26 de junio de 2019 notifications
menu desktop_windows
La i Laguna

Realidad, niños que trabajan

Son de diferentes países, pero sus circunstancias son parecidas: la pobreza en casa

LA I LAGUNA
martes 30 de abril 2019, actualizada 9:14 am


Enlace copiado

Aunque son de diferentes nacionalidades, Brayan y Christian son dos menores de edad que tiene la misma realidad: las precarias condiciones económicas que prevalecen en sus hogares los ha obligado a salir a trabajar y mejorar si calidad de vida pese a su corta edad.

Brayan tienen 10 años y vive en la colonia Zaragoza de Torreón; Christian es de Honduras y al preguntarle su edad, con una sonrisa nerviosa contestó que tiene 19, pero su complexión revela algunos 15 o 16 años.

Ambos trabajan en el Mercado de Abastos de la ciudad de Torreón; ayudan en lo que pueden para obtener dinerito.

A Brayan se le observó con un carrito de supermercado, ofreciéndose para llevar a los automóviles la mercancía que las personas acuden a comprar a granel, a cambio de una propina.

Contó que tiene pocos meses de ir al centro de abasto, pues su abuelito trabaja en una carnicería en el mismo lugar.

Por las vacaciones, su "jornada laboral" se extiende hasta la una o dos de la tarde, pero cuando hay clases, acude sólo por algunas horas.

Cuando es un buen día, Brayan junta alrededor de 120 pesos y los comparte con su madre.

Tiene dos hermanos y su papá trabaja, pero "no se completa".

El pequeño platicó que cursa el quinto año de primaria y reconoce que va más o menos en la escuela, pero su sueño es tener su propia carnicería.

Al preguntarle si le gustaría estudiar alguna carrera, respondió que tal vez, pero sería mejor tener su propio negocio.

Sueño americano

Christian estaba trasladando costales de chile de una bodega hacia las camionetas, cuyos propietarios acuden a las grandes bodegas para comprar los productos y revenderlos en sus negocios.

Contó que llegó hace aproximadamente un mes de Honduras con su hermano, quien sí es mayor de edad, y un amigo.

Viajaron en el tren, como lo hacen miles de centroamericanos en busca del "sueño americano".

Dijo que fueron 18 largos días de camino y que aunque vieron "muchas cosas" en el trayecto, afortunadamente no les pasó nada y los peligros a los que se expusieron no los hizo cambiar en su propósito de "jugársela por una vida mejor".

Su objetivo es llegar a Massachusetts, en donde tienen familia, pero provisionalmente están en Torreón, pues un amigo que salió de Honduras hace unos siete años decidió establecerse en esta ciudad.

Platicó que cuando le contaron a su "compa" que emigrarían hacía los Estados Unidos, les dijo que llegaran a esta ciudad, pues les conseguiría trabajo para que reunieran algo de dinero y continuaran su camino.

Christian compartió que es el segundo de tres hermanos, (la más chica es una mujer) y que en su pueblo trabajaba como ayudante de mecánico.

Reiteró que en Honduras "medio se vive", pues además de la precaria situación económica de las familias, también les "pega" mucho la delincuencia, por lo que es mejor emigrar a otros lados.

Contó que como cargador de mercancía gana 200 pesos diarios, más propinas.

Además de cubrir los gastos de su estancia en Torreón con ese dinero, debe ahorrar algo para continuar su camino, aunque no sabe cuánto tiempo permanecerán aquí.

Lo que sí tiene claro es que deben llegar a Estados Unidos pese a la política migratoria; harán todo lo posible por "brincar" para una vida mejor.

Objetivo

Christian está de paso en Torreón; consiguió un trabajo para reunir algo de dinero y continuar su camino junto con su hermano y un amigo hacia los Estados Unidos, pues busca una mejor vida.

TAGS
Temas del día
  • Migrantes
  • Metrobús
  • Sargazo
  • RELACIONADAS
    COMENTA ESTA NOTICIA
    Cargando comentarios...
    Cargando más noticias...
    Cargando tendencia...