20 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Internacional

Aguardan por la ayuda humanitaria

Comparan el envío de apoyo por parte de EUA con el 'puente aéreo de Berlín'

EFE
CARACAS, VENEZUELA, lunes 18 de febrero 2019, actualizada 10:01 am

Enlace copiado

La oposición de Venezuela instaló ayer una decena de campamentos en los que ya aguarda por las ayudas que se almacenan en la ciudad colombiana de Cúcuta, y que necesita el país para paliar la severa crisis humanitaria que, asegura, atraviesa.

En tanto el envío de esta ayuda realizado por Estados Unidos ha sido comparado por funcionarios colombianos con el histórico "puente aéreo de Berlín".

El sábado en tres aviones C-17 de la Fuerza Aérea de Estados Unidos procededente de Miami arribaron al aeropuerto de Cúcuta cargados con toneladas de suplementos nutricionales y kits de higiene, que se suman a la ayuda humanitaria que ese país envío hace una semana.

El embajador de Colombia en Estados Unidos, Francisco Santos, escribió en su cuenta de Twitter: "que sea el comienzo de una caravana humanitaria como la del puente aéreo de Berlín" y agregó que lo importante es "alimentar a los venezolanos y darles medicina a los enfermos",

El puente aéreo de Berlín se realizó hace 70 años cuando aviadores estadounidenses y británicos llevaron comida y carbón a la parte occidental de la ciudad, luego de que los soviéticos bloquearon los caminos.

Estos campamentos, en los que esta jornada se censaron a miles de personas y clasificaron y descartaron dolencias, son parte de la "punta de lanza" de la estrategia del antichavismo para atender a los más necesitados, según dijo el diputado opositor Winston Flores a la televisión en línea VPI.

"Es un trabajo esencial para que tengamos esa punta de lanza de lo que será la avalancha humanitaria el 23 de febrero, cuando será la entrada de esa ayuda humanitaria, en masa, que tanto necesitan los venezolanos", señaló Flores desde uno de estos campamentos, en el deprimido barrio caraqueño de Macarao.

También dijo que se pudieron repartir "algunas medicinas" para padecimientos como hipertensión o diabetes, siempre que los pacientes contaran con la respectiva receta médica.

Los primeros datos recogidos en este campamento de Caracas arrojaron que las enfermedades de la piel, diabetes, hipertensión, parkinson, osteoporosis y desnutrición -esta última en niños- son los males que más aquejan a los desposeídos en la capital venezolana.

Según Flores, en los campamentos humanitarios se emplean sin lucro cientos de médicos, psicólogos, nutricionistas y voluntarios de los partidos políticos de oposición, así como parte de los más de 600.000 voluntarios de una red que trabajará en el ingreso de las donaciones.

Con todo, señaló que este esfuerzo se quedó "corto" por la "magnitud de necesidades que hay" en Venezuela, golpeada por una recesión de cinco años y escasez generalizada.

En ese sentido, pidió a los militares permitir el ingreso de las ayudas ante las reiteradas negativas del Gobierno del presidente Nicolás Maduro a aceptarlas.

El propio Maduro dijo la semana pasada que los alimentos donados por Estados Unidos son un "regalo podrido" que tienen el "veneno de la humillación", mientras que su vicepresidenta, Delcy Rodríguez, aseveró, sin mostrar pruebas, que son "cancerígenos".

Ante esto, Flores respondió ayer que "la única comida contaminada que ha venido a Venezuela" es la que reparte el Gobierno en el programa de ayudas conocido como Clap, y que según el Parlamento, que controla el antichavismo, ha provocado millonarias pérdidas patrimoniales por sobrecostes y corrupción.

En la segunda región más importante del país, el estado de Zulia (oeste, fronterizo con Colombia), la legisladora opositora Nora Bracho señaló desde otro campamento que los venezolanos atraviesan momentos "momentos muy duros", y suplicó a los militares "que se pongan del lado de los mas necesitados" y permitan el ingreso de las ayudas.

"Toda esta gente también son suyos, también son sus familiares (...), así que ayuden a reconstruir la democracia y permitan que entre la ayuda humanitaria en Venezuela", dijo a periodistas al repetir el llamado que hacen los opositores cada día desde el último mes.

Enviado descarta salida de la OEA

Gustavo Tarre, el representante especial ante la OEA del líder opositor Juan Guaidó, quien se proclamó presidente de Venezuela, descartó hoy que su país se vaya a retirar en abril próximo del organismo y confirmó que solicitaron detener el proceso de salida iniciado por Caracas en 2017.

“Venezuela no se va de la OEA (Organización de Estados Americanos)”, dijo Tarre en un diálogo telefónico con Efe, un día después de que el canciller venezolano, Jorge Arreaza, anunció en Caracas que su país abandonará el organismo el próximo 27 de abril.

En abril de 2017, Venezuela se convirtió en el primer país en solicitar su salida de la OEA, al denunciar la carta fundacional del mecanismo de 1948, medida que se hará efectiva al cabo de dos años.

El canciller venezolano Jorge Arreaza aseguraró el sábado que su país saldrá “por decisión propia” de la OEA en abril próximo.

“Han sido dos reuniones donde nos hemos escuchado, ha habido momentos de tensión, hay diferencias profundas, pero al mismo tiempo hay preocupaciones compartidas y ojalá podamos nosotros ir construyendo en este diálogo, que debemos decir propuso el Departamento de Estado”, indicó Arreaza.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...