25 de abril de 2019 notifications
menu
Columnas Social

Las palabras tienen la palabra

¿Y luego si tengo algo?

Columna póstuma de Juan Recaredo
NOSOTROS, miércoles 27 de febrero 2019, actualizada 9:30 am


Ayer me dijo mi esposa que ya me toca mi chequeo médico, ese que me hago cada año. ¿Ya pasó un año, tan rápido? Es que, la verdad, odio tener que hacerme esos chequeos… ¿habrá a alguien a quién no le desagrade?

Lo sé, es necesario… y a medida que uno va acumulando años, la revisión médica se vuelve algo indispensable; nada más que "le sacamos la vuelta" porque existe la alta probabilidad de que nuestra salud no esté en óptimas condiciones porque no nos hemos cuidado adecuadamente, y entonces el doctor nos pondrá una tremenda regañada.

Alguno se preguntará: ¿y es correcto decir "chequeo"? Pues sí, el Diccionario de la Real Academia Española recoge al término como un examen o un control, específicamente como un "reconocimiento médico general", sin que esto quiera decir que nos vayan a felicitar - por aquello del "reconocimiento" - porque estamos muy bien de salud, sino que se refiere a que el doctor te revisa todo - pero todito - y reconoce si es que existe algún problema en nuestro cuerpo que pueda representar un problema de salud.

"Chequeo" viene del inglés chekup, que es lo que le comento: un reconocimiento médico. Claro que hay muchos que le dicen así nada más: checkup, pero se recomienda usar la palabra en español.

"Si sos un tipo feliz/sin temores y sin miedos/ no se te ocurra jamás/dejarte hacer un chequeo/porque te vas a enterar/ sin siquiera suponerlo/que estás en las diez de últimas/ aunque te cueste creerlo."

Lo que acaba usted de leer es un "pedacito" del poema Gaucho Martín Fierro, escrito por José Hernández en 1872 en Argentina. Estas palabras son del Viejo Viscacha - con "ese", aunque muchos escriban Vizcacha - uno de sus más célebres personajes y que es muy reconocido en Argentina, casi casi como si fuera una persona real.

El objetivo es noble en realidad, que debemos cuidar de nuestra salud. Debemos quitarnos ese miedo a la enfermedad porque la mejor manera de atacarla - cualquiera que ésta sea - es detectándola a tiempo, y eso solamente se logra con los chequeos médicos regulares. Es preferible estar sano. ¿Y qué es sano? Pues estar saludable, en buen estado, tanto físicamente como emocionalmente. Sano viene del latín sanus y de ella se originan muchas palabras como: sanidad, insano, vesania, sanitario, etc.

Y bueno, no quisiera dejarlo, mi estimado lector, pero ya me toca mi chequeo médico y tengo que despedirme de usted. ¡Espero que el doctor sea compasivo… y que no tenga muy frías las manos!

Soy Don Juan Recaredo… compártame sus dudas y comentarios: [email protected] Twitter: @donjuanrecaredo.

ME PREGUNTA:

Carmen Nava: ¿cuándo se dice "hubiera" y cuando "hubiese"?

LE RESPONDO:

Se pueden usar indistintamente, ambas son correctas.

LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA:

La felicidad reside en la ociosidad del espíritu.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...