23 de abril de 2019 notifications
menu
Columnas Social

LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA

Los parónimos no están en paro

Columna póstuma de Juan Recaredo
NOSOTROS, jueves 17 de enero 2019, actualizada 9:24 am


Estar "al lado de" es como decir que algo se parece y por eso los parónimos son nombres que se parecen, pero que expresan cosas diferentes. Par en latín significa "al lado de" y nimos es "nombre". Juntando esas dos partículas se forma la palabra parónimo.

Parónimos, o sea, palabras parecidas, son: azar, que es suerte o destino; asar, que es cocinar al fuego directo, y azahar, la flor del naranjo.

En muchos casos, los parónimos se pronuncian igual, aunque se escriben de distinta manera, como es el caso de asar y azar; asar la carne, por ejemplo, y los juegos de azar, que son juegos de suerte.

Y ya que estamos refiriéndonos a la carne asada, déjeme decirle que he visto con amargura y preocupación que hay quien escribe este adjetivo azada así con zeta, algo que es totalmente erróneo.

Lo correcto para el caso de la carne es asada y si la escribo con zeta estoy refiriéndome a un instrumento que sirve para cavar o remover, por ejemplo, la tierra, y que es también conocido por el aumentativo azadón.

En este caso, es lo mismo el nombre que su aumentativo: azada y azadón, cosa que no ocurre con frecuencia. Por ejemplo: cabra y su aumentativo no son lo mismo, eso lo sabemos muy bien, ¿verdad?

Tenemos en nuestro idioma muchos casos de paronimia, como es el de los verbos aspirar, espirar y expirar:

Aspirar es atraer el aire exterior. Es lo que hacemos en la primera fase de la respiración, aspiramos el aire, lo que hace también mecánicamente la aspiradora que a eso se dedica y del mismo verbo obtuvo su nombre.

Espirar es la acción inversa a aspirar, es decir, es expeler o expulsar el aire, por ejemplo, en este caso de los pulmones, mientras que expirar es lo que el vulgo ha dado en llamar "colgar los tenis", "dar el último suspiro" o "entregar el equipo". Expirar es pues, morirse.

¡Cuántas veces hemos visto que se confunde "echo", acción del verbo echar en primera persona, con el participio del verbo "hacer", que es hecho! ¿Tú que has hecho o yo qué he hecho para merecer esto, ¡oh Dios mío!, y hoy por eso te echo a ti la culpa de todo lo que pasa.

En todo este merengue, no falta quien le ponga una hache al verbo echar y la pobre hache lo único que hache… digo, hace… es que se queda muda de asombro ante tal barbaridad.

Soy Don Juan Recaredo… compártame sus dudas y comentarios: [email protected] Twitter: @donjuanrecaredo.

ME PREGUNTA:

Mario Espinosa. ¿Es correcto decir que un señor es autodidacto, en lugar de autodidacta?

LE RESPONDO:

Originalmente, decir "autodidacto" en el caso de un hombre era lo correcto. Así como sucede con "un señor autodidacta", se dice de uno que es analfabeta y otro que es políglota. Lo correcto, gramaticalmente hablando, es decir que el tipo es analfabeto, polígloto y autodidacto. Sin embargo, la Academia Española, en el caso de autodidacto y autodidacta, los considera sinónimos.

LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA:

Que no te preocupe que haya problemas en tu trabajo. Si todo fuera bien, te correrían.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...