25 de abril de 2019 notifications
menu
Torreón

Se las ingenian para estudiar

Estudiantes de distintas universidades emprenden para pagar la escuela

FERNANDO GONZÁLEZ / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, martes 26 de marzo 2019, actualizada 9:00 am

Desde dulces, hielitos, postres, tamales, chilaquiles, tacos al vapor, sorteos, aplicación de uñas y otra infinidad de recursos que van desde la venta de alimentos hasta lo estético, son vías por las que los estudiantes de diversas universidades de la ciudad han optado para poder seguir estudiando.

Los gastos implican desde el pago de su inscripción al respectivo ciclo escolar, las cuotas de mantenimiento, la compra del material necesario para estudiar, el almuerzo, la comida y por supuesto, el transporte.

El alza al transporte público impactó a una gran cantidad de ciudadanos entre los que se encuentran los estudiantes de distintos centros escolares que comprenden desde el nivel básico hasta el superior.

El esfuerzo de los estudiantes por continuar su desarrollo académico existe desde hace ya muchos años y en las diversas escuelas, desde secundarias hasta universitarias, se puede encontrar con varias formas de conseguir ese ingreso que permita pagar lo necesario para culminar cualquier grado de estudio.

El alza al pasaje de autobús generó una alza del 18% en aquellas personas que toman este transporte público para llegar a su escuela o facultad, significando un brinco de 110 pesos a 130 a la semana en los que usan dos camiones o de 220 a 260 en quienes requieren de cuatro.

Esta es la forma en la que dos estudiantes universitarios emprenden lo necesario para terminar su licenciatura.

En la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC), Carlos Frayre, estudiante de sexto semestre de la Licenciatura en Derecho empezó a recurrir a la venta de dulces a partir del cuarto semestre como una herramienta para poder pagar lo que sea necesario en su carrera.

Desde chocolates, gomitas, cacahuates y bolsitas con churritos, Carlos decidió recurrir a la venta diaria de las golosinas dentro de su Facultad, invirtiendo alrededor de 600 pesos y ganando aproximadamente la misma cantidad.

Esa ganancia se transforma en el pago de lecturas para sus tareas, los 50 pesos de su almuerzo diario y el pago de su transporte que va desde el Fraccionamiento la Perla hasta la universidad, ubicada en la colonia Luis Echeverría sobre el bulevar Revolución, que se refleja en un gasto de 108 pesos semanales con la tarjeta de estudiante pero ya es más tras la subida en la tarifa del transporte pública.

TACOS AL VAPOR

Mientras tanto, frente al mismo centro de estudios, en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la universidad, la estudiante de octavo semestre de la carrera en Ciencias de la Comunicación, Gabriela Briones, ha incursionado en distintos trabajos para el pago que le corresponden a sus estudios, pero más recientemente a la venta de tacos al vapor.

Su padre se dedica al comercio ambulante y ante las adversidades, Gaby puede en ocasiones costear o no lo correspondiente al pasaje de ida y vuelta hasta su casa en la colonia Valle Oriente.

Ella no cuenta con beca, al igual que Carlos requiere pagar el material para su licenciatura, su almuerzo y sus pasajes, pero sin beca, ha significado una prueba más para sus estudios.

Emprendedores

Los jóvenes realizan diversas actividades para pagar gastos.

*Alumnos de distintas licenciaturas pagan sus respectivas cuotas.

*Los estudiantes emprenden actividades para poder pagar lo necesario en sus estudios.

*El aumento en el pasaje significó un aumento del 18% en el gasto por transporte.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...