10 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Moreira y Sergio Aguayo

Archivo adjunto

LUIS F SALAZAR WOOLFOLK
miércoles 03 de abril 2019, actualizada 5:06 pm


Enlace copiado

La resolución judicial que absuelve al periodista y académico Sergio Aguayo, de la demanda de reparación del daño moral promovida por Humberto Moreira en su contra, es un bálsamo para el demandado que sin justa causa fue puesto en el banquillo de los acusados desde junio de 2016, y un aliento para los periodistas en el ejercicio de la crítica y la libertad de prensa.

Como es del conocimiento, el ex gobernador de Coahuila presentó la demanda referida en la Ciudad de México, exigiendo al periodista el pago de la cantidad de diez millones de pesos. Moreira Humberto cuantificó el presunto daño moral que dice haber sufrido en la suma antes mencionada, en base a lo que el también ex dirigente nacional del PRI, considera como un ataque a su honor, a su buena reputación y a la consideración que a su decir, el público tiene respecto a su persona.

Sergio Aguayo está especialmente vinculado a la investigación hecha por organismos civiles entre los que se encuentra el Colegio de México, en relación a hechos ocurridos durante el Moreirato, y en específico con la masacre ocurrida en el Poblado de Allende, Coahuila. El evento que tuvo repercusiones internacionales, además de una matanza colectiva, implicó la destrucción física de dicha población que se encuentra cincuenta y cinco kilómetros de la frontera con los Estados Unidos, por elementos identificados con el crimen organizado, ante la mirada indiferente de la Fiscalía del Estado y las corporaciones policiacas de la entidad.

El número estimado de muertos como resultado del acontecimiento en comento oscila entre los veintiocho reconocidos oficialmente y trescientos calculados por activistas de movimientos sociales. La investigación realizada por National Geographic, tiene documentados al menos sesenta casos de personas asesinadas, como resultado de la masacre.

En la demanda por reparación del daño moral que es objeto de comentario, Moreira Humberto se duele de que el 20 de enero de 2016 cuando se encontraba preso en España acusado del delito de blanqueo de capitales, Aguayo publicó una columna en diversos periódicos de México, en la que atribuyó al ex gobernador ser responsable de la situación de inseguridad que imperaba en Coahuila, cuando menos por omisión. En los años posteriores a la masacre sobrevinieron señalamientos más precisos en contra de Moreira, por parte de delincuentes procesados en los Estados Unidos, que acusan al ex gobernador de encubrimiento y hasta de complicidad con el crimen organizado.

Los antecedentes referidos propiciaron comentarios de Aguayo en relación a Humberto, en el sentido de ser "un político que desprende hedor corrupto…" y al que el periodista considera "abanderado de la renombrada impunidad mexicana…".

Por desgracia, los sucesivos acontecimientos violentos que han socavado la paz social en nuestro Estado desde aquellos entonces, dada su gravedad y frecuencia recurrente, han dispersado la atención y los esfuerzos de los ciudadanos por obtener la justa reparación que la comisión de tales hechos amerita. Lo anterior ocurre tanto respecto a la matanza de Allende como en relación al descubrimiento de fosas clandestinas en el Ejido Patrocinio y otros puntos del Estado, así como en cuanto a la utilización de la Cárcel de Piedras Negras como centro de exterminio, la desaparición documentada de cerca de tres mil personas en territorio coahuilense, etcétera, etcétera, etcétera.

La información disponible no permite conocer a detalle si la resolución dictada en la demanda seguida por Moreira Humberto en contra de Sergio Aguayo es definitiva, o admite un recurso que pueda dar continuidad al expediente en otras instancias.

Por otra parte, la impunidad imperante en el caso ha sido posible, porque en la gubernatura de Coahuila siguió a Moreira Humberto su hermano Rubén, quién a su vez impuso como gobernador al actual Miguel Ángel Riquelme y en su conjunto, todos ellos operaron y siguen operando en el sentido de echar tierra a un pasado reciente, que con toda razón y legitimidad clama justicia.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...