25 de abril de 2019 notifications
menu
EDITORIAL

El arranque de AMLO

NUESTRO CONCEPTO
lunes 11 de marzo 2019, actualizada 9:06 am

Cuando un gobierno, del partido que sea, inicia con una alta expectativa, sus decisiones suelen generar intensidades en todos los sectores. La cuarta transformación que encabeza el presidente de la República,Andrés Manuel López Obrador, llegó a un primer periodo de evaluación, los cien días. En los que diferentes voces de la sociedad han señalado aciertos y desaciertos, dudas, incertidumbres, así como el reconocimiento a políticas como el combate a la corrupción.

Más allá de las pasiones, López Obrador ha sabido reconciliarse con diferentes sectores, aún cuando muchos de sus colaboradores cercanos han saltado de ocurrencia en ocurrencia; su acercamiento con los empresarios ha logrado generar un clima de confianza en materia económica; aún cuando los pronósticos de los especialistas no vaticinen un gran crecimiento para este 2019.

Entre sus aciertos, el combate al robo de combustible dentro y fuera del propio Pemex, ha sido bien visto tanto por la sociedad civil, como por la iniciativa privada, y una vez superado el tema del desabastecimiento, la medida se ha reconocido como justa y necesaria. No así los recortes a las estancias infantiles y los centros de atención a las mujeres que sufren violencia, y aún cuando el gobierno federal se ha esforzado en ofrecer diferentes explicaciones, ha sido para algunos, uno de sus desaciertos.

Sin duda alguna, el mandatario sabe cómo tener la agenda mediática y mantenerla a su favor; sus viajes en vuelos comerciales le consiguen la aprobación del grueso de la población, aunque genere dudas en los sectores especializados que lo ven sólo como una forma de mantener su imagen y derrocar la figura del presidencialismo que tan desgastada está en estos tiempos.

Nadie quiere que al presidente le vaya mal, y aunque su relación con los medios de comunicación se mantiene con altas y bajas, las voces criticas ya empiezan a jugar un contrapeso importante, a un gobierno que además cuenta con un pleno respaldo del congreso y el senado, donde el Movimiento de Regeneración Nacional que llevó al poder a AMLO, es mayoría.

Hasta el momento la buena popularidad del presidente tiene que ver con el corto ejercicio de poder, cien días son muy poco para ver resultado en los temas trascendentales, aunque dejen ver el comportamiento del gobierno frente a las políticas públicas, el desgaste natural del ejercicio del poder, y el éxito o fracaso de los grandes proyectos como el Tren Maya, la Guardia Nacional y el crecimiento económico, serán los que confirmen o condenen la tan mencionada cuarta transformación al final de este año.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...