24 de mayo de 2019 notifications
menu
Ciencia

¿Cómo será la alimentación en el futuro?

Conoce el plan "5 in 5" de IBM, el cual plantea medidas que echan mano de las nuevas tecnologías para dar solución a 5 problemas alimentarios en el mundo en los próximos años.

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, martes 07 de mayo 2019, actualizada 8:15 am

Muy pronto, cada mañana será posible revisar científicamente si nuestro desayuno está en mal estado y podría producirnos algún malestar. Además, se llevará un mejor control y monitoreo de las cosechas para evitar desperdicios, y la distribución de los alimentos se optimizará para que se reduzcan los niveles de hambre en el mundo. Innovaciones tecnológicas como la inteligencia artificial o el análisis de datos obtenidos gracias al internet de las cosas harán esto posible.

Entre quienes están llevando a cabo investigaciones para ofrecer soluciones a los problemas derivados del consumo y el crecimiento de la población mundial está la compañía estadounidense IBM, la cual presentó este año la iniciativa "5 in 5", la cual está enfocada en la alimentación. Se trata de cinco soluciones tecnológicas dirigidas a resolver algunas de estas situaciones dentro del siguiente lustro.

"Estamos convencidos de que la tecnología es uno de los elementos más importantes para que el ser humano tenga los cuidados adecuados para consumir de forma responsable, y uno de nuestros objetivos es mejorar la calidad de vida de las personas", comentó Eduardo Gutiérrez, gerente general de IBM en México.

La más reciente medición de población mundial realizada por el Banco Mundial indicó que hasta 2017 en el mundo había un total de 7.53 mil millones de habitantes, cifra que aumenta alrededor de 100 millones por año.

"Gran parte de esta población se está mudando a las ciudades. Creemos que es más del 60 % de la gente. Otro proceso a considerar es el deterioro de las tierras para la siembra, que con el tiempo pueden volverse inutilizables", agregó Gutiérrez.

Para presentar estas propuestas de cambio se han tomado en cuenta todos los procesos que intervienen en la cadena de suministro, desde la siembra de las semillas hasta el momento en que se decide desechar los envases de alimentos.

"Dobles digitales", Blockchain, mapeo de microbiomas, "smartphones detectives" y la revolución del reciclaje son las cinco innovaciones presentadas por IBM, mismas que explicamos a continuación para que conozcas cómo la tecnología podría resolver los grandes problemas.

RECICLAJE EXTREMO PARA EL PLÁSTICO

¿Sabías que tan solo en América Latina y el Caribe se genera al día alrededor de un kilo de residuos por persona? Probablemente esta cantidad suena mínima, pero al juntar el kilogramo de todos obtenemos un promedio de 541 mil toneladas de residuos diarios, cifra que la ONU espera que crezca en un 25% para el año 2050. Solo en el caso del plástico, por ejemplo, el PET que está pintado o manchado por algún tipo de alimento ya no puede ser reciclado de la misma forma que el resto de envases. Sin embargo, ya están disponibles procesos basados en calor en los que, tal y como funciona una olla, el PET es “cocinado” a una temperatura de 200 °C, lo que permite, al agregarle un catalizador, lograr una separación óptima y aumentar la vida útil de estos materiales (incluso una playera de poliéster y algodón puede ser separada, dando como resultado una bola de algodón y el polvo blanco de poliéster). “Estamos logrando un reciclaje más económico (...) Apostamos a poder hacer esto a nivel industrial dentro de cinco años y reducir la producción de plástico nuevo”, dijo Baltazar Rodríguez, evangelista tecnológico de IBM.

Problema:

Las cantidades masivas de plástico que se están desechando en el mundo y la incapacidad de reutilizarlos para fabricar nuevos envases.

En números:

México, según datos de la Asociación Ambiental sin fines de lucro ECOCE, es líder en acopio y recolección de PET en todo el continente, con un 58 % del total de este material reciclado. Sin embargo, mucho de este material ya no puede reutilizarse en envases de alimentos.

Solución tecnológica:

Los nuevos procesos de separación en los polímeros de la tecnología VolCat permitirán reutilizar plástico.

CONTROL DE DESPERDICIOS

Al hablar sobre el desperdicio, regularmente pensamos en las grandes cantidades de alimentos, ya a la venta, que pueden tirarse al día. Lo cierto es que el desperdicio también se lleva a cabo incluso en el proceso de cosecha, esto por distintos factores como las condiciones ambientales, microbiológicas e incluso de logística.

Según el reporte “Global Food Losses and Food Waste” de la iniciativa Save Food! de la ONU, la falta de comunicación y logística son los grandes problemas que propician el desperdicio de comida.

Es a través de la trazabilidad digital y georreferenciación, que permiten tecnologías como el Blockchain y el internet de las cosas, que la comunicación entre los distintos actores de la cadena de distribución puede hacerse mucho más efectiva. “Cuando juntamos los sensores con la trazabilidad, la información del clima y la inteligencia artificial para planificar las cosechas, creamos un impacto no solo en la optimización de la distribución, sino en la calidad de los alimentos”, comentó Joe Saab, director de Tecnología de IBM.

Problema:

Desperdicio masivo de alimentos debido, en parte, a los altos estándares de calidad.

En números:

En Europa y Norteamérica se pierden anualmente entre 95 y 115 kilos de comida, per cápita, tan solo en la cadena de suministro. Es decir, antes de haber llegado al consumidor.

