19 de marzo de 2019 notifications search
menu
Durango

Son arrestadas por decidir abortar

NALLELY URBINA O
DURANGO, jueves 07 de febrero 2019, actualizada 4:31 am

Tras haber abortado permaneció esposada en la cama del hospital a donde la llevaron luego de que se complicó su estado de salud por el par de pastillas abortivas que tomó, tenía 22 años de edad.

Su aseguramiento se debió a una investigación en su contra porque en Durango el aborto es un delito establecido en el artículo 150.

Como este hecho, el año pasado se registraron 25 más, sólo con base en las carpetas de investigación abiertas de enero a noviembre, por los agentes del ministerio público en diferentes partes del estado.

El Siglo de Durango informó en marzo sobre la detención de una menor de 17 años y una joven de 18 años, procedentes de la ciudad de Gómez Palacio, por aborto e intento de aborto.

A decir de Julieta Hernández Camargo presidenta de la Asociación Sí Hay Mujeres en Durango, los arrestos se presentan principalmente en los centros médicos cuando ingresa una mujer con malestares físicos por ingerir medicamentos o hierbas.

Así ocurrió con la adolescente de 17, policías municipales la detuvieron luego de que llegó al área de urgencias del Hospital General de Gómez Palacio con sangrado abundante. Confesó que había tomado unas pastillas para abortar.

El otro lugar en el que se presentan casos, es en las escuelas, como en la preparatoria donde arrestaron a la chica de 18 años ya que se provocó el aborto y al sentirse mal en el salón confesó.

Igual que la menor, fue detenida por agentes municipal y trasladada a las celdas de la Policía Investigadora de Delitos, para que la investigara el Ministerio Público.

En marzo, ellas dos se integraron a la estadística oficial que documentó el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, que en febrero y agosto documentó el mismo número, mientras que en abril registró cuatro, en mayo tres, uno en junio, julio tuvo cinco, agosto dos, septiembre cinco, octubre uno y noviembre cero, aún falta que actualice diciembre para conocer la cifra total.

De ser encontradas culpables la ley establece una pena carcelaria de uno a tres años, así como una multa de 72 a 216 veces la Unidad de Medida y Actualización (UMA), es decir una sanción económica de entre cinco mil 803 pesos y 17 mil 409 pesos.

El Código Penal establece esto para "la mujer que diere muerte al producto de su propia concepción o consintiere en que otro se la diere".

Recientemente la organización de Hernández Camargo apeló una sentencia contra una mujer que abortó, pero que con la finalidad de aplicarle una sentencia más alta, se le acusó de homicidio en razón del parentesco, por lo cual la castigaron con 37 años de prisión de los cuales lleva dos en el Cereso número 1 de Durango.

Sin embargo, porque está en proceso el recurso legal para defender a esta mujer omitió detalles sobre el caso, empero recalcó que debió configurarse como aborto.

El otro hecho fue de una mujer a la que Gerardo Rojas Favela vicepresidente de la Confederación Nacional de Colegios y Asociaciones de Abogados de México (CONAAM), sacó de prisión con un amparo, ya que ella parió en un basurero y el producto murió.

A CRITERIO

Las causas por las que la ley no permite el encarcelamiento de quienes aborten, son cuando sea accidental, cuando el embarazo sea resultado de una violación, y cuando de no provocar el aborto la mujer corra peligro de muerte.

Pero todo esto queda a criterio del Ministerio Público quien investiga y pide al juez las medidas cautelares y la imputación de algún delito.

Sin embargo, incluso en casos de víctimas de violación sexual que terminan embarazadas, servidores públicos prohiben el aborto, denunció Hernández Camargo.

En la historia de Durango sólo se ha autorizado un aborto legal, en el 2018, a una víctima de violación sexual.

Esto pese a que la ley permite que sólo con un escrito de la víctima el sector salud autorice el aborto aunque no haya denuncia de violación.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
*
Cargando tendencia...