14 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Columnas Social

Las palabras tienen la palabra

La carabela no lo era

COLÚMNA POSTUMA DE JUAN RECAREDO
sábado 08 de junio 2019, actualizada 8:59 am


Enlace copiado

Cuando llegó Colón a costas americanas, ya sabemos que "no lo hizo adrede". El muy despistado creía que había llegado a Las Indias. Luego, se puso a explorar el litoral de las tierras descubiertas, y si me perdona usted una expresión vulgar, diría que "la cajeteó", porque la Santa María era una embarcación relativamente grande, tenía bodega y acercarse con ella a la costa era arriesgado y podía pasar lo que en realidad pasó, ¿qué es lo que pasó? Que la Santa María encalló y ahí tiene usted a don Cristóbal y a sus cansados marineros trabajando y pujando ahora sí que para sacarla a flote.

La verdad de las cosas es que la Santa María no era carabela. No, las carabelas eran barquitos muy pequeños y no tenían ni una bodeguita para guardar cosas. ¡Imagínese viajar más de dos meses ahí en ese barquichuelo, conviviendo con los marineros que no se distinguían por ser muy aseados y llevando todas las provisiones y equipo ahí mismo!

Entonces, quedamos en que la Santa María no era carabela. Era una nao. Ya sabemos que nao quiere decir "nave", pero así se le llamaba a ese tipo de embarcación que sí tenía bodega y que era un poco más grande que las dichosas carabelas.

Si buscamos la palabra "nao" en el Diccionario de la Real Academia Española, veremos que viene del catalán nau y que significa nave en general, pero también trae un segundo significado que se refiere a una embarcación de cubierta y con velas, que podía ser de guerra o mercante. Por eso le digo que hemos vivido engañados más de 500 años: las carabelas de Colón eran dos: La Pinta y La Niña. La Santa María era nao, no era carabela.

En el mismo Diccionario, la carabela está definida como una embarcación muy ligera, larga y estrecha y dice que la palabra carabela viene del portugués o del gallego caravella, que a su vez viene de una palabra griega que significa barco ligero. Pero si nos metemos más a lo hondo nos encontramos con que la palabra carabela viene del griego karabós, que se refiere a un escarabajo o langosta de mar.

Pues le confieso que no conozco las langostas de mar, pero los escarabajos sí y muy bien y efectivamente, sin velas, la carabela parece un escarabajo de esos de aspecto horroroso que nos encontramos alguna mañana pataleando boca arriba. Claro, me refiero al animalito, no a mí.

La nostalgia trae a mi mente cuando estaba en cuarto año de primaria y recuerdo que, al tener la primera noticia de que "El 3 de agosto de 1492, Colón salió del Puerto de Palos en tres carabelas", la primera asociación mental que hice fue de carabela con calavera, porque ya ve usted como es la fonética, o sea, "que ambas palabras me sonaron muy parecidas y se me confundían", pero ahora ya no.

Ahora estoy muy consciente de que la palabra calavera viene del latín calvaria, que se refiere al cráneo.

Soy don Juan Recaredo… compártame sus dudas y comentarios: [email protected] Twitter: @donjuanrecaredo.

ME PREGUNTA:

Luis Escalante: ¿Por qué acentúan la palabra cartel y dicen "cártel" cuando se refieren a las organizaciones criminales?

LE RESPONDO:

La palabra Cártel viene del alemán Kartell y es un convenio entre varias empresas similares para evitar la mutua competencia y regular la producción, venta y precios en determinado campo industrial. También, se define como una organización ilícita vinculada al tráfico de drogas o de armas.

LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA:

La lectura es el viaje de los que no pueden tomar un tren o un avión.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...