26 de marzo de 2019 notifications search
menu
Columnas Finanzas

Enfoques

LUCES Y SOMBRAS

JESÚS CAMPOS VILLEGAS
miércoles 13 de marzo 2019, actualizada 7:02 am


Al redactar el presente artículo desde luego que sólo tengo el conocimiento de que el próximo lunes el Presidente Andrés Manuel López Obrador, dirigirá un mensaje relacionado con los primeros 100 días de su Gobierno, bajo ésta aclaración solo queda especular lo que espero dentro de su discurso, que desde luego resaltará los logros de su administración destacando obviamente las promesas cumplidas en su campaña.

Bajo éste concepto considero que aún cuando es un tiempo muy reducido para una evaluación a éstos niveles, es deseable que sea realista y preciso; hay que reconocer que al menos el cambio de timón es un hecho y está por verse los resultados, sin embargo la lucha contra la corrupción y la violencia aun cuando ésta última sigue latente en espera de que se defina el tema de la Guaria Nacional, tampoco se puede negar que se está iniciando un proceso tangible para erradicar el primer tema que sin duda es un lastre que por decenios se arraigó en nuestro país con grandes costos para nuestra economía y por supuesto para la sociedad en general, solo faltan las acciones para los responsables que en algunos casos sin mayor responsabilidad para ellos que señalarlos, pero al menos se pueden evitar en el presente y para el futuro.

Hay otros logros como el apoyo a los adultos mayores que se duplicó; el plan de incorporar a la parte geográfica del país que está marginada con proyecto del tren Maya así como destinar recursos para apoyo de la clase más pobre y los indígenas del país; la austeridad que es una realidad iniciando por su persona y el firme propósito de mantener finanzas públicas sanas y que por lo que se presentó en el paquete económico y aprobado por el Congresos esperaríamos al menos evitar solicitar créditos al exterior y hay que dar el beneficio de la duda.

Sin embargo los errores y omisiones que se pueden considerar costosos hasta que se demuestre lo contrarioha golpeado fuertemente nuestra economía y aún no se puede mostrar que los costos de proyectos cancelados no han impactado a lo previsto en las finanzas públicas, iniciando por la cancelación del nuevo aeropuerto de Texcoco, sin que esté debidamente respaldado y con dudas e inquietudes por la operación para habilitar tres aeropuertos en conjunto; la operación financiera para recompra de los bonos con todo y el Fideicomiso que respalda dichos desembolsos pero sin saber al menos por un servidor si no hay demandas en proceso por contratistas afectados, igual que la cancelación de la Reforma Educativa, pero por tiempo y espacio además de saber que es por todos conocidos por la velocidad de los medios electrónicos y las redes gracias a la tecnología, quiero aborda los temas de PEMEX y la CFE.

Sin embargo tener conciencia de que son grandes problemas y retos que son heredados al actual Presidente pero es el caso que no los eludió y los está enfrentando, sólo que en forma precipitada y al parecer sin un plan debidamente dirigido como sucedió por la tragedia en el Edo. de Hidalgo y el desbasto de gasolina en una parte del país mientras en la CFE. sigue perdiéndose dinero y la ineficacia es lo que predomina además de que los líderes sindicales siguen mandando y poniendo condiciones por eso extiendo éste problema a los bloqueos ferroviarios y huelgas sindicales iniciadas en maquiladoras y extendida a la cadena deWalmart con respuesta tibia de la Secretaría del Trabajo y aun el problema no termina.

La cereza en el pastel es el anuncio de las Agencias Calificadoras de ajustar a negativa la perspectiva de la nota crediticia de Pemex y de la deuda soberana de México además de conocer el incipiente crecimiento económico que esperamos para éste año de 1.5 y hasta menos según BANXICO y Firmas Calificadoras, las exportaciones y la producción industrial declinando y por ende la inversión estática esperando los inversionistas respuestas más claras del nuevo gobierno.

Como sabemos el paquete de medidas del Gobierno por medio de la SHCP. para rescatar a PEMEX con una inversión inicial de 5.2 mil millones de dólares inicialmente, simple y llanamente no convenció a Calificadoras y los Bancos Principales que la consideraron “ insuficiente” “ decepcionante “etc. en diferentes matices pero el resultado de lo anterior es como en el FootBall nos sacaron “tarjeta amarilla “ por lo que sintetizando tenemos 12 meses para regular ésta situación, que por cierto tampoco es como algunos especialistas y expertos en los diferentes medios de comunicación dieron a entender como eminente lo cual no comparto.

El presidente López Obrador debe convencerse de que sólo no puede gobernar y además evaluar la capacidad de algunos miembros de su gabinete para hacer ajustes además de olvidar de la famosa descentralizar las Secretarias por el momento; sin olvidar desde luego que son el resultado de otros gobiernos tiene la responsabilidad de diagnosticar los problemas y soluciones adecuadas para aprovechar el potencial que tiene el país, pero con una concertación del Gobierno, en todas sus estructuras también con los otros poderes que lo integran, desde luego Banco de México, Inegi etc. además de las Instituciones Financieras, la colaboración imprescindible e inversión de la Iniciativa Privada, partidos políticos y la sociedad organizada sin olvidar a los medios de comunicación.

Claro muy difícil de lograr pero los problemas apremian a soluciones expeditas si se puede…. me canso ganso.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
*
Cargando tendencia...