15 de febrero de 2019 notifications search
menu
Columnas Social

PATRIMONIO CULTURAL DE LA HUMANIDAD EN MÉXICO / VI

(Segunda parte)

: Dr. Leonel Rodríguez R
NOSOTROS, jueves 17 de enero 2019, actualizada 9:30 am


El Acueducto del Padre Tembleque, una magna obra con 443 años de antigüedad y ejemplo sobresaliente del desarrollo de los sistemas hidráulicos en América, ha sido inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. La decisión del Comité del Patrimonio Mundial, reunido en la ciudad alemana de Bonn, resultó favorable para la candidatura presentada por México.

Con la decisión tomada este 5 de julio, por la totalidad de los Estados, Parte del Comité del Patrimonio Mundial, el bien denominado Complejo Hidráulico del Acueducto del Padre Tembleque, ingresa en ese importante listado como Canal Patrimonial exento, es decir, que no forma parte de una zona de monumentos.

Bajo la coordinación de Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, el expediente técnico se conformó en el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), con la participación conjunta de la Dirección General de Sitios y Monumentos. El expediente se elaboró para gestionar, en primer lugar, los estudios, y en segundo lugar, gestionar la Declaratoria y la Inscripción en la Nómina de Patrimonio Mundial, en los términos de la Convención de París de 1972, sobre el Patrimonio Mundial Cultural y Natural de la UNESCO.

El Acueducto fue erigido en 1554 - durante 17 años - hasta 1571, por 40 comunidades indígenas, quienes aportaron 400 canteros, ayudantes, albañiles, peones, carpinteros y el financiamiento de las mujeres de esos pueblos, quienes produjeron textiles en excedencia para realizarlos mercantilmente en los "tianguis" para financiar las obras, sin la aportación de la Corona española, aunque con la autorización del Virrey Antonio de Mendoza, dirigidos por el fraile franciscano español (originario del poblado de Tembleque, en Toledo, España) acompañado de Juan de Agüeros.

El acueducto posibilitó llevar agua a pequeñas poblaciones del yermo Altiplano mexicano, ubicadas entre los actuales estados de Hidalgo y de México.

Durante los ejercicios fiscales comprendidos entre 2009 al 2015, el Consejo Nacional para las Artes ha aplicado recursos técnicos, académicos y financieros federales aportados por el Gobierno Federal: unos, etiquetados por la Cámara de Diputados, y otros, propios, por $28.2 MDP y $10.5 MDP, estos últimos aportados por el Fondo Ambassador para la Preservación Cultural (Ambassador's Fund for Cultural Preservation del Departamento de Estado de los EUA) que se derivaron de un concurso internacional ganado por el CONACULTA, para obtener esa aportación.

La decisión del Comité del Patrimonio Mundial, Rafael Tovar y de Teresa, presidente del CONACULTA, hizo referencia a la coordinación de instancias municipales, estatales y federales, así como a la sociedad civil organizada, para llevar a buen puerto la propuesta del Acueducto del Padre Tembleque, "un ejemplo destacado de la sorprendente creatividad constructiva que acrisoló el contacto de la civilización europea con la mesoamericana".

Enfatizó que el reconocimiento como Patrimonio Mundial es resultado del trabajo conjunto entre la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), la Secretaría de Educación Pública (SEP) y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA), a través de la Dirección General de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Es también el resultado de una política cultural dedicada a la protección y divulgación de nuestra extraordinaria herencia patrimonial.

Subrayó la importancia de la labor coordinada con los gobiernos del Estado de México e Hidalgo, la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMEX) y los municipios mexiquenses de Nopaltepec, Otumba y Axapusco, y los hidalguenses de Tepeapulco y Zempoala. Sobresale la participación de organizaciones de la sociedad civil, entre ellas, el Patronato Acueducto Tembleque A.C.

Realizó también un Plan de Manejo de alcance regional para el sitio. Mediante la aplicación de programas y proyectos sustentables asentados en este plan de gestión, será posible equilibrar los valores del patrimonio edificado, el medio natural y el urbano.

La Dirección General de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural de CONACULTA ha realizado labores de conservación como la liberación de elementos agregados, desazolve de arena en los canales y cajas de agua, limpieza del entorno inmediato, mantenimiento y restauración de apantles, aljibes, cajas de agua y areneros del conjunto hidráulico. Las labores se efectuaron recuperando sistemas constructivos tradicionales y mano de obra local. Estos trabajos han contado con la asesoría y supervisión del INAH.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...