13 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Columnas Finanzas

Ambientes atractivos para jóvenes

LUIS ARRATIA DÍAZ
miércoles 06 de marzo 2019, actualizada 9:22 am


Enlace copiado

Actualmente toman mucha importancia los Millennials como fuerza laboral, que en un año representarán alrededor del 50% de la fuerza laboral total en México. Cabe destacar que en 2020 estaremos viendo convivir a 4 diferentes generaciones en los centros de trabajo simultáneamente: BabyBoomers, Generación X, Millennials y Centennials.

Sería muy interesante hablar de las generaciones e incluso de los ciclos generacionales de Strauss y Howe. Sin embargo, el tema que nos compete es cómo las empresas están haciendo frente a este importantísimo dato y tendencia, y cómo se preparan para ser opciones atractivas de trabajo para el mercado laboral actual.

Pareciera que existe una separación entre la empresa promedio y las nuevas generaciones. Vemos que hay muy poco compromiso de la gente dentro de las empresas, lo cual está resultando en niveles muy altos de rotación, apatía al trabajo y falta de enajenamiento por parte de las personas hacia sus tareas. Hay empleadores que batallan con su propia gente ya que éstos no cumplen con lo esperado y su sentido de responsabilidad deja mucho que desear. Estas situaciones parecer caer normalmente en los Millennials y/o nuevas generaciones.

Sin embargo, la nueva fuerza laboral es sumamente competente y preparada, y pueden llevar a las empresas a un siguiente nivel en su desarrollo como empresas competentes.

Ellas y ellos entienden como nadie al consumidor final, pues son altamente consumistas. A diferencia de lo que se piensa, valoran un plan de vida y carrera dentro de una empresa que les permita tener un balance con su vida. Son líderes natos y pueden aplicar fuertemente este principio para todo proyecto en las empresas. Son altamente comunicativos, competentes y pueden hacer varias cosas a la vez. Lamentablemente, las empresas no han sabido cómo desarrollar este gran potencial al no actualizar y estructurar sus formas de trabajo y, sobre todo, a sus líderes.

Las empresas debemos convertirnos en lugares atractivos para esta nueva fuerza laboral ya que son ellos los que están dando rumbo a las empresas.

Tiene sentido... Uno quiere estar en una empresa en donde pueda tener una relación profesional y agradable con tu jefa o jefe, que sea una persona que te inspire, admirable, que te apoye en tu crecimiento. Una empresa que propicie un ambiente de trabajo sano en todos los sentidos: gente colaborativa, con funciones y alcances bien definidos. Instalaciones y mobiliario en buenas condiciones que permitan que el personal disfrute en la mayor medida posible el tiempo que pasa laborando. Que su trabajo sea más un reto de valor agregado, que una labor cotidiana. Que podamos entender cómo mi trabajo está contribuyendo a hacer una empresa, más fuerte, más grande, mejor…

Esto es lo que buscan las nuevas generaciones, y si como empresa no somos capaces de tenerlo, tarde o temprano se van a ir a buscar la empresa que sí lo haga.

El Millennial tiene una actitud y capacidad fantástica, y la conjunción de esto con la experiencia de las empresas, crearán una extraordinaria sinergia.

En las empresas hay situaciones adversas, como que no se respetan los horarios de las personas, forzándolas a que trabajen jornadas muy por encima de su horario normal, jefes que carecen de todo sentido de liderazgo. Además, empresas que, aunque tienen el recurso, cuentan con oficinas, mobiliario e instalaciones en muy mal estado, lo cual desmotiva al personal que ahí labora. Lo más triste es ver cómo en las empresas no se tienen estructuras definidas de crecimiento para el personal y buenos líderes, lo cual es la principal razón por la cual las empresas son poco atractivas y el personal no le queda más opción que estar buscando de empresa en empresa; o realizando actividades que pudieran estar “bien pagadas” en un principio pero que generan prácticamente nula experiencia profesional; o montando negocios que, en muchos casos, poco ayudan al desarrollo macroeconómico de nuestro país.

Desde luego hay empresas que están tomando medidas muy admirables para convertirse en lugares atractivos para la gente.

O mejor aún, empresas que tienen ideales tan sólidos y formas de trabajo tan estructuradas, que poco tienen que hacer para ser atractivos. Sin embargo, la gran mayoría de las empresas presentan características que las vuelven lugares poco atractivos y que no generan un ambiente de colaboración y de desarrollo en donde las personas pudieran realizar una vida profesional plena.

Hay mucho trabajo por hacer y considero que es de suma importancia que las empresas comiencen a ver esto como un tema primordial dentro de sus planeaciones. El beneficio para las empresas, al convertirse en lugares atractivos para trabajar, es enorme y eso se traduce en gran crecimiento en prácticamente todo sentido. Hay que recordar que la filosofía de que “el cliente es primero”, está cambiando a “el colaborador es primero”, pues son ellas y ellos quienes cuidan a los clientes de las empresas, y convierten a las empresas ordinarias en empresas extraordinarias.

C.P. y M.I. LUIS A. ARRATIA DÍAZ [email protected]
TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...