26 de junio de 2019 notifications
menu desktop_windows
Espectáculos

Bar Central, un gran reto para Consuelo Duval

NOTIMEX
CIUDAD DE MÉXICO, lunes 21 de enero 2019, actualizada 9:50 am

Enlace copiado

Para la actriz mexicana Consuelo Duval fue un gran reto personal y actoral realizar el programa Bar Central, de Comedy Central, que pretende divertir y hacer reír a la audiencia, pero sobre todo dejar lecciones de vida.

“Soy muy cobarde para las relaciones humanas, pareciera que no, pero soy un poquito antisocial, no me invitan a fiestas porque saben que me pongo muy nerviosa y cuando me llamaron porque iban a ser 20 programas y tres invitados diferentes en cada programa, a los cuales no conocía, fue un gran reto personal y actoral”, comentó Consuelo en entrevista con Notimex.

La también comediante expresó que nunca antes había hecho algo similar, siempre había actuado y en este programa tenía que ser ella misma.

“Cuando eres actriz siempre tienes la oportunidad de transformarte en una mujer que no eres y se la creen, pero acá no, acá es Consuelo, entonces yo jugué, a que este era mi bar y a que cada uno de los invitados se sintiera en casa y hablara como se debiera de hablar”.

Asimismo, indicó que cada programa sus invitados le dejaron una enseñanza y una gran lección de vida, ya que entre los comediantes standuperos se encontraba uno que es ciego, otro que acaba de salir del psiquiátrico, uno de ellos tiene parálisis cerebral, otra invitada tiene cáncer. “Realmente fue algo increíble para mí, muy sorprendente, me llenó de alegría y de sorpresa”.

Duval afirmó que el humor siempre manda un mensaje que por lo regular es imperceptible, que deja una sensación de que reír es mucho mejor que escoger la tragedia, como lo hizo uno de sus invitados.

“Este muchacho ojitos de huevo, dice que desde los cinco años se reía porque le daba mucha tristeza que sus familiares lo vieran con lástima, entonces empezó a burlarse de él mismo y eso hizo que todos tomaran otra actitud totalmente diferente y quitar la lástima de en medio y poner la admiración, el valor sobre ello”, compartió.

La conductora aseveró que a pesar de su discapacidad, su fuerza por salir adelante le dejó una huella muy profunda, “todos mis invitados me dejaron algo en el alma, pero él me maravilló, porque no importa si careces de uno de tus sentidos, si pierdes el sentido del humor estas frito”.

De esta manera haber formado parte de Bar Central, la llenó de sabiduría, “estaba muy encerrada en lo mío sin darme cuenta que en la realidad hay un abanico de posibilidades inmenso y que el humor rebasa cualquier cosa”.

Al término de esta temporada, a la actriz le gustaría hacer una nueva pero con grandes celebridades, “me gustaría un rollo con personalidades que ya han conocido la fama, porque estos muchachos que están en el programa, van en busca de la fama, pero todos aquellos que ya pagaron el derecho de piso, con un tequila de por medio, me gustaría saber que hay detrás de ellos”.

Mencionó que si pudiera participar en otra temporada invitaría a Javier Poza, a las escritoras de libros como Marcela Serrano, Ángeles Mastretta, Isabel Allende, entre otros, “me encantaría tener a Arjona y darle sus besotes en la boca”, bromeó la comediante.

También desearía que dentro de los programas haya una pequeña sección de bloopers, ya que harían reír mucho a los televidentes, “mejor dicho una sección de carcajadas, porque no hay bloopers como tal, pero sí hay muchas carcajadas de por medio, hay un programa donde me sacó la risa de pulmón, ya saben cuál”, dijo.

Por otra parte, tras una gran trayectoria en el mundo del espectáculo y entretenimiento Consuelo se sincera durante la entrevista y dice que siente a veces un poco de miedo y una gran responsabilidad, con las personas que la toman como ejemplo e inspiración.

“Es una gran responsabilidad, y me genera este miedito de no cometer un error, de que no me dejen de querer, siempre buscamos la aprobación y el amor en quienes nos ven, pero son muchos años, yo no he usado máscaras con el público y me conocen hasta el alma, hasta a veces mejor que yo”.

Sin embargo, siente que llegó a una etapa de plenitud en su vida, “empiezo a recoger esos años de trabajo, de sacrificios, en los que dejaba a mis hijos, se quedaban llorando y yo me iba al llamado. Sí la sufrí, y hoy que ya no están quisiera reponerles ese tiempo perdido, pero ya no hay manera y ha sido un proceso duro, doloroso, pero también lleno de satisfacciones y experiencias y aquí estoy”.

“Mi papá decía: Nunca llegues a la cima mi amor, porque el siguiente paso es bajar, entonces me mantengo aquí, en el camino a la cima”, finalizó.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...