22 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Los sucesores de Aispuro

No hagas cosas buenas...

ENRIQUE IRAZOQUI
viernes 07 de junio 2019, actualizada 7:22 am

Enlace copiado

Los resultados de la pasada jornada electoral en el estado de Durango dan cuenta de las condiciones que se tendrán en la segunda parte del sexenio del gobernador José Rosas Aispuro Torres de cara a su propia sucesión.

Es importante recordar que hace tres años el entonces candidato por segunda ocasión a la titularidad del poder Ejecutivo estatal -en 2010 Aispuro Torres fue derrotado por el hoy defenestrado exgobernador priista Jorge Herrera Caldera, producto político de su mentor y también exgobernador y hoy senador por segunda ocasión, Ismael Hernández Deras- compitió bajo las siglas de su nuevo partido, el PAN, en alianza con el Partido de la Revolución Democrática y del partido Movimiento Ciudadano. Este último instituto político se convirtió en la franquicia electoral del hoy alcalde de Durango capital y senador con licencia, el oftalmólogo José Ramón Enríquez Herrera, quien justo hace tres años trabó una alianza con el hoy gobernador para enfrentar al partido de Estado de ese entonces, el PRI, al que lograron sacar finalmente del poder. Rosas Aispuro se hizo de la gubernatura y el propio doctor Enríquez se convirtió en alcalde de Durango.

La alianza electoral que celebraron estos dos personajes políticos de la entidad duró muy poco. Apenas asumieron sus cargos, el alcalde capitalino dio clara muestra de que su codicia política iba claramente por lo que había conseguido su aliado: la propia gubernatura, así que el doctor pronto marcó una clara división entre su Gobierno y el de Rosas, rompiendo claramente hasta la tradición del trato cordial entre el propio gobernador y el presidente municipal de la capital.

El año pasado, cuando se llevaron a cabo las elecciones para la presidencia de la república y con ello para la renovación del Congreso de la Unión, José Ramón Enríquez solicitó licencia para separarse temporalmente de la alcaldía y contender para el Senado de la república. Era claro que el edil era el cuadro más fuerte de la todavía alianza que lo había llevado a la presidencia municipal, así que el gobernador tuvo que soportarlo viendo cómo Enríquez Herrera encabezaba la dupla reglamentaria para esas elecciones.

La ola triunfante del partido del presidente Andrés Manuel López Obrador, que presentó a Gonzalo Yáñez y a Lilia Margarita Valdez Martínez, relegó a la segunda posición a la fórmula que encabeza el propio Enríquez, quien entró y finalmente consiguió su escaño senatorial al ser electo como primera minoría.

Así pues, apenas a las elecciones del pasado domingo el doctor José Ramón buscó la reelección municipal, solo que en esta ocasión lo hizo apartado de la alianza que lo había llevado a la alcaldía y llegó a la boleta solo por Movimiento Ciudadano. Eso hizo que tuviese que enfrentar al partido del gobernador, que mantuvo su coalición con el PRD y finalmente le propinó derrota a Enríquez.

El resultado no le favoreció en esta ocasión al alcalde y tendrá que dejar el cargo a la conclusión de su mandato constitucional, entregándole el mando al panista Jorge Salum.

En La Laguna se podría decir que la sorpresa la dio el PRI en Lerdo. ¿Quién diría que una victoria del otrora partidazo sería novedad? Pero el priista Homero Martínez retuvo la alcaldía, venciendo al expriista Ulises Adame, quien participó por Morena. La diferencia entre el primero y el segundo lugar fue apenas superior a los 500 votos.

A Gómez Palacio llegó la alternancia con Morena. Marina Vitela alcanzó la victoria dando cuenta de que el PRI en la industriosa ciudad también era vencible. Leticia Herrera Ale tendrá que entregar la alcaldía a un partido opositor al suyo, cosa que nunca le había sucedido.

Así pues, el triunfo de Salum en Durango lo sitúa a este como el candidato natural de Acción Nacional para suceder al propio Aispuro Torres en 2022. Por supuesto que José Enríquez estará también compitiendo, quizá lo haga en solitario por Movimiento Ciudadano o intente alguna maniobra por añadir más partidos políticos a su causa. Hay que recordar que el doctor intentó hacerse de la candidatura de Morena, cosa que obviamente no obtuvo. Gonzalo Yáñez se ve ahora como el más probable candidato de Morena, aunque Vitela, quien gobernará Gómez Palacio, tendrá también su foro de exposición.

El PRI no está claro. Luis Enrique Benítez, presidente estatal de ese partido, representa los intereses del grupo de Ismael Hernández Deras, antagónico de Leticia Herrera, quien está jurada a que buscará, por el PRI o por otro lado, competir para la gubernatura.

Faltan poco más de dos años para conocer pues a los posibles aspirantes a suceder a Rosas Aispuro, pero la elección del pasado domingo ya dio visos de quiénes seguramente serán.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...