16 de febrero de 2019 notifications search
menu
Nacional Archivo

2007: Ve la última luz Juan Martínez, el héroe de la contracultura

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, viernes 18 de enero 2019, actualizada 11:31 am


Llamado el héroe de la contracultura, Juan Martínez, de quien se conmemora este viernes su doceavo aniversario luctuoso, dejó huella en el ámbito poético no sólo por su vasta producción, sino también por la calidad de sus textos.

Originario de Tequila, Jalisco, Juan Martínez nació en 1933. Sin embargo, sus primeros 20 años los vivió en Tijuana, Baja California Norte, cita su perfil publicado en el Diccionario de Escritores Mexicanos, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Hermano del destacado ensayista y académico José Luis Martínez, el poeta y pintor mexicano siempre estuvo interesado en las bellas artes; gran parte de su tiempo libre lo ocupó en dibujar.

Él dio vida al famoso personaje del cuadro Nuestra imagen actual, del pintor David Alfaro Siqueiros (1896-1974), donde se muestra a Martínez con el torso desnudo y los brazos extendidos, con las palmas de sus manos abiertas, explica el portal de Internet tierraadentro.conaculta.gob.mx.

En la década de 1950 se trasladó a la Ciudad de México, donde hizo amistad con el poeta y ensayista Sergio Mondragón (1935) y el poeta y novelista Homero Aridjis (1940), quienes más tarde reconocieron su trabajo e incluso mantuvieron su obra en los registros de la literatura mexicana.

Otros personajes como el escritor Juan José Arreola (1918-2001) y la pintora y escritora Leonora Carrington (1917-2011) también reconocieron el trabajo de Martínez.

Al surgir la revista El Corno Emplumado, el jalisciense publicó sus primero poemas. Para 1959, la plaquette En las palabras del viento, editada por Juan José Arreola, dio espacio a los poemas del autor, refiere la investigación Juan Martínez. Toda la poesía reunida, del Círculo de Poesía.

A decir de sus biógrafos, en su primera obra, En las palabras del viento, Martínez introduce al lector en un juego poético cargado de eufemismos.

En el prólogo de Juan Martínez. Toda la poesía reunida, el ensayista y periodista mexicano José Vicente Anaya asegura, además, que en la poesía de Juan Martínez hay mucho más, en términos de sensaciones e imágenes, que conducen al lector hacia estados mentales que, fehacientemente, exploran los ámbitos del espíritu; y que esto sucede por la profunda convicción que sobre el hecho poético expresa.

Ángel de Fuego, En el valle sagrado, Como un barco que pasa y En el valle sagrado son, entre otros, los títulos más célebres del poeta.

Juan Martínez demostró una inclinación mística hinduista, la cual lo mantuvo en un retiro y lo hizo mudarse a Tijuana. Los estudiosos de su obra marcan este momento como un autoexilio.

Al arribar a Jalisco se instaló en la ciudad de Guadalajara, donde falleció el 18 de enero de 2007 en un hospital psiquiátrico; allí recibió diversos tratamientos a base de drogas inhibidoras del ánimo y electrochoques.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...