19 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Fuerte terremoto sacude Perú

El prolongado temblor duró más de dos minutos y dejó 17 lesionados

AGENCIAS
LIMA, PERÚ, lunes 27 de mayo 2019, actualizada 7:59 am

Enlace copiado

El terremoto de magnitud 7.5 en la escala de Richter que la madrugada de este domingo sacudió el corazón de la Amazonía peruana y que se sintió con fuerza en casi todo Perú, Ecuador y en parte de Colombia y Brasil, se saldó con un muerto y 17 heridos.

A las 2:41 hora local, gran parte de la ciudadanía de la extensa región se despertó sobresaltada por el fuerte y prolongado temblor, que duró más de dos minutos y que en un primer momento hizo pensar en la posibilidad de que se hubieran producido graves daños.

En esta ocasión, el hecho de que el epicentro estuviera ubicado en la reserva nacional Pacaya Samiria, en la región de Loreto, una zona poco poblada de la Amazonía peruana y a 141 kilómetros bajo la superficie terrestre, hizo que se diluyera su poder de destrucción al tiempo que llevó su onda sísmica a miles de kilómetros hasta llegar a capitales como Quito y Bogotá.

Hasta el momento solo se conoce de una persona que falleció, a causa del desprendimiento de una roca en la región de Cajamarca, en el norte de los Andes peruanos, mientras que hay once heridos registrados a nivel nacional, informó el Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN) de Perú.

El movimiento telúrico también dejó 54 viviendas inhabitables, cuatro centros de salud colapsados y otros dos afectados, así como cinco escuelas y dos iglesias también.

En Ecuador, donde hay al menos seis heridos, su Instituto Geofísico estimó el terremoto en 8.09 de magnitud, se informó de cinco viviendas afectadas en Centinela del Cóndor y en Yantzaza, además de dos iglesias afectadas: en Gonzanama (torre de la iglesia) y en Yantzaza.

Mientras que en Colombia clasificaron el sismo con magnitud de 8.3 en la escala de Richter, y al igual que en sus países vecinos se despertaron las alarmas y centenares de personas evacuaron sus viviendas.

A primera hora de la mañana el presidente de Perú, Martín Vizcarra, se trasladó a la ciudad amazónica de Yurimaguas, la más cercana al epicentro del temblor junto con las ministras de Salud, Zulema Tomás; y de Transportes, María Jara, mientras que el primer ministro, Salvador del Solar se dirigió acompañado por el ministro de Vivienda, Miguel Estrada a Tarapoto, otro de los lugares dañados.

"Somos un país históricamente vulnerable a los sismos, tenemos que estar preparados. Este sismo nos pone a prueba y estamos demostrando que tenemos capacidad de respuesta", afirmó Del Solar durante su inspección a través de su cuenta en la red social Twitter.

Esta visita se produjo, según dijo el propio mandatario a la televisión peruana, para hacer de primera mano un balance de los daños y poder actuar de forma rápida contra los problemas causados por el sismo.

Pese a la ausencia de grandes daños, el miedo entre los ciudadanos peruanos fue generalizado, particularmente en las regiones y ciudades más próximas al epicentro, la población salió a la calle y permaneció allí por horas ante la amenaza de que se produjeran réplicas, que de momento no se han registrado.

Este terremoto se dio a cuatro días que Perú realice un simulacro a nivel nacional de un sismo de gran magnitud acompañado de un tsunami en todo el litoral peruano, y sirvió como recordatorio de que el país se ubica en la zona conocida como Cinturón de Fuego del Pacífico, donde se produce el 85 por ciento de la actividad sísmica mundial.

Colombianos también sienten el temblor

La mitad de los habitantes de la capital colombiana se llevaron un gran susto la madrugada del domingo, tras sentir los efectos del sismo que tuvo su epicentro en la región amazónica del Perú.

En algunos sectores de Bogotá, se escucharon las sirenas de emergencia, lo que en la Ciudad de México se conoce como alarma sísmica, por lo que rápidamente salieron a la calle en ropa de dormir. El reloj marcaba 20 minutos antes de las 3 de la mañana.

Por el área cercana al Aeropuerto Internacional El Dorado, el movimiento telúrico obligó a suspender por algunos minutos sus operaciones hasta que Aeronáutica Civil autorizó la reanudación de despegues y arribos.

Varios ciudadanos que viven en departamentos con edificios de gran tamaño y huéspedes de hoteles, se enteraron del fenómeno natural hasta la mañana del domingo.

“Se sintió poco, pero se sintió, tuvimos que salir del hotel, aunque por aquí no se escuchó la sirena, fue algo berraco” dijo John Pérez, quién trabaja como botones del Hotel Capital.

Las autoridades no reportaron afectaciones en estructuras, ni heridos ni situaciones por lamentar.

Diana Delgado del Centro de Información en la terminal aérea El Dorado, señaló que varios pasajeros se asustaron y algunos tuvieron leves crisis nerviosas, que no requirieron atención médica.

“Nos tomó por sorpresa y por eso el susto fue mayor, a pesar de la sugerencia de no correr, hubo quienes no la atendieron, pero ya pasó”.

(Por Humberto Vázquez, enviado especial)
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...