20 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Espectáculos

Enrique y Meghan, 'fascinados' por su bebé

La duquesa de Sussex dio a luz a un niño; será el séptimo en la línea de sucesión

AGENCIAS
LONDRES, INGLATERRA, martes 07 de mayo 2019, actualizada 9:38 am

Enlace copiado

Meghan, la duquesa de Sussex, dio a luz a un niño sano la madrugada del lunes, anunció al mundo un radiante príncipe Enrique, quien declaró que está "increíblemente orgulloso" de su esposa.

El bebé pesó 3,26 kilos y nació a las 5:26 a.m. del lunes. Enrique dijo que su hijo llegó un poco después de lo planeado, lo que le dio tiempo a la pareja para pensar qué nombre le pondrán.

Enrique dijo que estaba exultante por el nacimiento de su primer hijo y prometió que compartirán más detalles, como el nombre del bebé, en los próximos días. La pareja dijo previamente que no querían conocer con anticipación el sexo del bebé.

"Esta cosita hace que te mueras", dijo. "Estoy por las nubes".

De momento ni Enrique y ni el palacio dijeron si el bebé nació en un hospital o en su hogar. La pareja real había dicho previamente que querían mantener esos detalles en privado.

El bebé es séptimo en la línea de sucesión al trono británico, y octavo bisnieto de la reina Isabel II. Enrique es el hijo menor de Carlos, el príncipe heredero al trono y de la fallecida princesa Diana, quien murió en un accidente automovilístico en París en 1997.

Enrique, de 34 años, habló ante cámaras de televisión el lunes por la tarde en Windsor, donde dijo que estuvo presente durante el nacimiento.

"Ha sido la experiencia más increíble que hubiese podido imaginar", dijo. "Cómo hace cualquier mujer lo que hacen está más allá de la comprensión".

"Ambos estamos absolutamente fascinados y muy agradecidos por todo el amor y apoyo de todos aquí afuera. Ha sido increíble así que queríamos compartir esto con todos", dijo.

Las familia real dijo en su cuenta de Instagram que la madre de Meghan, Doria Ragland, estaba con la pareja. Raglan señaló que esta sobrepasada por la felicidad, de acuerdo con medios británicos. La familia real fue informada del nacimiento al igual que la familia de Diana antes de que la noticia llegara a los medios.

La cuenta de Instagram de la pareja publicó un letrero que dice: "¡Es un niño! Sus altezas reales el duque y la duquesa de Sussex están sumamente complacidos de anunciar el nacimiento de su hijo".

Enrique dijo que planeaba hacer otro anuncio, probablemente en dos días, "para que todos puedan ver al bebé". Se espera que en algún momento pose con su familia para un retrato.

La multitud que se reunió en Windsor, cerca del castillo que es una de las residencias favoritas de la reina, reaccionó con felicidad a la noticia del nacimiento del bebé. Algunos lo consideraron un respiro ante el estancamiento político por el Brexit.

Los londinenses Pam y Keith Johnson señalaron que la noticia le dará ánimo al espíritu popular.

"Se nota por la gente", dijo Pam Johnson. "Anima a todos un poco, definitivamente. Con todo lo que está pasando es un estímulo agradable de hecho".

La primera ministra Theresa May felicitó a la pareja real y les dio sus mejores deseos en un tuit.

La duquesa de Sussex, conocida antes como Meghan Markle, fue una actriz de televisión estadounidense antes de retirarse de la actuación para casarse con Enrique en la capilla de San Jorge, en el terreno del Castillo de Windsor hace un año.

El hijo de la pareja podrá tener ciudadanía doble, británica y estadounidense, si Meghan y Enrique lo solicitan.

El nacimiento del bebé real marca el final de la transformación de Enrique, de un chico cuya madre murió cuando tenía 12 años y que por momentos fue un adolescente complicado, a un militar comprometido y popular miembro de la realeza, a esposo y ahora padre. Desde hace mucho tiempo había expresado su deseo de tener una familia.

