22 de abril de 2019 notifications
menu
Nacional Archivo

1893: Llega al mundo Alfonso Ortiz Tirado, reconocido cantante tenor mexicano

UN DÍA COMO HOY...

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, jueves 24 de enero 2019, actualizada 11:32 am


Alfonso Ortiz Tirado nació en la ciudad de Álamos, Sonora, el 24 de enero de 1893. Vivió sus primeros años allí, pero más tarde se trasladó a la Ciudad de México con su madre y hermanos, tras el fallecimiento de su padre.

Tanto la primaria y secundaria las cursó en el Colegio de Mascarones, donde descubrió sus aptitudes para el canto.

Posteriormente, Alfonso ingresó a la Escuela Nacional Preparatoria y al finalizar ingresó a la Facultad de Medicina, de la que se recibió en 1919.

Fue un médico cirujano, miembro de las academias Americana de Cirugía, la Indolatina de Medicina, así como catedrático de la Facultad de Medicina de la UNAM y perteneció a diversos organismos médicos de México y el extranjero.

Ortiz Tirado hizo varias aportaciones a la ciencia, en especial a la ginecología, aunque se decidió por la ortopedia, con especialización en cirugía reconstructiva. Fue médico de cabecera de la pintora Frida Kahlo, a quien practicó varias cirugías, además operó de una mejilla al músico Agustín Lara.

El sitio operasiempre.es, destaca que al tiempo que ejercía como médico, estudió canto con el maestro José Pierson. Desde 1920, cantó en conciertos y funciones benéficas.

Ese mismo año debutó en la radiodifusora de la Compañía Cigarrera “El Buen Tono”, que fue más tarde la poderosa XEB. Cuando viajó Estados Unidos para estudiar Ortopedia, comenzó a cantar en clubes nocturnos y hoteles, como el Waldorf Astoria.

El 11 de noviembre de 1928 debutó en la ópera, en el Teatro “Esperanza Iris”, de México, en el papel de “Nemorino” de la obra El elixir de amor junto con la soprano Consuelo Escobar (Adina), el barítono David Silva (Belcore) y el bajo Eduardo Lejarazu (Dulcamara).

Alcanzó gran éxito y Ortiz Tirado realizó algunas giras artísticas por varias ciudades del país acompañado por el compositor y pianista Gonzalo Curiel y por José Sabre Marroquín. En 1929, cantó en La Habana y otras ciudades del Caribe.

A su regreso se presentó exitosamente en el Teatro Degollado de Guadalajara, el 15 de diciembre de 1929 un concierto de ópera y música mexicana con la Orquesta Sinfónica de Guadalajara. El 18 de septiembre de 1930 inauguró la XEW junto a Juan Arvizu, Néstor Chayres, Agustín Lara y otros.

Más tarde, Ralph Peer grabó su primer disco que incluyó canciones como Rosa y Lamento gitano. El cantante viajó a Nueva York contratado por la NBC, en la que permaneció 18 meses. Cantó además en Washington, Chicago, Filadelfia, Baltimore y otras ciudades.

En 1933, rodó su primera película en México Su última canción con María Luisa Zea, la mezzosoprano Josefina Aguilar, con música de Jules Massenet y María Grever. Se le reconoció como un gran artista que puso en alto el nombre de México.

El dinero de sus presentaciones lo donó para la edificación de un hospital infantil en la capital, mismo que albergó la Unidad de Cardiología al fundarse el Seguro Social, en el patio había una placa que decía: “Levanté con mi canto este templo para aliviar el dolor”.

Desafortunadamente, la placa desapareció cuando el hospital cambió de dueño. Alfonso Ortiz Tirado falleció en la Ciudad de México el 7 de septiembre de 1960. Sus restos mortales descansan en el Panteón Francés de la Piedad, ubicado en la capital del país.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...