica y administrativa, el que haya en la Laguna de Coahuila un Sistema de Transporte Colectivo, financiado con recursos públicos de la Federación; y que la Comarca Lagunera de Durango, con los mismos derechos y necesidades carezca de este servicio, sólo porque no se haya asesorado correctamente al Titular del Ejecutivo Federal, quien es el que autoriza los recursos.

Esta es una excelente oportunidad y un motivo espléndido, señor gobernador y señores legisladores para demostrar que en ustedes la población lagunera de Durango tiene a leales y valientes representantes y defensores de sus intereses y derechos; que actuarán en función de la situación que aquí se vive; así evitaremos aceptar como cierto lo que muchos afirman, parodiando a Porfirio Díaz (Pobre de México, tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos): "Pobre de Gómez Palacio, tan lejos de Durango y tan cerca de Torreón".

[email protected]
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...