21 de abril de 2019 notifications
menu
Espectáculos

El norte de la música

Pa'l Norte se reafirma como una parada obligada para los amantes de los festivales

CRISTINA GARZA/ EL SIGLO DE TORREÓN
MONTERREY, domingo 24 de marzo 2019, actualizada 10:43 am

¿Qué es aquello capaz de motivar a miles de personas, aquello capaz de unirlas en masa reconociendo diferencias y aceptándolas?

El ritmo, la armonía y finalmente la música son el impulso que mantiene en pie a todos los asistentes del Pa'l Norte.

La mayoría de bandas extranjeras han coincidido, el público mexicano es uno de los más eufóricos y apasionados en el mundo.

Si tienen la oportunidad de asistir a otras venues, se percatarán de que la audiencia permanece distanciada, al menos por unos metros.

El viernes y sábado, no fue el caso en el Fundidora.

Tras ocho años consecutivos, los regiomontanos reconocen que no hay un evento o iniciativa que haya logrado identificar a tantos ciudadanos como lo ha hecho el Pa'l Norte.

EL SITIO PARA TODOS

En su primer día, el festival contó con una gran diversidad de propuestas.

Por un lado los jóvenes disfrutaban de mezclas envolventes en el Club Social, y en otros escenarios nos podíamos topar con melómanos ávidos por seguir disfrutando de sus canciones favoritas en vivo.

La cantante Ximena Sariñana fue una de las primeras en tener gran asistencia, ante la luz desvaneciéndose a causa de las nubes, las masas coreaban Vidas paralelas. Más tarde y en un ambiente envolvente, Snow Patrol llegaría a revivir memorias con canciones como Run y la más aclamada Chasing Cars.

Como kamikaze llegó el primer artista sorpresa, Manuel Turizo, quien prendió al público previo a la relevante presentación de Nicky Jam.

Por su parte, Rubén Albarrán aprovechó el momento para emitir un saludo y llamado de hermandad con varias causas sociales.

Café Tacvba fue uno de los imperdibles del primer día del Pa'l Norte, y se sigue posicionando como uno de los favoritos por excelencia en los festivales nacionales.

Cristian Castro fue la segunda sorpresa de la noche, y más aún cuando los públicos repartidos alrededor del Fundidora, y de diferentes rangos de edad, comenzaron a cantar "es que este amor es azul, como el mar azul".

La espera parecía eterna, los espacios eran mínimos y el cansancio ya pesaba, pero no lo suficiente como para no presenciar el acto de los Arctic Monkeys.

Con un escenario ambientado en el Tranquility Base Hotel & Casino, Alex Turner llegó para demostrar y reafirmar el giro creativo que tuvo la banda inglesa de rock en su último álbum.

El sentimiento fluyó desde los oyentes hasta la banda, el público fue suyo y los Arctic se entregaban en cada uno de los números.

El festival a detalle

=> En su octava edición, el festival rompió el récord de vender 20 mil localidades en tan solo unos minutos.

=> Contaron con 8 escenarios en total, con propuestas diversas de géneros musicales.

Fotos

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...