23 de julio de 2019 notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Aplicar la Ley de Aguas Nacionales en La Laguna, nomás

Yo río libre

JULIO CÉSAR RAMÍREZ
sábado 01 de junio 2019, actualizada 7:01 am


Enlace copiado

¡Salta a la pista nuevamente la puesta en escena de "el peligro de quedarnos sin agua subterránea en La Laguna", como lo ha hecho periódicamente por lo menos en los últimos 15 años. Saltan las organizaciones civiles que manejan el tema, los particulares y los "expertos", para exponer las mismas preocupaciones o sus puntos de vista sobre lo que según ellos debe de hacerse para resolver el problema.

Así comienza la carta titulada "¡Y con nosotros, nuevamente el tema del agua!", que nos envía el ingeniero Héctor M. Astorga Zavala, ciudadano de Torreón, y que reproducimos íntegra al hilo. Dice lo siguiente:

"Esta puesta en escena dura muy poco tiempo. A los dos o tres días el tema se olvida, la prensa jamás se vuelve a ocupar de él, y hasta la siguiente voz de alarma que por algún motivo surja por ahí el tema se vuelve a manejar otra vez por dos o tres días.

Con persistencia cansina hemos venido insistiendo en el gran problema que amenaza a la Región Lagunera por motivo de la sobreexplotación de nuestros acuíferos. Se han presentado públicamente datos históricos de la propia autoridad del agua (Conagua) sobre la disminución constante de los niveles freáticos de las norias y a pesar de la espeluznante realidad, la sociedad lagunera no se pone en movimiento para exigir el cese de pedirle a los acuíferos más rendimiento de lo que pueden ofrecer. Los laguneros hemos venido retando a la naturaleza para sacarle más de lo que generosamente nos ha venido brindando y eso raya en lo criminal.

¿Hay responsables de éste crimen? ¡Desde luego que sí! En primer lugar están las autoridades del agua que nunca han querido aplicar la Ley de Aguas Nacionales vigente a la fecha y la cual ordena que todos los concesionarios de explotación de agua subterránea deberán sujetarse al volumen que dicta la concesión respectiva. Y en segundo lugar, igualmente la Conagua es responsable de la falta de medidores volumétricos para evitar extracciones más allá del volumen concesionado y que el usuario se compromete puntualmente a instalar cuando se le otorga la concesión. Y en tercero, la falta de vigilancia en las extracciones. Por increíble que parezca, no tiene la Conagua un cuerpo de inspectores de campo que verifiquen que el usuario está extrayendo del acuífero estrictamente lo que tiene concesionado.

Y por otro lado, tenemos a los concesionarios inescrupulosos que se aprovechan de la situación descrita arriba para extraer de los acuíferos el volumen de agua que les venga en gana, al fin que nadie los vigila.

Situaciones de abatimiento de los niveles freáticos de las norias como la que está viviendo la conocida colonia residencial Torreón Jardín, en la cual se está teniendo la necesidad de "tandear" el servicio de agua potable, es realmente impactante por tratarse de quien se trata. Pero no es el único. Desde hace años se vienen agotando los pozos que surten a las ciudades de Torreón, Gómez Palacio y Lerdo y demás ciudades y pueblos de La Laguna. Pero no es todo, ésta situación se agrava por el problema de contaminación por arsénico, dada la sobreexplotación. Nuestro futuro como región económica y productiva corre gran peligro.

Resumiendo. Desde mi punto de vista, cuatro son los factores que nos están llevando a ésta situación de gravedad extrema: 1.- La Conagua que se ha negado a someter a la ley a los concesionarios. 2.- El abuso de los concesionarios insensibles y depredadores. 3.- La sociedad lagunera que conoce del problema pero lo ve con apatía. Y 4.- La prensa local que poco ayuda a generar conciencia sobre el problema y en todo caso a encabezar una verdadera campaña para llegar a una solución de éste grave problema que ya es una realidad.

Hasta aquí la carta.

El ingeniero Astorga -ex presidente de la Agrupación en Defensa del Patrimonio Familiar El Barzón, organización clave en la triunfal lucha de los deudores de la banca contra el sistema financiero nacional de 1994 a 2001-, es desde hace lustros defensor del agua subterránea de La Laguna.

Horas antes del foro "Agua y desarrollo sostenible en La Laguna", del 30 de mayo en Torreón, reenvió la misma carta al delegado del presidente Andrés Manuel López Obrador en Coahuila, Reyes Flores Hurtado, con una nota sobre la problemática del agua:

"No tiene más que una solución: Dejar de sobreexplotar el acuífero mediante la aplicación estricta de la Ley de Aguas Nacionales vigente. No existe ninguna otra solución".

@kardenche

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...