19 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Deportes

El draft de las leyendas

Michael Jordan y varios astros llegaron a la NBA en 1984

AGUSTÍN PÉREZ BRUNET/EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAHUILA, domingo 23 de junio 2019, actualizada 10:54 am

Enlace copiado

Hace poco más de 35 años, el 19 de junio de 1984, cambió la historia del basquetbol.

En el Draft de aquel año, llegó a la NBA el mejor jugador en la historia de este deporte: Michael Jordan. Pero no arribó solo, llegó acompañado de varias estrellas que brillarían intensamente en el mejor basquetbol del mundo en los siguientes años.

Tras haber ganado un "volado" a los Trail Blazers de Portland, por segundo año consecutivo, los Rockets de Houston tenían la primera selección, un año antes habían elegido a Ralph Sampson, un centro de 2,24 metros de Virginia, que había ganado el premio al Novato del Año.

En 1984 no resistieron la tentación de seleccionar a Hakeem Olajuwon, un pívot nigeriano de 2,13 metros de estatura que brilló con la Universidad de Houston y que esperaban que formara el dúo de las "Torres gemelas" junto a Sampson.

Olajuwon fue de impacto inmediato para los Rockets, y apenas en su segunda temporada llegó a las Finales, donde Houston cayó 4 juegos a 2 ante los poderosos Celtics de Larry Bird, Robert Parish y Kevin McHale.

"The Dream", como se le conocía a Olajuwon, logró un par de títulos con los Rockets en las temporadas 1993-94 y 1994-95, superando 4-3 a los Knicks y luego barriendo 4-0 al Magic de Orlando. En ambas finales obtuvo el premio al Jugador Más Valioso.

Tras obtener la nacionalidad estadounidense formó parte del "Dream Team" que ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996.

Olajuwon entró al Salón de la Fama del basquetbol en 2008.

MALA DECISIÓN

Sam Bowie siempre será recordado por ser el jugador que fue elegido antes de Michael Jordan, y los Trail Blazers por ser el equipo que dejó pasar a "Air Jordan".

Bowie era un centro de 2,16 metros de altura con historial de lesiones en el colegial, pero aun así, Portland lo eligió en la segunda selección, dejando pasar a Jordan, porque tenían en su equipo a Clyde Drexler, un jugador de características similares a Michael.

La carrera de Bowie en la NBA estuvo marcada por las lesiones, solo estuvo cuatro temporadas con Portland (una como titular) y diez en total, siendo su mejor campaña la de 1989-90 con Nueva Jersey, al conseguir 14.7 puntos por juego y bajar 10.1 rebotes.

SE SACAN LA LOTERÍA

Llegó el turno para los Toros de Chicago, que habían terminado la temporada anterior con marca de 27- 55, y quienes no dudaron en elegir a Michael Jordan, un escolta de 1,98 metros que brilló con la Universidad de Carolina del Norte.

En su primera temporada como profesional, Jordan ganó el premio al Novato del Año con un promedio de 28.2 puntos por partido, llegó al playoff con Chicago, pero se despidieron en primera ronda ante los Bucks.

Las siguientes cinco temporadas los Toros llegaron a la postemporada, pero no pudieron alzarse con el título, perdiendo en dos veces seguidas ante Pistones de Detroit en la final de la conferencia del Este (1988-89 y 1989-90).

La campaña siguiente, el segundo año del coach Phil Jackson con el equipo, los Toros se vengaron de los Pistones al barrerlos en las finales del Este y así comenzar con su dinastía, al imponerse 4-1 a los Lakers de Los Ángeles para lograr el campeonato. Obtuvieron otros dos títulos al vencer a los Trail Blazers y a los Soles de Phoenix, para sumar tres campeonatos al hilo.

ANUNCIO SORPRESA

Algunos meses después del asesinato de su padre, en octubre de 1993, Michael Jordan anunciaba su retiro de las duelas para jugar beisbol y cumplirle una promesa a su papá.

