26 de junio de 2019 notifications
menu desktop_windows
Internacional

Se acerca a Laboristas para destrabar el Brexit

La primera ministra intentó alcanzar ayer un acuerdo con el líder del opositor Jeremy Corbyn

AGENCIAS
LONDRES, REINO UNIDO, jueves 04 de abril 2019, actualizada 8:22 am

Enlace copiado

El drama del Brexit se fue ayer a tiempo extra después de que la primera ministra Theresa May y el principal partido de oposición buscaron terreno en común en un acuerdo que evite una abrupta salida británica de la Unión Europea la próxima semana.

En un giro de 180 grados que dejó gritando de indignación a los miembros pro Brexit del Partido Conservador de May, la premier intentó alcanzar un acuerdo con el líder del opositor Partido Laborista, Jeremy Corbyn, después de fracasar en tres ocasiones en su intento por obtener el respaldo del Parlamento para su acuerdo de divorcio.

May también dijo que le solicitaría a la Unión Europea una nueva postergación a la fecha de salida de Gran Bretaña del bloque -que ya fue pospuesta una vez- para evitar un caótico y perjudicial Brexit sin acuerdo el próximo 12 de abril. Legisladores escépticos, renuentes a aceptar la palabra de May, aprobaron una ley que obliga a la premier a solicitar una extensión al plazo del Brexit en caso de que se acerque el vencimiento del plazo sin que haya un acuerdo.

"El país necesita una solución, el país merece una solución, y estoy trabajando para encontrarla", dijo May a los legisladores antes de reunirse con Corbyn unas dos horas.

Al concluir, tanto el gobierno como el Partido Laborista describieron el encuentro como "constructivo" y dijeron que representantes de ambas partes volverían a reunirse el jueves.

La oficina de May indicó que los dos han mostrado "flexibilidad y compromiso para poner fin a la incertidumbre actual del Brexit".

Corbyn, más mesurado, señaló que "la reunión fue útil pero no fue concluyente". "No ha habido tantos cambios como yo esperaba", indicó. Ambos volverán a reunirse hoy, tras un primer encuentro que la primera ministra calificó como "constructivo".

El cambio de parecer de May la ha dejado en medio de molestos miembros del Partido Conservador que la acusan de desperdiciar el Brexit, y de miembros del Partido Laborista que desconfían de su nueva postura.

El legislador laborista Paul Sweeney dijo que el acercamiento de May a su partido "demuestra lo desesperada que está". En tanto, conservadores a favor del Brexit expresaron su indignación. Dos ministros de menor rango renunciaron y otros legisladores acusaron a May de poner a Corbyn a cargo del Brexit.

Los "tories" euroescépticos consideran que una unión aduanera limitaría la capacidad del Reino Unido para firmar tratados comerciales con terceros países, un problema similar al que ven en el mecanismo de salvaguarda para evitar una frontera en Irlanda del Norte. (AP y EFE)

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...