Enrique y su hermano mayor, el príncipe Guillermo, junto con sus esposas son considerados por muchos en Gran Bretaña como los nuevos rostros de una familia real que había envejecido y se había vuelto aburrida. Ahora crían una nueva generación de miembros de la realeza en medio de una ola de genuino apoyo popular.

En especial Meghan representa un cambio para la familia real.

De 37 años, es mayor que Enrique y tuvo un matrimonio previo que terminó en divorcio, además de poseer una postura abiertamente feminista. Como hija de una madre negra y un padre blanco, dice que se identifica como una mujer birracial.

Meghan también tuvo éxito por mérito propio antes de acceder a tener una cita a ciegas con Enrique que cambió la vida de ambos. Meghan tenía un papel importante en la popular serie de televisión Suits, impulsaba los derechos de las mujeres y tenía muchos fans antes de unirse a la familia real más famosa del mundo.

Enrique y Meghan se mudaron del centro de Londres a una apartada casa conocida como Frogmore Cottage cerca del castillo de Windsor, a 40 kilómetros (25 millas) al oeste de Londres. Se considera que el cambio refleja en medida su deseo de privacidad para la crianza de su primer hijo.

También separa a Enrique y Meghan de Guillermo y Catalina, la duquesa de Cambridge, con quienes habían vivido en el mismo conjunto en el Palacio de Kensington en Londres junto con los tres hijos de los duques de Cambridge: el príncipe Jorge, la princesa Carlota y el príncipe Luis, quienes ahora tienen un primito.

REGLAS TRAS EL NACIMIENTO DE SU BEBÉ

Tras el nacimiento de su bebé, hay una serie de protocolos que los duques de Sussex deberán seguir.

1. Tras el nacimiento del bebé, la primera en conocerlo será la reina Isabel, antes que la familia de Meghan y el resto de la familia real. Ella deberá estar presente o ser avisada a través de una vía totalmente segura que el bebé y la mamá se encuentran en perfectas condiciones.

2. Los nombres del bebé deberán ser aprobados por la reina Isabel debido a que, aunque sea el séptimo en la línea sucesoria, deberán ser adecuados para una persona que podría ocupar el trono en la realeza inglesa. Otro punto importante es que baby Sussex podría tener dos o más nombres, como ha ocurrido con los integrantes de la casa real.

3. La reina Isabel es quien dará el título nobiliario al primer hijo de su nieto, el príncipe Harry y de Meghan Markle. Lo más seguro es que a este royal baby no le toque el distintivo de príncipe o princesa porque esos les corresponden a los hijos del príncipe William y Kate Middleton; sin embargo, si la reina decide darles el mismo nombramiento, así ocurrirá. También podría ocurrir que los papás de baby Sussex no quieran que su bebé tenga un título nobiliario.

4. Los datos del nacimiento del bebé de Meghan y el príncipe Harry serán exhibidos en el frente del palacio de Buckingham en un documento sostenido por un caballete. Ahí vendrán el sexo, hora de nacimiento y algunos datos generales de la mamá y el bebé. Si ya tienen el nombre, también ahí estará documentado, sino, los papás podrían tomarse varios días para anunciar el nombre que llevará este bebé real.

5. La King's Troop Horse Artillery tradicionalmente lanza varios cañonazos para dar la bienvenida al bebé real que acaba de nacer. En esta ocasión se espera que el primer hijo del príncipe Harry y Meghan Markle reciba esta bienvenida tan sonora. De acuerdo con la revista ¡Hola! el saludo básico es de 21 cañonazos, pero si se hacen en un parque real se tiran 20 más, por otro lado, si ocurre en la Tower of London son 62 cañonazos.

6. En cuanto al bautizo, baby Sussex deberá ocupar el mismo ropón que los miembros de la familia real han usado desde la década de los años 40, y lo más seguro es que la ceremonia bautismal ocurra en la capilla de Saint George debido a la cercanía de su nuevo hogar, Frogmore Cottage.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...