Jordan dijo que perdió la motivación en el basquetbol y se enroló con el equipo de ligas menores de los Medias Blancas de Chicago, donde apenas bateó .202 con tres cuadrangulares. Tras una temporada, Jordan anuncia su regreso para la temporada 1994-95, el equipo entra al playoff, pero es eliminado por el Magic de Orlando en las semifinales de la Conferencia del Este.

A la siguiente campaña, con la adición de Dennis Rodman, y aún con su inseparable compañero Scottie Pippen, los Toros se coronarían tras derrotar a Supersónicos de Seattle y se convertirían nuevamente en tricampeones luego de despachar en par de ocasiones al Jazz.

Tras su sexto título, Jordan anunció nuevamente su retiro, luego volvió a los 38 años para jugar un par de temporadas con los Wizards de Washington, sin pasar al playoff.

Entre algunos de sus logros más importantes, Jordan ganó un par de veces la medalla de oro olímpica con Estados Unidos (1984, 1992), fue seis veces el Jugador Más Valioso de las Finales y cinco veces el Jugador Más Valioso de la temporada. Entró al Salón de la Fama en 2009.

'SIR CHARLES'

Otra gran estrella seleccionada en el Draft de 1984 fue Charles Barkley, quien fue elegido en el puesto 5 por los 76ers.

De sus ocho temporadas con Filadelfia, Barkley alcanzó los playoffs en seis, pero fue hasta la campaña 1992-93, cuando fue cambiado a los Soles de Phoenix, que estuvo más cerca del título, al perder en las Finales 4-2 contra los Toros de Chicago. En ese año, Barkley recibió el reconocimiento al Jugador Más Valioso de la campaña.

"Sir Charles" jugó tres años más con los Soles, antes de cambiarse a los Rockets de Houston, equipo con el que llegó a la serie final del Oeste en su primera campaña, cayendo 4-2 ante el Jazz de Utah. Su actividad bajó en las últimas dos temporadas con los Rockets y se retiró a los 36 años.

Barkley nunca se coronó en la NBA, pero logró la medalla de oro con Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 y Atlanta 1996.

Fue elegido al Salón de la Fama en 2006.

EL 'DESCONOCIDO'

Cuando el Jazz de Utah seleccionó a John Stockton, un base de 1,85 metros, en el puesto 16, la mayoría de los aficionados no tenían conocimiento del egresado de la Universidad de Gonzaga. Sin embargo, el jugador acabó disputando 19 temporadas con el equipo, y en todas calificó a la postemporada.

Fue hasta la cuarta campaña que Stockton destacó con el Jazz, brillando más por la cantidad de asistencias que daba por partido, tanto así que es el líder histórico de la NBA con 15,806 asistencias.

Al igual que Barkley, Stockton no pudo alzarse con el título de la NBA, junto a su inseparable compañero Karl Malone estuvo muy cerca de obtener el ansiado campeonato, pero Utah no pudo con los Toros de Chicago en las Finales de las campañas 1996-97 y 1997-98.

Stockton fue líder de asistencias de la NBA en nueve campañas consecutivas (1988-1996) y ganó el oro con Estados Unidos en Barcelona 1992 y Atlanta 1996. Entró al Salón de la Fama en 2009.

TAMBIÉN SCHMIDT

Hay otro jugador seleccionado en el Draft de 1984 que está en el Salón de la Fama, es el brasileño Oscar Schmidt, quien fue elegido en la sexta ronda por los Nets de Nueva Jersey, aunque nunca jugó en la NBA.

Schmidt se destacó por su carrera en clubes europeos y de su país, y se retiró a los 45 años con 49,703 puntos anotados, una marca en el baloncesto mundial.

Schmidt jugó cinco Juegos Olímpicos y se coronó en Juegos Panamericanos al derrotar a los Estados Unidos en los Juegos Panamericanos de Indianápolis 1987. El brasileño ingresó al Salón de la Fama en 2013.

El Draft de 1984, fue tan especial, que hasta el legendario velocista y saltador Carl Lewis fue seleccionado por los Toros en el puesto 208, aunque nunca jugó en la NBA. Lewis también fue "drafteado" ese año en la NFL (por Dallas), aunque tampoco jugó.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...