18 de abril de 2019 notifications
menu
Columnas Finanzas

Enfoques

JESÚS CAMPOS VILLEGAS
martes 05 de marzo 2019, actualizada 1:12 pm


Ante la incertidumbre y polarización en la que nos encontramos ante el cambio de Gobierno que preside Andrés Manuel López Obrador con un fuerte apoyo en el resultado de las elecciones, además de que las encuestas muestran que continúa aumentando su popularidad, siento en mi caso que conviene hacer otro tipo de reflexiones independientemente de la problemática a los temas que están constantemente abordados en la opinión pública.

Según algunos autores la fase actual del desarrollo comercial refleja una división trasnacional del trabajo, en la que el poder se centra en Estados Unidos, China, Europa y Japón que reestructura la producción industrial en los países desarrollados, importando trabajo migratorio e internacionaliza sectores clave, como las gigantescas empresas petroleras, las automotrices y de artefactos “ yo agregaría a los Grandes Bancos; por lo anterior estimo que no es fácil ser competitivo en forma permanente por lo tanto existe en forma natural una rivalidad de países y empresas que considero natural y por lo tanto la innovación es constante en ciencia y tecnología lo cual nos es comprensible; sin embargo en lo personal los resultados económicos marcan una gran diferencia entre los países y dicho desarrollo marca la diferencia y sobre todo en la pobreza a la que estamos expuestos. También bajo los preceptos de los estudiosos a lo que me refería al principio de éste párrafo menos entiendo la política proteccionista del Presidente Trump y el cambio que viene realizando China en su política económica interna.

Por el momento estamos a la expectativa de las negociaciones de éstos dos países en la tregua comercial que por el momento existe pero que está latente, como es el Problema del Bréxit, Norcorea y hasta Nicaragua que son temas inquietantes para los siguientes meses que sin duda afectarán a las economías del mundo dependiendo de sus resultados; por consiguiente enfocándome en la revolución de ciencia y tecnología así como el desarrollo del conocimiento que se está dando en las Universidades, centros de trabajo de los grandes conglomerados inserto (al fin) nuestro tema de la Cuarta Transformación del nuevo gobierno con las promesas cumplidas de campaña de Manuel López Obrador las que faltan pero también las fallas que se están cometiendo por la urgencia de llevar a cabo la transformación del país con todo y el combate a la corrupción, la inseguridad y la pobreza muy loables pero como mencioné en otros artículos sin plan de desarrollo enfocado y medible de acuerdo a nuestra situación en finanzas públicas, coordinación y precisión en lo que se desea la realidad nos está alcanzando: Además de las Firmas Calificadoras cuyas posiciones ya conocemos me baso en la perspectiva de dada a conocer por el Banco de México en quien si confío en conjunto de su Junta de Gobierno además de los analistas consultados por el Banco Central se baja la previsión del PIB a 1.63 por ciento para 2019 y el dos por ciento para 2020 “ante la creciente preocupación por la incertidumbre por la política interna y de la situación económica como principales factores que podrían obstaculizar el crecimiento” dando por asentado lo que puede suceder con las medidas de rescate de PEMEX, CFE. más las repercusiones por los bloqueos ferroviarios, las huelgas en Tamaulipas y las que se está generando en otros sectores y lo que pudiera venir del exterior.

Concluyo mejor dejar para tiempos mejores los temas como las medidas energéticas, las refinerías, las nuevas Universidades, las guarderías y tantos proyectos que no conocemos a plenitud en cuanto a la sustentabilidad de los proyectos respaldados estructural y financieramente; sí realizar los que sean viables en conjunto con los inversionistas de la iniciativa privada que es lo mas prudente, la descentralizaciónde las Secretarias que tienen mucho costo y difícil que den buenos resultados, asegurando además las inversiones en Educación Tecnológica y de Investigación por el peligro de que ya en el presente, mientras tratamos de crear fuentes de empleo nos veamos rebasados por la Tecnología de punta, como la robótica y que sin duda provoca desempleo… Claro con sus excepciones pero no para la mayoría.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...