19 de julio de 2019 notifications
menu desktop_windows
Columnas Deportes

De Inglesita

BALANCE

Óscar Parra / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, martes 04 de junio 2019, actualizada 10:18 am


Enlace copiado

Liverpool es el tercer máximo ganador de Champions League. Irrefutablemente, es el gigante inglés. La otra cara de la moneda, el Tottenham, llegó e hizo el papel de cenicienta, pero las circunstancias no se le dieron. En balance, la mejor edición de este torneo por desarrollo, pero faltó espectáculo en el último partido.

Klopp llegó por primera vez en 2013 al partido final de Champions. Dirigía al Dortmund y se enfrentaban contra el Bayern. Si no la ganó no sólo fue porque el Bayern fue superior, sino porque su plantel era justo. A pesar de eso, dejaron huella como un equipo de época.

Los bávaros encontraron en ese equipo refuerzos como Lewandowski, Götze y Hummels. Situación similar el año pasado, un equipo muy limitado, con pocas variantes en la portería y en la defensa, incluso en el medio campo, pero con un ataque frenético. Lo mismo, circunstancias como la lesión de Salah o el error de Karius dejaron a los Reds a un pasito de la gloria.

La idea se preservaba para intentarlo una vez más hasta que se dio.

El técnico de Liverpool ya sentó una forma de jugar clara. Presionar al rival no sirve de nada si no se hace en equipo, empezando con los delanteros. Sí, es una labor desgastante, pero da frutos. Y deja claro que se puede conseguir sin los mejores jugadores. Para prueba hay que ver la eliminatoria de esta Champions contra Barcelona.

SEGUNDO TIEMPO

Por otro lado, Pochettino venía siendo un sastre. Preparaba los partidos a la medida dependiendo del rival, y eso en Premier y Champions se notaba. Comparándolo con la plantilla de los de Anfield, el técnico argentino tiene un equipo mucho más limitado, pero de héroes más identificados, como Harry Kane o Son Heung-Min.

Francamente quedaron a deber. Merecían más el empate de lo que Liverpool la victoria. Pero esto es de goles. Pareciera que los Spurs de achicaron ante el escenario, ya que era una instancia totalmente desconocida para ellos.

Creo que al final se le recordará más al Ajax por su forma de juego, que al Tottenham por éste mérito. Lo mismo pasa en Premier: muchos reconocen el histórico segundo lugar de Liverpool que el título del City.

El futbol apunta ahora a una evolución en la forma de jugar. Los de la élite tendrán que adaptarse a un estilo de presión alta y armado rápido del juego. Más de un equipo seguramente se estará planteando si cambiar la táctica para la siguiente campaña y emular lo que ha venido haciendo el Liverpool. Hacia allá apuntan las cosas.

TIEMPO EXTRA

Fabio Cannavaro fue el último Balón de Oro que ganó un defensor, luego de ganar el Mundial de 2006. ¿Le bastará con la Champions a van Dijk?

[email protected]
TAGS
Temas del día
  • Migrantes
  • Chapo Guzmán
  • Pemex
  • RELACIONADAS
    COMENTA ESTA NOTICIA
    Cargando comentarios...
    Cargando más noticias...
    Cargando tendencia...