24 de abril de 2019 notifications
menu
Internacional

Cardenal es condenado a seis años de prisión

NOTIMEX
SIDNEY, AUSTRALIA, miércoles 13 de marzo 2019, actualizada 8:01 am

El cardenal australiano George Pell, quien fuera el número 3 del Vaticano, fue condenado hoy (tiempo de Australia) a seis años de prisión por cinco delitos de pederastia, uno por penetración oral, contra dos menores, en hechos ocurridos hace más de 20 años.

El juez Peter Kidd del Tribunal del estado de Victoria precisó que Pell deberá cumplir tres años y ocho meses de la condena antes de pedir libertad condicional, lo que podría hacer a partir de octubre de 2022.

El juez dijo también en la lectura de la sentencia que durante los hechos el cardenal Pell, quien entonces era arzobispo de Melbourne, actuó con "sorprendente arrogancia" y que en el juicio "mantuvo su inocencia, que es su derecho", pero al mismo tiempo nunca mostró "remordimiento o contrición".

Pell fue detenido el 27 de febrero -a la espera de conocer su sentencia-, tras ser condenado por un jurado por abusar sexualmente de dos niños de 13 años del coro de la catedral de St Patricks, en el este de la ciudad.

El juez Kidd remarcó en la sentencia que el abuso contra los dos niños del coro, aún vestido con sus atuendos religiosos oficiales, supusieron "un ataque sexual descarado y forzado contra las víctimas".

"Los actos fueron sexualmente gráficos, ambas víctimas estaban visiblemente y audiblemente angustiadas durante la ofensa", precisó el juez, al insistir en que Pell era consciente de sus actos e incluso no reaccionó cuando uno de los niños le pidió que los dejara ir.

Tras leer la sentencia, el juez, quien remarcó que su decisión "no fue sencilla" y aseguró que tomó en consideración tanto la gravedad de los delitos como la edad y salud de Pell, entre otros elementos, le pidió al cardenal que firmase el registro de agresores sexuales, en donde permanecerá "de por vida".

La sentencia se da después de que un jurado hallara culpable a Pell en diciembre del año pasado de los cinco delitos que se le atribuían, aunque el veredicto no se conoció hasta el 26 de febrero tras el sobreseimiento de un segundo caso contra el jerarca de la Iglesia católica por supuestos abusos sexuales contra menores en la década de 1970 en su ciudad natal, Ballarat.

La defensa de Pell ya apeló la sentencia, mediante un recurso que se abordará en junio para decidir si procede o no.

Francisco inicia su séptimo año en medio de crisis

El papa Francisco inicia mañana su séptimo año de pontificado con la herida abierta de los abusos a menores por parte de miembros de la Iglesia y su encubrimiento por parte de los obispos y que incluso han llegado a la Curia, como en el caso de la condena del cardenal George Pell.

Hoy, 13 de marzo, cuando se cumplen seis años de su elección como líder de la Iglesia católica, Francisco estará en retiro realizando ejercicios espirituales en Ariccia, a unos 30 kilómetros de Roma.

Ese mismo día, el cardenal australiano George Pell quien fue hasta hace pocos días el "ministro" de Economía del Vaticano y consejero de Francisco en el llamado grupo "C9" para reformar la Curia, ha sido condenado a seis años de prisión en Melbourne.

Por el momento, el papa ha ordenado a la Congregación para la Doctrina de la Fe que comience a recoger información sobre este caso ya que, según las leyes de la Iglesia, no se puede proceder canónicamente hasta que se concluya el proceso civil en su última instancia para no entorpecer la labor de la Justicia de cada país.

Pero no sólo el caso Pell se encuentra sobre la mesa del papa.

También hace unos días el cardenal francés y arzobispo de Lyon, Philippe Barbarin, fue condenado a seis meses de reclusión por encubrir abusos a niños por parte de un cura de su archidiócesis y de los que tuvo conocimiento en 2014.

Deberá afrontar las acusaciones de abusos contra el nuncio apostólico en Francia, Luigi Ventura, al que se pide que se le revoque la inmunidad, así como las denuncias por abusos del exobispo argentino Gustavo Zanchetta, que tras salir de Argentina obtuvo con un puesto como consejero de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA). El caso de abusos en Chile sigue siendo un tema pendiente para el papa, pues los cardenales Javier Errazuriz y Riccardo Ezzati también están siendo investigados por fiscales por encubrir a sacerdotes pederastas.

Las respuestas del Vaticano a esta crisis tendrán que servir de ejemplo si se quiere realmente llevar a cabo las promesas de responsabilidad y justicia realizadas durante la cumbre que se celebró a finales de febrero sobre los abusos a menores con todos los representantes de la jerarquía católica.

En este nuevo año de gobierno de Jorge Bergoglio también se espera se comience a implementar el histórico acuerdo con China que supone que después de 30 años de negociaciones exista una única Iglesia católica en el país donde existía la oficial controlada por el Gobierno y la clandestina que obedecía al Vaticano.

Francisco inicia su séptimo año en medio de crisis

El papa Francisco inicia mañana su séptimo año de pontificado con la herida abierta de los abusos a menores por parte de miembros de la Iglesia y su encubrimiento por parte de los obispos y que incluso han llegado a la Curia, como en el caso de la condena del cardenal George Pell.

Hoy, 13 de marzo, cuando se cumplen seis años de su elección como líder de la Iglesia católica, Francisco estará en retiro realizando ejercicios espirituales en Ariccia, a unos 30 kilómetros de Roma.

Ese mismo día, el cardenal australiano George Pell quien fue hasta hace pocos días el “ministro” de Economía del Vaticano y consejero de Francisco en el llamado grupo “C9” para reformar la Curia, ha sido condenado a seis años de prisión en Melbourne.

Por el momento, el papa ha ordenado a laCongregación para la Doctrina de la Fe que comience a recoger información sobre este caso ya que, según las leyes de la Iglesia, no se puede proceder canónicamente hasta que se concluya el proceso civil en su última instancia para no entorpecer la labor de la Justicia de cada país.

Pero no sólo el caso Pell se encuentra sobre la mesa del papa.

También hace unos días el cardenal francés y arzobispo de Lyon, Philippe Barbarin, fue condenado a seis meses de reclusión por encubrir abusos a niños por parte de un cura de su archidiócesis y de los que tuvo conocimiento en 2014.

Deberá afrontar las acusaciones de abusos contra el nuncio apostólico en Francia, Luigi Ventura, al que se pide que se le revoque la inmunidad, así como las denuncias por abusos del exobispo argentino Gustavo Zanchetta, que tras salir de Argentina obtuvo con un puesto como consejero de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA). El caso de abusos en Chile sigue siendo un tema pendiente para el papa, pues los cardenales Javier Errazuriz y Riccardo Ezzati también están siendo investigados por fiscales por encubrir a sacerdotes pederastas.

Las respuestas del Vaticano a esta crisis tendrán que servir de ejemplo si se quiere realmente llevar a cabo las promesas de responsabilidad y justicia realizadas durante la cumbre que se celebró a finales de febrero sobre los abusos a menores con todos los representantes de la jerarquía católica.

En este nuevo año de gobierno de Jorge Bergoglio también se espera se comience a implementar el histórico acuerdo con China que supone que después de 30 años de negociaciones exista una única Iglesia católica en el país donde existía la oficial controlada por el Gobierno y la clandestina que obedecía al Vaticano.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...