19 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Columnas Deportes

Recuerdos del Ayer

RAMÓN “LA MONA’’ FONSECA

SERGIO ROSAS
miércoles 03 de abril 2019, actualizada 9:06 am


Enlace copiado

Habilidoso extremo derecho que fue el Novato sensación en 1961 con el equipo León de Antonio "La Tota'' Carbajal, participó en el ascenso del Veracruz en 1964, con los Tiburones Rojos hizo mancuerna con José Luis "El Loco'' Aussin. En la temporada 1966-1967 llegó a reforzar al desaparecido equipo Laguna en busca del ascenso a Primera División, y aquí se quedó para siempre.

Ramón Fonseca Ríos nació el 21 de junio de 1937 en El Sauz de Armenta, Guanajuato, en donde su familia tenía una tienda. A temprana edad se fue a vivir a la ciudad de León con sus padres, quienes lo regañaban porque jugaba futbol y los zapatos se desgastaban, por lo que decidió jugar descalzo en los llanos para que no se desgastara su calzado.

Sus primeros pasos como futbolista profesional los dio en el equipo Unión de Curtidores de Segunda División a fines de la década de los años cincuenta, en donde tuvo de compañeros a Amador "La Pájara'' Fuentes, Ramón Mendoza, "Kira'' Ramírez y "Chato'' Barrera. En la misma rama jugó con los Cajeteros de Celaya y posteriormente fue contratado por el equipo León.

Con los Panzas Verdes fue nominado el Novato sensación y jugó al lado del legendario Antonio "La Tota'' Carbajal, Roberto "El Pachuco'' López, Alfredo "El Fello'' Hernández, Alberto Etcheverry, Jerónimo di Florio, Claudinor Barbosa, Salvador "El Chavico'' Enríquez, Gabriel Mata y Amador "La Pájara'' Fuentes.

De los Esmeraldas fue transferido en la temporada 1963-1964 al equipo Veracruz de Segunda División, que al término de la misma participó en un Torneo Promocional que se implementó para aumentar el número de equipos en Primera División de 14 a 16, el cual se jugó entre el 16 de enero y seis de febrero de 1964, participando en el mismo los equipos Nacional de Guadalajara que había descendido ese año, el Ciudad Madero, el Orizaba y los Tiburones rojos del Veracruz.

El Nacional se quedó en primera División al sumar cuatro puntos y quedar en primer lugar de ese cuadrangular, en la segunda posición quedaron empatados el Ciudad Madero y los Tiburones Rojos con tres unidades cada uno, por lo que debió jugarse un partido de desempate para definir al segundo equipo que iba a ascender para completar los 16.

El partido de desempate entre Ciudad Madero y Veracruz se celebró el seis de febrero de 1964 en el Estadio de Ciudad Universitaria en el entonces Distrito Federal. Fue muy cerrado y al término de los noventas minutos de juego estaban empatados a cero goles, enseguida se jugaron dos tiempos extras de 15 minutos y el empate persistió, por lo que se definió en tanda de penales, en ese entonces se tiraban tres por equipo y los ejecutaba el mismo jugador, no había carrusel como en la actualidad.

El equipo de Ciudad Madero designó como tirador oficial a Álvaro del Peral y los Tiburones Rojos a Maximino "El Machi'' Vázquez, en la primera tanda acertaron cada uno sus tres tiros, en la segunda tanda Álvaro falló el primero, el segundo lo atajó el portero del Veracruz y el tercero lo anotó.

El marcador estaba cuatro a tres a favor del Ciudad Madero, le tocó el turno a "El Machi'' Vázquez, quien con gran temple y seguridad convirtió en goles los dos primeros tiros y no hubo necesidad de ejecutar el tercero. El marcador final favoreció al Veracruz por cinco goles a cuatro y de esta forma regresaron a Primera División después de varios años de ausencia.

Los Tiburones Rojos lograron el ascenso con Elías Vázquez, Maximino "El Machi'' Vázquez, "El Niño'' Cuéllar, Ríos, Jesús Puente, Mora, Tranquilino Velázquez, Terrazas, Ramón Fonseca, José Luis Aussin, Carlos Carus, Morales y Fuentes, bajo la dirección técnica del entrenador español Mariano Uceda.

Esa misma temporada había ascendido el Cruz Azul de manera directa y su directiva le regaló un carro último modelo a cada uno de los jugadores cementeros que lograron el ansiado ascenso. Don José Lajud Kuri, presidente del Veracruz, no se quiso quedar atrás y regaló también un carro nuevo de conocida marca a los Tiburones Rojos que ascendieron mediante ese torneo promocional. Ramón "La Mona'' Fonseca llegó en ese flamante vehículo a la Comarca en 1966 para jugar con el Laguna.

Después de militar la temporada 1964-1965 con Veracruz, Ramón "La Mona'' Fonseca fue transferido al equipo Puebla de Segunda División, en el cual también tuvo grandes actuaciones, entre las que destaca el partido amistoso internacional sostenido contra el Uda Dukla de Checoslovaquia con el que empataron a un gol el 31 de julio de 1965 en el desaparecido Estadio Ignacio Zaragoza de la ciudad de Puebla. La base del equipo visitante estaba conformada por jugadores que habían sido subcampeones en el Mundial de Chile 1962.

En la temporada 1966-1967 llegó Ramón "La Mona'' Fonseca al Laguna como un refuerzo importante para lograr el ansiado ascenso, en la Ola Verde tuvo de compañeros a Rubén Villalpando, Pedro Salinas, Simón Gómez, José Refugio "La Coyota'' Fernández, Luis Gómez, Héctor Ibáñez, Ramón Romero, Emilio "El Chero'' Aldrete, Gerardo "El Pantalones'' Lupercio, Rafael "El Pelé'' Padilla y Joaquín "El Pato'' Villarreal, entre otros.

Por sus destacadas actuaciones en los equipos de Segunda División, Ramón "La Mona'' Fonseca tuvo varias convocatorias a la llamada Selección Nacional B y participó en la Copa Kennedy celebrada en 1963 en Los Ángeles, California, siendo sus compañeros el guardameta Vicente Alvirde, José Álvarez Crespo, Ceballos, Millán, Raúl Cárdenas, José Luis "El Loco'' Aussin y Carlos González.

"La Mona'' Fonseca fue un habilidoso extremo derecho, cuando esa posición jugaba un papel importante en el esquema táctico de los entrenadores, tenía buen toque de bola, excelente dribling, velocidad, se desplazaba muy bien por su banda, sabía hacer daño a la defensa contraria y dar pases para gol.

A su retiro profesional se quedó a vivir en La Laguna y fue entrenador de equipos de futbol en la Unidad Torreón de la Universidad Autónoma de Coahuila y en el Núcleo de la Universidad Juárez del Estado de Durango en Gómez Palacio. En 1988 dirigió al equipo Alacranes de Durango de Tercera División. Fue administrador del Auditorio Municipal de Torreón.

Ramón Fonseca falleció el primero de junio de 2005, le sobreviven sus hijas Blanca Georgina, Claudia Faviola y Alejandra Fonseca Castañeda, quienes se sienten orgullosas de la trayectoria profesional de su padre en el futbol mexicano con los equipos Unión de Curtidores, Celaya, León, Veracruz, Puebla, el inolvidable Laguna y la Selección Nacional de Segunda División.

¡Hasta el próximo viernes!

[email protected]
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...