20 de agosto de 2019 notifications
menu desktop_windows
Internacional

Carro-bomba revive terrorismo en Bogotá

La capital colombiana sufre un atentado explosivo con saldo de 21 muertos

EFE
BOGOTÁ, COLOMBIA, viernes 18 de enero 2019, actualizada 9:12 am

Enlace copiado

El terrorismo revivió ayer jueves en la capital colombiana con la detonación de una camioneta cargada con 80 kilos de explosivos dentro de la principal escuela de la Policía del país, acción que dejó 21 muertos, entre ellas una cadete ecuatoriana, y 68 heridos.

Pasadas las 9.30 hora local (14.30 GMT), la camioneta, del año 1993 y cargada con el explosivo pentolita, ingresó en la Escuela de Cadetes de la Policía General Francisco de Paula Santander, situada en el sur de Bogotá, y segundos después voló por los aires.

El fiscal general de Colombia, Néstor Humberto Martínez, aseguró que "en una acción de reacción inmediata" de distintos organismos del Estado se logró establecer que el vehículo era conducido por un hombre identificado como José Aldemar Rojas Rodríguez, de quien no ha trascendido más información.

Martínez no detalló si Rojas Rodríguez, que murió en la explosión, formaba parte de algún grupo armado ilegal, ni tampoco si se trató de una acción suicida o si los 80 kilos de pentolita fueron detonados a distancia sin darle tiempo de escapar, como ha ocurrido en otras ocasiones en el país.

"Hemos logrado establecer la autoría material de este execrable crimen, de este acto terrorista", dijo el fiscal en una declaración a la prensa junto con el presidente de Colombia, Iván Duque, desde el lugar del atentado.

El ataque ha sido ampliamente condenado por Gobiernos de distintas partes del mundo y por organismos internacionales como la ONU y la OEA.

El fiscal añadió que Rojas Rodríguez "fue quien ingresó a la escuela a las 9.30 horas de la mañana en una camioneta gris Nissan Patrol" que, según datos de las autoridades de tránsito, pasó por controles técnicos y mecánicos por última vez en Arauca, que forma parte del departamento homónimo, fronterizo con Venezuela.

Arauca es un departamento petrolero en el que la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) tiene uno de sus bastiones y en el que también hay disidentes de las FARC.

A diferencia de lo ocurrido en otras ocasiones, las autoridades no han señalado a ningún grupo como responsable del ataque de ayer y el fiscal manifestó que en las próximas horas podrán "dar mayor información" sobre "quiénes son los determinadores o actores intelectuales de este acto terrorista".

El último atentado de este tipo en la capital colombiana se registró el 17 de junio de 2017, cuando un explosivo que estalló en un baño de mujeres del Centro Comercial Andino segó la vida de tres personas, incluida una francesa, y causó heridas a nueve más.

Ofrece EU ayuda para investigación

El gobierno de Estados Unidos manifestó ayer su solidaridad con Colombia, tras el atentado con coche-bomba en la Escuela de Policía General Santander, en Bogotá, y ofreció su colaboración para investigar este incidente.

“Estados Unidos condena el ataque a la Escuela General Santander de la Policía Nacional de Colombia. Nuestras condolencias y solidaridad están con las víctimas y los familiares de los fallecidos”, escribió en su cuenta de Twitter, la secretaria adjunta de Estado para Latinoamérica y el Caribe, Kimberly Breier.

Además, la funcionaria reenvió un tuit en español publicado por la embajada estadounidense en Bogotá, en el que ofrece al gobierno del presidente Iván Duque su colaboración en las pesquisas.

“Ofrecemos nuestra asistencia en la investigación de este acto repudiable”, señaló el texto.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...