19 de abril de 2019 notifications
menu
Gómez Palacio y Lerdo

Lagunera, la primera diputada federal electa

Hermila Galindo, fue la primera mujer en destacar en la política a nivel nacional

DIANA GONZÁLEZ/ EL SIGLO DE TORREÓN
LERDO, DURANGO, viernes 08 de marzo 2019, actualizada 8:29 am

"Es de estricta justicia que la mujer tenga el voto en las elecciones de las autoridades, porque si ella tiene obligaciones con el grupo social, razonable es que no carezca de derechos...", argumentó Hermila Galindo Acosta en 1916 en un escrito al Congreso. También es conocida como Hermila Galindo de Topete.

Entre muchas otras cosas que la destacan, esta Lagunera nacida el 2 de junio de 1886 en Villa Juárez, Lerdo, fue la primera mujer en el país en exigir el derecho de las mujeres a votar y ser electas a través del sufragio.

También fue la primera mujer en México en ser electa de forma legítima como diputada federal, pero pese a ello no pudo ejercer la función porque la propia Cámara de Diputados de México le negó el resultado debido a que era mujer. Era 1918.

Hermila Galindo, fue maestra, revolucionaria y feminista mexicana. Quedó huérfana de padre en 1902 y fue entonces que comenzó a trabajar como profesora de taquigrafía en escuelas de Torreón, Coahuila y en 1911 se trasladó a vivir a la Ciudad de México, en donde fue secretaria del general Eduardo Hay.

Allá formó parte del comité de bienvenida al Ejército Constitucionalista, en representación del Club Liberal Abraham González y fue gracias a que pronunció un discurso en honor a Venustiano Carranza que éste, impresionado por su oratoria, le pidió que se convirtiera en su secretaria particular y aceptó.

A fines de 1916, Hermila, envió al Constituyente un escrito en el que solicitó los derechos políticos para las mujeres, sin embargo, el Congreso Constituyente en 1917 decidió no incluir el voto femenino en la nueva carta magna, bajo el argumento siguiente:

"El hecho de que algunas mujeres excepcionalmente tengan las condiciones necesarias para ejercer satisfactoriamente los derechos políticos, no funda la conclusión de que éstos deben concederse a las mujeres como clase..."

Pero Hermila no se dio por vencida y en 1918, desafió la ley electoral, y se presentó como candidata al Congreso de la Unión por el 5.° distrito electoral de la capital. A pesar de que ganó, al obtener la mayoría de votos, el resultado lo rechazó el Colegio Electoral.

Fue hasta el 13 de octubre de 1953, que el presidente de la República, Adolfo Ruiz Cortines, expide reformas que otorgan plenitud de derechos ciudadanos a la mujer mexicana.

En 1954, Aurora Jiménez de Palacios, de Baja California, se convirtió en la primera diputada federal que pudo ejercer sus funciones. Ese mismo año Hermila Galindo Acosta murió a los 58 años de edad.

En Lerdo existe una placa conmemorativa a esta gran mujer en la plaza de Villa Juárez pero también hay un busto en la Plazuela Juárez de Lerdo. También fue imagen del doodle de Google en 2018.

Lucha por la igualdad

Convencida de las graves desigualdades de las leyes, Hermila Galindo denunció que una esposa:

“No tiene ningún derecho en su hogar. Está excluida de participar en cualquier asunto público y carece de personalidad jurídica para realizar cualquier contrato. No puede deshacerse de sus pertenencias personales, ni siquiera administrarlas, y está legalmente descalificada para defenderse contra la mala administración de su patrimonio por parte de su esposo, incluso cuando utiliza su fondo para fines que son más innobles y ofensivos para ella.

No tiene autoridad sobre sus hijos y no tiene derecho a intervenir en su educación... Debe, como viuda, consultar a las personas designadas por su esposo antes de su muerte, de lo contrario puede perder sus derechos sobre ellos”.

Hermila no asistió al primer congreso feminista de México, en Mérida, Yucatán, a mediados de enero de 1916, pero el documento que envió para ser leído en la asamblea, titulado ‘La mujer en el futuro’, causó divergencia de opiniones, al declarar que la Iglesia: “Era un gran obstáculo para el logro de los objetivos feministas en México”. Además pedía el sufragio de las mujeres, legalización del divorcio y el fin de la cultura machista.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...