23 de abril de 2019 notifications
menu
Nosotros

Jugos depurativos

AGENCIAS
AGENCIASAGENCIAS, martes 29 de enero 2019, actualizada 1:53 pm

La culpa por los excesos de temporada nos aflige al grado de buscar opciones rápidas que nos hagan perder peso, sin importar que éstas puedan afectar la salud. Una de las más populares son las dietas détox, a base de jugos que prometen, además de ayudarte a perder peso, depurar toxinas. ¿Qué hay de cierto en esto?

No existen los milagros

Ningún alimento o jugo por sí solo va a eliminar toxinas y kilos de más. Las funciones depurativas del organismo se obtienen de modo natural y continuo, siempre y cuando se mantengan hábitos saludables acompañados de una dieta correcta que incluya suficiente agua natural, verduras y frutas. Por tanto, incluir diariamente un jugo verde (preferentemente hecho en casa), podría tener un efecto détox al completar la ingesta diaria recomendada de fibra y antioxidantes.

¿Cómo preparar un jugo verde saludable?

* Utilizar como base agua natural, agua de coco o té verde sin azúcar añadida. Incluir dos o más verduras verdes y una fruta o verdura de color.

* Usar licuadora, no extractor.

Si la fruta o la verdura lo permite, moler con cáscara y sin colar.

* Utilizar vegetales frescos y de temporada (no enlatados, almíbar o en conserva).

* Agregar semillas como chía, hemp o linaza para disminuir el índice glucémico y favorecer la saciedad.

Ojo con esto

Las dietas a base de jugos pueden resultar peligrosas y no favorecen la pérdida de peso. Se trata de planes cargados de azúcar, desequilibrados e insuficientes. Para perder peso de manera saludable, es importante llevar un plan de alimentación prescrito por un profesional.

Opciones de jugos verdes:

1. Manzana, espinaca pepino, chía y hojas de menta.

Manzana: contiene pectina, un tipo de fibra que favorece la reducción del colesterol LDL o "malo".

Espinaca: rica en fibra insoluble que favorece el tránsito intestinal.

Menta: favorece la digestión y reduce malestares como gases, colitis y diarrea.

2. Piña, nopal, perejil, apio y semillas de cáñamo o hemp.

Piña: tiene un suave efecto laxante y es desinflamatoria.

Nopal: ayuda a mantener estables los niveles de colesterol, triglicéridos y glucosa en sangre.

Apio: brinda saciedad, mejora la salud digestiva y actúa como diurético natural.

3. Papaya, limón germinado de alfalfa, albahaca y linaza.

Papaya: rica en papaína, una enzima que favorece la digestión, y betacarotenos, potentes antioxidantes en estudio para la prevención de algunos tipos de cáncer.

Limón: activa el sistema inmunológico, promueve la digestión y desinflama las células del cuerpo.

Albahaca: ayuda a disminuir el estrés y la ansiedad. Es antibacteriano y antiinflamatorio.

4. Guayaba, jengibre, pepino, acelga y chía

Guayaba: de las frutas con mayor aporte de vitamina C y antioxidantes. Tres guayabas aportan cinco veces más vitamina C que una naranja.

Jengibre: raíz con acción antibacteriana, reduce problemas digestivos y minimiza el riesgo de padecer úlceras y gastritis.

Chía: rica en omega 3, reduce la inflamación y favorece la saciedad, pues absorbe 10 veces su peso en agua.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...