20 de mayo de 2019 notifications
menu
Columnas Social

Las palabras tienen la palabra

Vaya que le fallaron

COLÚMNA POSTUMA DE JUAN RECAREDO
miércoles 08 de mayo 2019, actualizada 8:33 am


Las palabras son herramientas y éstas nos ayudan para desarrollar acciones, o sea, que las palabras no son buenas ni malas, las que pueden calificarse así, son en todo caso, las acciones que se realizan con ellas.

Por eso tenemos que aceptar que hay palabras engañadoras y falsas, y que con ellas ha habido quien meta tremendamente la patota como el profe de griego que le dijo a Albert Einstein: "Nunca llegarás a nada…".

También, la regaron muchas veces los papás de Charles Darwin, el autor de la célebre teoría de las especies, que lo vivían regañando porque: "no te preocupas nada más que por andar de cacería, por los perros y por las ratas. Serás una desgracia para tí mismo y para tu familia…".

El 10 de diciembre de 1903, el periódico New York Times afirmó que era tiempo perdido lastimosamente el que la gente empleaba para tratar de volar. Se echó todo un sermón para Samuel Langley, que en aquel entonces, estaba terco tratando de construir una máquina voladora para que dejara todo, porque según ellos, no tendría éxito y gastaría todo su dinero en algo que no le rendiría frutos.

Durante la Primera Guerra Mundial, un piloto le planteó al secretario de guerra Newton Baker la posibilidad de usar aviones para bombardear un barco alemán capturado, el tal Baker pegó una carcajada y declaró que aquella idea era tan estúpida que casi se animaba a pararse en el puente del barco que fueran a bombardear, mientras algún imbécil trataba de alcanzar el objetivo desde el aire.

El artículo que le decía terminaba diciendo: "La vida es corta y Langley tiene la suficiente capacidad como para brindar servicios a la humanidad incomparablemente mayores que los que pueden lograrse intentando volar. Para estudiantes e investigadores del tipo de Langley, hay empleos mucho más útiles". En pocas palabras: "Muchachito: póngase a hacer algo de provecho y no pierda el tiempo".

Un poco después de esta publicación, los hermanos Wright realizaron su primer vuelo con el que obtuvieron un éxito rotundo y nació el concepto del avión como tal.

Samuel Pierpont Langley tenía razón.

Soy don Juan Recaredo… compártame sus dudas y comentarios: [email protected] Twitter: @donjuanrecaredo.

ME PREGUNTA:

Karla Córdova: En muchos lugares he escuchado la palabra "cachimba", ¿qué es?

LE RESPONDO:

La cachimba es una especie de pipa rústica que se lleva generalmente en la boca.

LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA:

El arte es subjetivo para el espectador. Toda explicación de la obra por parte del artista es absurda y estúpida.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...
Cargando más noticias...