19 de febrero de 2019 notifications search
menu

Sistemas de control de asistencia para una mejor gestión del tiempo

(*)
jueves 31 de enero 2019, actualizada 11:41 am

Una empresa depende de la asistencia e implicación de sus empleados en la empresa, lo que se refleja en la productividad, y no solo en las grandes compañías, sino también en las pymes.

Imaginemos un escenario habitual. Un empleado, a diario inicia sus labores 30 minutos tarde. Abre sigilosamente la puerta de la oficina, charla con un par de personas y con calma se prepara un café. Con una escena así, un solo empleado estaría perdiendo aproximadamente 10 horas de trabajo durante un mes, que habrá que multiplicar por el número de empleados que disponga una empresa. Esto supone una gran pérdida en la productividad pero las personas no somos máquinas como para dejar de hablar con los compañeros o evadirnos de determinadas interrupciones, pero sí podemos aprovechar mejor el tiempo.

Para ello, es importante el compromiso de la empresa a mejorar determinadas condiciones o llevar a cabo acciones que beneficien a los empleados. Por ejemplo, la flexibilidad horaria fomenta la conciliación con la vida personal y los empleados gestionan mejor sus tiempos. Para poder realizar una acción como ésta, la empresa necesita llevar el control de las horas trabajadas de forma eficaz, lo que es posible gracias a la implementación de un sistema de control de asistencia.

Esta modalidad de supervisión se ha vuelto un método útil para la gestión del tiempo de los equipos de una empresa; para evaluar no solo la puntualidad de sus empleados, sino también, para medir el número de horas que trabajan, e incluso, para velar por su seguridad.

Estos controles se dividen en dos categorías: biométricos y no biométricos. Sus ventajas varían dependiendo de las necesidades de la empresa, como el número de empleados.

En la categoría de sistemas no biométricos se utilizan tarjetas, ya sea mediante un mecanismo de proximidad o de banda magnética, o NIPs. Mientras que dentro de la gama de los sistemas biométricos los más populares son los de huella dactilar y los de reconocimiento facial, iris, mano, etc.. Lo único que la persona debe hacer es presentar bien la huella digital, o bien el rostro, ojo o mano  para que sea reconocido por una cámara, dependiendo del sistema implementado.

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...