22 de marzo de 2019 notifications search
menu
Espectáculos

La moda pierde a su referente

El diseñador, Karl Lagerfeld, falleció ayer en París

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, miércoles 20 de febrero 2019, actualizada 2:44 pm

El diseñador alemán Karl Lagerfeld falleció ayer en París dejando huérfana a la casa más histórica de París, Chanel, pero también a Fendi y a su marca homónima, donde el llamado "káiser" impuso una impronta que le convirtió en referente en el mundo de la moda.

El modisto, de 85 años de edad, había ingresado este lunes de urgencias en el Hospital Americano de Neuilly sur Seine, un acomodado municipio en las afueras de la capital francesa.

Su ausencia en enero en el desfile de Alta Costura de Chanel para la primavera-verano de 2019, algo inédito, había desatado las alarmas sobre su delicada salud, pero la casa siempre rodeó de secretismo el estado del diseñador, que, según la revista Public, padecía cáncer de páncreas.

Lagerfeld, que bajo sus perennes gafas de sol, coleta plateada y traje negro con alzacuellos creó un personaje que se adueñó de su persona, nació en Hamburgo el 10 de septiembre de 1933, según biografías que él mismo cuestionaba, pero Francia lo adoptó como propio desde su traslado a París en los años 50.

Su victoria ex aequo con Yves Saint Laurent en un concurso del Secretariado Internacional de la Lana inició en 1954 una prolífica carrera en la que despuntó como free lance hasta que su nombre quedó asociado de forma indisoluble con el de Chanel, donde aterrizó en 1983.

Llegó a una casa que agonizaba y la resucitó en menos de una década sin desviarse de su esencia. Sus espectaculares desfiles, que transformaban el Grand Palais de París en una playa o en una villa italiana, eran los más esperados de las Semanas de la Moda.

Virginie Viard, que trabajó con él durante tres décadas como directora del estudio, ha recibido ahora el encargo de proseguir tanto su legado como el de la fundadora, Gabrielle Chanel.

"El mayor tributo que podemos rendirle hoy es continuar el camino trazado por él. (...) Seguir abrazando el presente e inventando el futuro", indicó en un comunicado el presidente de Chanel, Bruno Pavlovsky.

REACCIONES

Las reacciones al fallecimiento no se hicieron esperar y todas lloraron la desaparición de un "genio" de excepcional intuición, cuya ansia creadora también se manifestó en la fotografía, el diseño de objetos o la ilustración, y que en 1984 había creado su propia enseña.

"Gracias por poner belleza y luz en nuestro mundo, tanto color en mitad de la oscuridad, tanto ingenio en estos aburridos días. Creo que no hubieras querido tantas lágrimas y tantas flores pero te extrañaremos", dijo la exmodelo y ex primera dama francesa Carla Bruni.

Lagerfeld, que nunca perdió su acento alemán, se apoyó en ella y en otras tops como Inès de La Fressange, Cindy Crawford, Naomi Campbell o Claudia Schiffer para renovar la casa, cuya dirección artística compaginaba con la de Fendi, donde estuvo al mando desde 1965.

"Estoy muy triste. Karl era un genio y siempre fue muy amable y generoso conmigo, personal y profesionalmente. Descanse en paz", dijo en sus redes Victoria Beckham.

Su talento era tal que se le perdonaban sus salidas de tono, con dardos lanzados sin filtro contra todo tipo de objetivos: "Odio a los niños", "la clase media no tiene suficiente clase" o los rusos "son tan feos que si fuera una mujer rusa, me haría lesbiana" fueron algunas de las frases ejemplo de su carácter.

Hiperactivo y autodidacta, soltero y sin hijos, y con su gata Choupette como única heredera conocida de parte de su legado, Lagerfeld se consagró además como icono pop con colaboraciones con marcas como H&M, Coca Cola o Sephora, y lejos de los focos encontraba reposo en su nutrida biblioteca.

"Francia y París le deben mucho", resumió este martes el portavoz gubernamental, Benjamin Griveaux, mientras que la alcaldesa parisina, Anne Hidalgo, sostuvo más poética que "su arte dio colores y formas al amor", y consideró que, "más que una encarnación de París, él era París".

Sus frases más polémicas

La genialidad de Karl se recuerda en sus palabras, algunas fuera de tono:

"Soy un diamante negro, en bruto. Los diamantes negros son inusuales, difíciles de cortar o tallar, y por lo tanto poco comerciales", así se definía Karl Lagerfeld.

"Es triste decirlo, pero el negro es verdaderamente lo más chic, lo más moderno y lo más actual", dijo el modisto alemán poco después de presentar su colección 2009-2010 en los jardines de las Tullerías.

"La elegancia es una actitud", decía el diseñador en su Twitter personal el pasado 29 de enero.

"Nunca he aprendido de nadie, sólo he aprendido de mis propios errores", solía decir cuando se le preguntaba por su creatividad.

"Puedes ser la persona más estilosa del mundo con tan sólo una camiseta y unos vaqueros, el factor diferencial eres tú", contaba.

La soledad no le asustaba, al contrario, le gratificaba: "nunca me siento solo, la soledad es un lujo", decía este ser tan especial que arroja opiniones férreas sobre casi todo.

"No me suelo recomendar como diseñador de vestidos de novia. Todas acaban divorciándose", aseguraba, aunque seguía haciendo diseño nupciales.

Desafortunadas fueron sus palabras hacia los hombres rusos: "Son tan feos que si fuera yo una mujer rusa, me haría lesbiana".

"Soy una especie de ninfómano de la moda que nunca alcanza el orgasmo", comentó.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
*
Cargando tendencia...