26 de mayo de 2019 notifications
menu
Columnas Social

Las palabras tienen la palabra

LO DEL GENIO ESTÁ GENIAL

Juan Recaredo/ EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, sábado 11 de mayo 2019, actualizada 11:28 am


Hay personas, como el jefe, la suegra, algún vecino, el cobrador que parece que siempre andan chupando un limón, con esa cara agria… ¡ah qué genio se cargan! Con eso se quiere decir que tienen muy mal genio, o sea que andan de mal humor, refunfuñando por la vida y haciéndole problema a cuanta persona se les atraviesa. ¡Qué flojera!

Con esas personas de mal genio yo no congenio, porque congeniar es llevarse muy bien y pues esa gente “no tiene lado” por más que uno trate de hallarles simpatía.

Cuando la persona no anda de mal genio entonces sí puedes congeniar, y con esa palabra estamos hablando de la raíz gen que significa crear, producir o engendrar; o sea que podemos producir una conversación, una relación de amistad, algo que nos una y no nada más el mal carácter.

El genio también es el que tiene mucho talento, el que tiene una capacidad extraordinaria para hacer cierto tipo de cosas… o muchas.

¿Y por qué se llama genio? Porque el genio es el que engendra, el que crea, porque gracias a él nacen cosas nuevas.

Se supone que dentro de la lámpara de Aladino vive un genio que al frotarle ahí —a la lámpara, por supuesto— te concede tres deseos. Se supone que el genio ese te complace porque genera lo que tú quieres, cumple tus deseos sacando de la nada y sin problema alguno el auto lujoso, el cofre del tesoro o el harén que le pediste. Eso sí, no incluye el pago de impuestos que genera.

¿Se le ocurre alguna otra palabra que tenga que ver con el genio? ¡Pues genial! O sea, quiero decir que genial es una de ellas. Lo genial es lo propio del genio, que es algo sobresaliente porque lo ha creado un genio y los genios pues hacen muy bien las cosas.

El génesis es el origen, el principio de algo y esta es otra palabra con la misma raíz. En el Génesis de la Biblia es donde se da una versión del origen del mundo y del universo entero afirmando que fueron creados por Dios.

Lo genuino es lo propio, lo natural, lo legítimo, lo que no es falso ni artificial y que es auténtico y original, mientras que lo genital es lo que se relaciona con el aparato reproductor que sirve para reproducirnos, es decir, para producir otros seres semejantes a nosotros: los hijos.

La que nos engendró es entonces la progenitora, nuestra madre, la que nos enseñó a ser gente decente —en algunos casos—, a no ser demasiado gandayas, a no andar estafando ni engañando por el mundo y a que cumplamos nuestros compromisos y por eso todos tenemos una.

Bueno, no todos. Soy Don Juan Recaredo… compártame sus dudas y [email protected], Twitter: @donjuanrecaredo.

ME PREGUNTA: Marilú Villarreal: “Hoy vi en un programa de televisión que era ‘pregrabado’, ¿así se puede decir? ¿Es correcto?” LE RESPONDO: Pregrabado significa que fue grabado desde antes de cuando nos lo están mostrando. Ahí todo muy bien pero es obvio, ¿no? Como que es una información irrelevante porque con decir que es “grabado” es suficiente. ¡Por supuesto que se tiene que grabar antes! Ni modo que se grabe después. LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA: Como dijo el argentino: si yo fuera tú, me enamoraría de mí.
TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...
Cargando más noticias...