20 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Coahuila

'No es exagerado decir que sí viene una crisis humanitaria'

Asegura Obispo de Piedras Negras

RENÉ ARELLANO / EL SIGLO COAHUILA
PIEDRAS NEGRAS, COAH , miércoles 12 de junio 2019, actualizada 2:04 pm

Enlace copiado

Para la iglesia católica en México los migrantes son una prioridad y ante las nuevas acciones que implementará el gobierno de los Estados Unidos de deportar a nuestro país a los inmigrantes que están solicitando asilo político, se prevé una crisis humanitaria y buscarán cómo apoyar ante esta nueva realidad que se vive en la frontera.

“Yo creo que no es exagerado decir que sí viene una crisis, definitivamente va a llegar. Pero, pues el asunto es cómo enfrentarla, no nos vamos a quedar cruzados de brazos, ni a decir que lástima y ver qué pasa. Aquí el asunto es que todos sumemos”, manifestó Alonso Gerardo Garza Treviño, Obispo de la Diócesis de Piedras Negras.

Lo anterior, al cuestionarle sobre las medidas que ha anunciado Estados Unidos en materia migratoria, ante el incremento de inmigrantes que han sido detenidos por ingresar de forma ilegal, así como el aumento en las solicitudes de asilo político.

Garza Treviño recordó que, anteriormente, los Obispos de la frontera de Texas y México habían acordado defender que los migrantes que estaban en espera de asilo, los que ya habían presentado su solicitud, permanecieran en Estados Unidos.

Detalló que para ello se elaboró un documento donde expusieron las razones que consideraron necesarias para que permanecieran en Estados Unidos, entre ellas que todos tienen con quien vivir, ya sea una familia, un amigo; además de tener acceso a un abogado. Lo cual no tendrán estando en México y que los llevará a vivir una situación muy difícil.

El Obispo de la Diócesis de Piedras Negras consideró que, debido a estas nuevas condiciones para los inmigrantes, será necesario reunirse nuevamente para establecer exactamente cómo van a colaborar con las instituciones.

“Nos obliga a replantearnos, porque el tener dos, tres casas de migrantes como es el caso de la iglesia católica aquí, pues va a ser una gotita en el desierto. Antes más o menos junto con las demás casas del migrante alcanzábamos a atender a los que llegaban, pero ahora con toda esta gente que va a venirse, todavía no sabemos cuántos porque se habla de miles, no se habla de cientos”, dijo Alonso Gerardo Garza.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...