21 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Columnas Social

Las palabras tienen la palabra

Los íconos de las emociones

COLÚMNA POSTUMA DE JUAN RECAREDO
viernes 07 de junio 2019, actualizada 9:56 am


Enlace copiado

Corría el mes de septiembre de 1982 cuando el científico en computación, Scott Fahlman, que trabajaba en su oficina de la Universidad Carnegie Mellon -en la ciudad de Pittsburgh, EE. UU.-, vio que entre los mensajes electrónicos alguien había puesto otra broma. Como cinco años atrás ya se había inventado el correo electrónico -aunque todavía no era popular para nosotros a falta de Internet- los que lo usaban tenían su "tablero de mensajes", lo que ahora sería el famoso inbox o "bandeja de entrada".

"¡Ah qué chamacos tan pícaros! No hacen memes nomás porque todavía no se inventan…". No existía internet, sólo las redes que conectaban a los servicios militares y a las instituciones educativas y de investigación. El caso es que se estaba volviendo un problema, porque "la banda", o sea, la gente ya le había agarrado gusto a hacer bromitas por este medio.

Un día como que mi compadre Scott se hartó y les envió un mail a sus colegas. Decía:

"Oigan raza -porque era norteño, Scott-:

Pues muy chistosas las bromitas que andan mandando, pero mi inbox, que todavía ni se llama así, está lleno de mensajes de broma y luego ya no distingo entre los de verdad y las 'vaciladas'. Propongo usar la siguiente secuencia de caracteres para marcar las que son bromas:

: - )

Favor de leerlo así 'de ladito', con la cabeza inclinada. De hecho, probablemente sería más práctico marcar los mensajes que NO son bromas, dada la tendencia actual. Para hacer esto, favor de usar:

: - (

Gracias por su atención".

Esta es la historia del supuesto origen de los emoticons, los que en español se llaman emoticonos y que usamos frecuentemente al comunicarnos por redes sociales o por algún servicio de mensajería instantánea como WhatsApp.

Algunos dicen que no fue una idea original del señor Scott, porque existen evidencias de que, desde 1969, el novelista ruso Vladimir Nabokov había escrito en el New York Times sobre "la necesidad de que exista una señal tipográfica especial para representar a la sonrisa… algo así como una marca tipo el paréntesis redondo".

Pues no sé, pero a mí me late que Scott fue el bueno en eso de los emoticons, que por cierto se llaman así gracias a que se juntan del inglés emotion, que es "sentimiento" o "emoción" y la palabra icon, que es un ícono - o icono -, un signo que tiene parecido al objeto que representa. Como el famoso : - ) que es una representación de la emoción de la sonrisa.

Y así ahora, me despido de usted ; - )

Soy don Juan Recaredo… compártame sus dudas y comentarios: [email protected] Twitter: @donjuanrecaredo.

ME PREGUNTA:

Gerónimo Lazcano: ¿Cuál es el origen de la palabra párvulo?

LE RESPONDO:

En latín, parvus es algo pequeño y parvulus es algo muy pequeño. De ahí que "párvulo" en español se refiera a un niño muy pequeño.

LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA:

Frase que mi abuelo nunca dijo: Sólo nos damos cuenta del valor del idioma cuando nos cobran los datos por kilobyte.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...