21 de marzo de 2019 notifications search
menu
Columnas Finanzas

Empresa

Espaldarazo de élite a AMLO

ALBERTO BARRANCO
martes 19 de febrero 2019, actualizada 9:24 am


Colocado como Talón deAquiles frente a las expectativas de crecimiento económico del nuevo gobierno el incierto en el flujo de inversión privada, ayer el poderoso Consejo Mexicano de Negocios abrió una senda de contribución privada con la creación de un Consejo para Fomento de Inversión, Empleo y Crecimiento, en un marco de coordinación con la Presidencia.

Ala ceremonia, en Palacio Nacional, acudió la élite de directivos de las firmas más importantes del país en lo que podría significar el mayor campanazo del jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo.

El evento inauguró la presidencia del organismo que aglutina a 50 capitanes de consorcios de Antonio del Valle Perochena, quien sustituyó a Alejandro Ramírez Magaña, presidente de la cadena Cinépolis.

Del Valle, presidente del grupo Kaluz y de Mexichem y Elementia, es hijo de Antonio del Valle Ruiz, alguna vez presidente de la Asociación de Bancos de México.

Tradicionalmente, los integrantes del clan que nació en 1962 como espaldarazo al presidente Adolfo López Mateos, llegaban en las primeras semanas del año a la oficina presidencial a dar cuenta de sus apuestas para el periodo.

La última vez, en 2016, se había planteado un conjunto de inversiones por 33 mil 500 millones de pesos.

El organismo llamado originalmente Consejo Mexicano de Hombres de Negocios cambió su nombre a la inclusión de tres mujeres de empresa: María Asunción Aramburuzabala, Blanca Treviño y Laura Zapata.

Acusado en su momento de participar en el financiamiento de una campaña negra para impedir la llegada de Andrés Manuel López Obrador en 2006, en un escenario en que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación reconoció una aportación del Consejo Coordinador Empresarial de 136 millones de pesos en spots de televisión, el CHN; sin embargo, tuvo un ríspido enfrentamiento con el presidente Felipe Calderón al pretender la Secretaría de Hacienda eliminar el régimen de consolidación fiscal que permitía integrar a una las pérdidas y ganancias de filiales de conglomerados.

Entre sus 50 socios, el número máximo que eventualmente puede admitir, están los empresarios Carlos Slim Helú, Alberto Baillères, José Antonio Fernández Carbajal, además de representantes de empresas como General Electric, General Motors, Telefónica de España, incluyendo bancos como CitiBanamex, Scotiabank y HSBC.

El organismo patrocina al Instituto Mexicano para la Competitividad y el Observatorio Ciudadano, cuya función es evaluar la actuación del gobierno.

Colocado durante años, el presidente de Kimberly Clark, Claudio X. González, como el factótum del organismo y el gran de elector del Consejo Coordinador Empresarial, su poder ha menguado en los últimos años. Consejo Asesor y Consejo de Inversión, la élite en el círculo presidencial.

BALANCE GENERAL

A contrapelo de la resistencia de los gobiernos estatales priistas y panistas, la Coparmex insiste en convocar a una Convención Nacional Hacendaria para equilibrar la recaudación de cara a la posibilidad de ajustes presupuestales.

Más allá de la discusión sobre una eventual reducción de la tasa del Impuesto sobre la Renta para las empresas, la principal preocupación apunta a un prorrateo equilibrado frente al tamaño, necesidades y disciplina financiera de las entidades federativas.

La urgencia es que éstas cumplan con su propia recaudación agregando el monto en el catálogo de posibilidades de endeudamiento.

CALLEJÓN ESTRECHO

Abierto un expediente en su contra en la Secretaría de la Función Pública por presuntos conflictos de interés, el presidente de la Comisión Reguladora de Energía, Guillermo García Alcocer, intenta realizar su defensa por la vía mediática colocando como bandera la supuesta vulneración a la autonomía de la instancia.

El problema es que si el viernes, cuando el presidente López Obrador lo colocó en evidencia, había negado las posibles acusaciones señalando que en su declaración de intereses había reconocido que un hermano de su esposa trabajaba en una empresa productora de energía eólica no regulada por la instancia.

Y aunque un primo de la misma trabaja en una empresa gasera que recibió un permiso en la CRE, éste se dio cuando él no era parte del pleno.

El caso es que el abanico es más extenso:

El cuñado, por ejemplo, representa realmente a tres empresas relacionadas con hidrocarburos, petróleo y gas.

Más aún, se habla de posibles operaciones de éstas en paraísos fiscales.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
*
Cargando tendencia...