21 de marzo de 2019 notifications search
menu
Gómez Palacio y Lerdo

Impiden el paso de 40 motos

Aseguran que los vehículos todo terreno dañan el ecosistema del Cañón de Fernández

DIANA GONZÁLEZ
lunes 18 de febrero 2019, actualizada 4:32 am

Ayer domingo la administración del Parque Estatal Cañón de Fernández y la Subsecretaria de Recursos Naturales y Medio Ambiente (SRNyMA) en La Laguna de Durango impidieron el paso a conductores con vehículos todo terreno en el Área Natural Protegida (ANP). Eran alrededor de 40 motos raiser y varios Jeep.

el siglo de torreón

Tanto el subsecretario de Recursos Naturales en La Laguna, Raúl Villegas, como el administrador del parque, Eduardo Escobedo, acompañados de varios vigilantes impidieron el paso a los conductores por la zona del ejido Sapioriz, de Lerdo porque la presencia de estos vehículos, aseguraron que alterarían el ecosistema.

Estuvieron en el ANP desde las 9 de la mañana hasta las 13:00 horas y es que según el propio decreto que cataloga al parque como ANP, en el Parque Estatal Cañon de Fernández no se podrán realizar actividades que pongan en riesgo los recursos naturales o contravengan a lo establecido en la Ley General del Equilibrio Ecológico y de Protección al Ambiente así como la Ley Estatal del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente.

Y es que en el área conocida como Cañón de Fernández, atravesada por el Río Nazas ubicada en la subcuenca del Alto Nazas y en la parte sur del Municipio de Lerdo, se encuentran ecosistemas desérticos caracterlsticos del desierto Chihuahuense, así como ecosistemas acuáticos y riparios en donde predomina una vegetación de matorrales micrófilos y bosques de galerfa caracterizados por la abundancia de vegetales leñosos, los cuales permiten la existencia de un gran núméro de aves, mamiferos, reptiles y anfibios, que de acuerdo con los estudios realizados en el área, es necesario su protección y conservación, además, por su gran contribución a la diversidad biológica de la región y del Estado.

Eduardo Escobedo dijo que los conductores de los vehículos todo terreno que practican este tipo de deportes o que incluso los usan para excursiones no opusieron resistencia al explicarles los motivos por los cuales no podrían introducirlos en el ANP.

El ANP Cañón de Fernández se compone de 17 mil y una hectáreas, 48 áreas y 47 centiáreas dentro de la cual se ubica la zona núcleo con una superficie total de 4 mil 582 hectáreas, 9 áreas y 48 centiáreas y una zona de amortiguamiento con una superficie de 12 mil 419 hectáreas, 38 áreas, 99 centiáreas.

Las zonas núcleo tienen principal objetivo la preservación del ecosistema dominante del área natural protegida, asi como de un tipo de vegetación amenazado de desaparecer (isotal) y estarán conformadas por dos subzonas; en ellas, la Secretaria de Recursos Naturales y Medio Ambiente podrá autorizar la realización de actividades de preservación de los ecosistemas y sus elementos, de investigación científica y de educación ambiental.

La zona de amortiguamiento se integrará por las subzonas de aprovechamiento sustentable de los recursos naturales, de recuperación-de uso público y de aprovechamiento sustentable de agroecosistemas. En cuanto a la subzona de uso público incluye la totalidad de los bosques de galeria por ser un atractivo natural para la recreación, el esparcimiento y la educación ambiental, en donde será posible mantener concentraciones importantes de visitantes.

No obstante no se contempla el uso de vehículos todo terreno por el daño que pudieran causar a su paso tanto a la flora como a la fauna, según explicó el biólogo y administrador del parque, Eduardo Escobedo.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
*
Cargando tendencia...