22 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Acuerdos

Diálogo

YAMIL DARWICH
jueves 20 de junio 2019, actualizada 7:35 am


Enlace copiado

¿Cree usted que se puede ganar perdiendo? Dialoguemos entre lo ganado y perdido con el acuerdo que México alcanzó con los EUA, para detener la amenaza trumpista de incrementar un 5 % en los aranceles de nuestros productos, que según Census Bureau, llegarían a sumar 270,000 mdd.

Particularmente para Coahuila, pudiera ocasionarnos un serio deterioro económico al ser el segundo estado exportador a EUA, cuyos productos representan un valor de 40 mil 905 mdd.

Así, parecieran buenas cuentas para nuestros intereses; habrá que descontar los costos del acuerdo, del que según Marcelo Ebrard "salimos con la dignidad intacta".

Hay datos no expuestos abiertamente, caso de las importaciones de productos agrícolas, que tendremos que aceptar, absorbiendo costos y ganancias de los norteamericanos versus el deterioro económico de nuestros agroindustriales. Ejemplo: Arancel del tomate: 17.5 %.

Curiosamente, el Gobierno federal anuncia "especiales impulsos a la agroindustria nacional", quizá un subsidio para compensar a los ofendidos, costos que también pagaremos todos los contribuyentes.

Aceptamos enviar 6,000 guardias nacionales a la frontera sur, de los 21,000 que pretenden reclutar en este año, con una inversión de entre 15,000 y 20,000 millones de pesos para capacitarlos y ponerlos en servicio al mediano plazo, hasta totalizar 80,000 elementos, además de no aplicarlos a muestra seguridad nacional -su justificación- tan agravada en los últimos meses. Si Pitágoras no miente, estamos sumando 150 mdp asignados, sin poder precisar la cantidad de dinero que costarán muertes y daños materiales por desatender a la criminalidad.

Nos hemos comprometido a retener a los inmigrantes centroamericanos, en tanto no se defina su situación migratoria ante EUA, trámites que pude llevar meses y hasta años; algunas fuentes citan más de un millón de personas que ingresarán a nuestro país al finalizar el 2019 -no se contabiliza la eficiencia en la contención por la GN- a quienes deberemos darles albergue, alimentación, seguridad, salud, capacitación y trabajo.

El salario mínimo del interior del país es de 102 pesos diarios, multiplicándolos por 1,000,000 representan 3,060 millones al mes, eso si todos trabajaran - no hay censos al respecto - y, considerando que el desempleo en México fue del 3.6 % en abril 2019, calcule el incremento ocasionado con la decisión tomada; Ebrard, anunció su triunfo al retener 90,000 empleos. Buen reto para los empresarios.

Estos acuerdos no son nuevos entre "el oso y el puerco espín", título del libro de Jeffrey Davidow, exembajador norteamericano. Recuerde nuestra historia, desde la independencia, cuando con intrigas politiqueras inició la gestión del robo -compra obligada para cubrir leyes internacionales- de la mitad de nuestro territorio nacional; considere los acuerdos a los que hemos sido obligados -sobresale el de Bucareli, firmado en 1923, en el que nos comprometimos a dar mucho recibiendo casi nada-; agregue su intervencionismo favorecedor la inestabilidad nacional, inclusive apoyando guerras internas y derrocamientos -prácticamente todos los casos- donde los mexicanos hemos aportado vidas, sangre, recursos nacionales y exclusividades de negocios, con declaraciones polítiqueras de promesas de cambios y acciones para salir de la pobreza.

Incluya los muchos acuerdos "en lo oscurito", limitando nuestras oportunidades de negocio y/o no generar productos que amenacen al norteamericano. Así, aún existe información retenida por "seguridad nacional", hasta por períodos de 20 años.

Desde luego que no todo es culpa de los vecinos del norte, también han participado los antipatriotas mexicanos que han aceptado firmar convenios y acuerdos que dañan a México, en muchos casos recibiendo prebendas que van desde dineros hasta las especies. Traiga a la memoria a aquellos diputados que firmaron, cediendo territorio nacional y recibiendo beneficios personales.

No dude: de nueva cuenta nos obligan a ser "su patio trasero" y a cargar con la responsabilidad de alcanzar mayor bienestar general para ellos; como ejemplo, recuerde que los norteamericanos son los mayores consumidores de drogas, reconociendo que muchas de ellas pasan por las fronteras con México, pero señalándonos como únicos responsables de detenerlas; en tanto, muestran incapacidad al vigilar sus fronteras e ineficiencia con sus cuerpos de seguridad para controlarlas al interior de su país. Cayó el Chapo, por ejemplo, pero no hemos sabido de un Smith, Robertson o cualquier apellido anglo, acusado como narcotraficante destacado. Es curioso que en ese 'negocito' no metan mano… ¿Verdad?

Es tiempo en que empieza a "calentarse" el ambiente electoral de EUA y, sin duda, Trump quiere sumar otro período de populismo norteamericano y nosotros debemos ser, por fuerza, uno más de sus "patiños" hasta que logre su cometido, a pesar de insistirle, tímidamente, que queremos "amor y paz", cayendo la declaración en los oídos sordos del bravucón norteño.

Triste nuestra realidad que, como le atribuyen haber pronunciado al dictador Porfirio Díaz, "pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos.

Estemos atentos.

[email protected]
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...