Solución tecnológica:

Lograr integrar la trazabilidad y análisis de datos a la cadena de suministro de alimentos, gracias a tecnologías como el Blockchain para lograr una optimización de los procesos productivos.

EL FIN DEL HAMBRE MUNDIAL

Una de las principales preocupaciones es que, ante el intenso crecimiento de la poblaciónmundial y el constante deterioro de las tierras, se cause una baja producción de alimento que no sea suficiente para todos. El problema de la desnutrición es uno de los ejes en los que trabaja la Organización de las Naciones Unidas por la Alimentación y la Agricultura, la cual en su reporte “The State of Food Security and Nutrition in theWorld” indica que en 2017 aproximadamente 821 millones de personas vivían desnutridas en el mundo: cerca del 13 % de la población mundial. Esta es la cifra más alta registrada desde el año 2010. Una de las causas de esta situación es el difícil acceso de agricultores a las herramientas y facilidades que les permitan realizar la siembra y cosecha de los alimentos. En este ámbito, tecnologías como la inteligencia artificial y el análisis de datos son excelentes apoyos. Es a través de un “doble digital” que el campo puede tener un segundo respiro. Esto se trata de una simulación precisa del terreno donde se planea sembrar y cosechar, a través de múltiples sensores bajo tierra y del monitoreo de información climatológica pormedio de satélites. Esta información, al organizarla y analizarla, permitirá predecir distintos eventos, como una tormenta que cause daños irreparables o el poder anticiparse a plagas. “Lo que estamos haciendo es utilizar sensores en el suelo que nos permiten mejorar nuestro modelo de predicción (...) Al hacer esto, podemos generar estrategias”, comentó Joe Saab, director de Tecnología de IBM México. Así, gracias a los sensores y la inteligencia artificial, se podrían crear simulaciones muy precisas.

Problema:

Desabasto de alimento para la creciente población mundial.

En números:

Hasta 2017, cerca de 821 millones de personas en el mundo vivían con desnutrición, cifra más alta registrada desde el 2010.

Solución tecnológica:

Satélites y sensores en el campo que, a través de inteligencia artificial, permitan la predicción de eventos naturales o malas condiciones en el terreno a cultivar.

BACTERIAS PARA EVITAR ENFERMEDADES

Existen bacterias buenas. La idea es estudiarlas y hacer que jueguen a nuestro favor. Es por eso que organizar la información precisa de cada uno de estos organismos puede permitir un conocimiento mucho más amplio del producto desde la cosecha. Sobre este tema, en los laboratorios de IBM actualmente se arma una base de datos para conseguir unmapeo genético de todos los microbios que forman parte de los alimentos, para así identificar sus interrelaciones y tener evidencia temprana de algunos problemas.

“De esta forma podremos identificar cuándo se va a llevar a cabo un evento que puede ser benéfico o malicioso dentro del alimento.

El hecho de tener ese mapa genético nos permite detectar los elementos asociados a la descomposición y toxicidad (...) Es con esta secuenciación genética y el análisis de datos que no solo vamos a poder crear mecanismos de alerta temprana, sino que vamos a encontrar cómo trabajar con nuevos aliados microbióticos para cuidar nuestros alimentos y que no se echen a perder, protegiendo la salud”, comentó Rodríguez.

Problema:

Pérdida de alimentos a nivel mundial provocada por el mal manejo de factores bacteriológicos durante el cultivo, la cosecha y el traslado de alimentos.

En números:

Tan solo en África y el sur de Asia, regiones con niveles de desnutrición elevados, la pérdida per cápita de alimentos es de 120 a 170 kilos al año.

Solución tecnológica:

La observación genética y el análisis de ecosistemas microbiológicos (Big Data) harán posible la identificación preventiva del estado de los alimentos.

SMARTPHONES COMO DETECTIVES CULINARIOS

Es posible que en cualquiera de los procesos involucrados, desde el cultivo de nuestra comida hasta el momento en que la servimos en nuestro plato, esta pueda entrar en contacto con algún agente que genere infecciones o enfermedades. Pero, ¿cómo el usuario puede identificar esto al momento de preparar o servir su comida? Es justo ahí donde los dispositivos inteligentes cobran mucha importancia, pues el hecho de simplemente contar con una cámara dentro de los teléfonos celulares permitirá no solo observar, sino prevenir la presencia de algún organismo malicioso.

“Lo que diseñamos es un aparato que funciona como aumentador de visibilidad (...) Imagínate que tienes la capacidad de tomar una foto e identificar si hay anomalías ayudado de un analista experto basado en inteligencia artificial.

“Las posibilidades son inmensas, pues es una tecnología que, por medio de sensores, puede aplicarse incluso a utensilios, como tablas de cortar, que te podrán alertar sobre alguna bacteria en lo que estás preparando”, agregó Baltazar Rodríguez, líder de Blockchain en IBM.

Problema:

La posible presencia de elementos que contaminen la comida.

En números:

Según datos de la OMS, una de cada 10 personas se enferma al año al ingerir alimentos contaminados. Aproximadamente, 420 mil mueren a causa de esto.

Solución tecnológica:

Convertir nuestros smartphones en “detectives culinarios”, gracias a un lente aplicable a la cámara que puede funcionar como microscopio y que, junto a inteligencia artificial, puede ofrecernos datos sobre posibles contaminantes.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...
Cargando más noticias...