21 de febrero de 2019 notifications search
menu
Columnas Social

Familia Sirviendo a la vida

DESPERTAR... ES GRABACIONES 2ª Parte Continuación…

Germán de la Cruz Carrizales
NOSOTROS, viernes 18 de enero 2019, actualizada 9:25 am


También las frases hirientes pueden tener la misma consecuencia, el mismo resultado, es por eso que es tan importante el ser consciente de lo que decimos, porque para el niño, todo lo que su padre le dice es una verdad y el niño debe de hacerle caso, él no puede hacer quedar mal a sus padres, si ellos piensan o creen que él es un inútil, así debe actuar siempre en la vida.

No sé si usted ha observado ciertos niños que cuando están de visita en alguna casa, su comportamiento es muy normal, todo lo hacen bien, no presentan ningún problema, se llevan bien con los demás niños, comen solos, no molestan en lo más mínimo pero en cuanto llega el padre o la madre, inmediatamente empieza una actitud hostil, se le caen las cosas, rompen las flores, se pelean con otros niños, etc., y la anfitriona le dice a la mamá del niño: "qué raro, mientras estuvo solo no tuvimos ningún problema".

Un asistente a un seminario me hacía el siguiente comentario: "Fíjese que mi hijo juega beis bol, y dicen que lo hace muy bien, batea y fildea de maravilla, pero que no sepa que estoy viéndolo jugar, porque inmediatamente empieza a cometer errores, o deja que lo ponchen cuando esta al bate, pero ahora comprendo que yo siempre lo he tratado de inútil, de ¡bueno para nada!- me comentaba abatido-".

Otro de los problemas que se pueden presentar, y que posiblemente nos manejan toda la vida, es cuando el padre hace sentir al hijo que es un inútil y éste decide demostrar todo lo contrario.

De ahí en adelante se convierte en una obsesión, que lo llevará a demostrar constantemente e impulsivamente a todo el mundo que él sí puede. Así que por favor le pido que haga un análisis de su situación actual. ¿No será que muchos de sus fracasos o éxitos, se deberán a aquel reto que usted se marcó de demostrar que sí servía?

"Eres igual que tu… tío, hermano, padre, etc." He aquí otra limitación que nos han puesto en la mente, cuando por alguna razón nos empiezan a comparar con otro miembro de la familia: "Eres igual de mentiroso que tu padre", "Eres igual de borracho que tu tío", "Eres igual de atenido que tu tía", "Eres igual de olvidadizo que tu madre". Y cuantas más comparaciones nos han hecho en nuestra vida, que ahora, aun cuando nosotros quisiéramos ser de otra manera, "algo" nos obliga a actuar inconscientemente, cometer el error y luego arrepentirnos de nuestra actuación.

A la niña que no comprendía lo que pasaba a su alrededor, su tía le pareció muy bonita, cada vez que la veía arreglada para irse a su trabajo y tal vez en su interior empezaba a gustarle la idea, de algún día ser como ella.

Y un día la tía se había ido al trabajo, la mamá estaba con alguna vecina platicando, la niña se encontraba sola en la casa, se metió al cuarto de su tía, y se empezó a pintar la cara, a polvearse, a perfumarse y peinarse como su tía. En eso estaba muy concentrada, cuando llegó su madre y al verla, no pudo contener su rabia ni su boca y le gritó con todo el odio del mundo: -"Quítate esa pintura, pareces una p… ¡Eres igual a tu tía!- y al mismo tiempo que le daba de cintarazos le seguía repitiendo aquella terrible orden: - ¡Eres igual de p… que tu tía!"- Y esto se quedó grabado indeleblemente en el subconsciente de la niña. De tal manera que conforme iba creciendo y pasando los años, aquella orden, se va cumpliendo más y más, así que ahora, aun cuando ella reciba todos los castigos del mundo, y haga todas las promesas que le piden, ella tiene que ser como su tía una PROSTITUTA.

Así que amigo lector, tenga mucho cuidado de sus comparaciones, de sus palabras, que aun cuando usted no quiera decirlo por hacer daño, sino por ayudar a comprender a sus hijos de lo malo que están actuando, no sabemos cómo lo aceptará la mente de ellos y eso puede llevarlos a fracasos y situaciones negativas, que harán que no pueda disfrutar la vida.

Me decía un alumno en uno de mis cursos: "Dentro de mi familia, a uno de mis sobrinos le han hecho creer que se parece mucho a mí, pues efectivamente, en fotos mías de niño, los rasgos, la forma de los ojos, la nariz, etc., es muy grande el parecido. De tal manera que aunque parezca imposible, ese niño siempre ha tratado de ser diferente a los demás, y el otro día platicando con mi padre, de la vida de ese sobrino, veíamos la similitud que ha tenido la vida de él con la mía. Ojalá y algún día él pueda entender que no tiene que parecerse a nadie, que tiene que ser él por él mismo" -me decía-. A un primo hermano también le pasó lo mismo. Me platicaba mi tía que cuando nació y al verlo, le impresionó mucho el parecido que tenía conmigo en ese tiempo. Conforme han pasado los años, la vida de ese hombre ha sido casi una copia de la mía. Estudió en la misma escuela, compró bicicleta cuando yo la compré, vendía periódico cuando yo también vendía, y así se han ido empalmando las situaciones que hacen que cada vez podamos ver en vivencias personales, la orden puesta en la mente, tarde o temprano se convierte en realidad. En una ocasión, la madre de este hombre, decía asombrada: -"Es increíble, lo oigo hablar a usted y créame, que estoy oyendo hablar a mi hijo. Es decir, hasta en la forma de hablar y de expresar nos parecemos" -terminaba de narrarme aquel alumno-.

Y a usted, ¿Con quién lo han comparado? Aun cuando parezca que esto no es importante, pero nos puede aclarar muchos casos de la actuación de nuestra vida. Cuando tuve oportunidad de platicar con el primo de aquel alumno, pudimos ver esta situación, comprendió a qué se debía que no duraba en los empleos, siempre buscaba nuevos horizontes, pero la realidad es que él mismo se estaba revelando a vivir la vida de otro. Gracias a Dios lo ha comprendido y creo que ahora sí llegará el éxito grande. A veces hacemos unas comparaciones de una manera inconsciente, o con el fin de corregir situaciones, pero desgraciadamente, lo que no comprendemos es que podamos acabar con la felicidad o deseos de vivir de los demás.

Continuará…

Dios te bendice y te acoge.

Despertar… es.

"La esperanza es algo bueno, tal vez lo mejor. Y lo bueno nunca muere. Estaré deseando que estas palabras te encuentren, y te encuentren bien". A la luz de nuestras familias, decía Jesús, "No me digas que me amas, dime cómo vives". "La familia que ora unida, permanece unida". INICIATIVA LAGUNA un proyecto de valor y de valores para los laguneros y el MUNDO.

Estoy a sus órdenes en la dirección electrónica: www.facebook.com/iniciativalaguna.comarcalagunera/ A través de Twitter: @Germandelacruzc Lo invito a visitar mi blog con más de 490 artículos de su interés: www.familia.blogsiglo.com.

"QUIEN NO VIVE PARA SERVIR, NO SIRVE PARA VIVIR".

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...