26 de abril de 2019 notifications
menu
EDITORIAL

¡Qué plantón!

PATRICIO DE LA FUENTE
jueves 17 de enero 2019, actualizada 7:43 am


Tras esta crisis, lo próximo a corto plazo será otra crisis”.

— José Luis Sampedro

Los secretarios de Energía Rocío Nahle, de Hacienda Carlos Urzúa, y el director de Pemex, Octavio Ramírez Oropeza, fueron citados por el Poder Legislativo para que explicaran las acciones destinadas a atender el desabasto de gasolina y la estrategia del Gobierno (si es que la hay) para combatir al huachicoleo.

Hace algunos días, el legislativo aprobó un punto de acuerdo con carácter de urgente para convocar a los anteriormente mencionados. En medio de la emergencia nacional que estamos viviendo -porque eso es- resulta de vital importancia que los responsables directos ofrezcan certidumbre a una ciudadanía que se encuentra confusa, dado el mar de contradicciones en el marco de la segunda gran crisis política que enfrenta la actual administración. Y digo la segunda porque el primer cisma fue el siniestro en el que perdieron la vida Martha Érika Alonso, Rafael Moreno Valle y otras tres personas. Sí, todo a escasos cuarenta días de iniciado el sexenio.

Veinte minutos antes de que empezaran las audiencias, la Comisión Permanente del Congreso de la Unión recibió un oficio indicando que los convidados a la reunión no asistirían por diversos e incomprensibles motivos. En política, forma es fondo. Cancelar una cita en el último momento no sólo acusa desdén a la autonomía de poderes, también pone de manifiesto la falta de oficio político de los funcionarios del Presidente.

¡Así no se hacen las cosas! y para muestra un botón: en medio de discusión del Brexit en Inglaterra, la diputada Tulip Siddiq pospuso su cesárea (sí, como lo leen) para acudir al Parlamento Británico a la votación del Brexit. Pero como estamos muy lejos de ser Inglaterra, aquí los secretarios de Hacienda, Energía y el director de Pemex dejaron plantado al Congreso so pretexto de que “ahí nos vemos otro día cuando estemos menos atareados”.

Quizá, como ha sido la costumbre en los últimos tiempos, sencillamente no están preparados para ofrecer respuestas acompañadas de cifras y datos duros que los respalden. En lo que respecta a Ramírez Oropeza, director de Pemex, no pasa desapercibido y es motivo de comentarios y burlas en redes sociales dado que en las reuniones con la prensa no abre la boca y se limita a asistir en calidad de bulto.

Quizá, al igual que Luis Videgaray, Ramírez también “vino a aprender”. Como sea, al momento no le asoma ni el arrojo ni los tamaños para enfrentar una crisis de tal envergadura. Ojalá Ramírez pruebe que nos equivocamos en nuestra aseveración y comience a dar la cara porque hasta ahora sólo hay silencio.

No seremos Inglaterra, pero aquí nos pintamos solos a la hora de redactar soliloquios que poco aclaran y terminan confundiendo. “Las áreas referidas nos han respondido que en estos momentos los servidores públicos citados se encuentran implementando las acciones para la atención de la contingencia referida, por lo cual no podrán acudir a la reunión de trabajo planteada. Sin embargo, una vez transcurrida la situación referida, se encontrarán en la posibilidad de atender en su momento oportuno, las reuniones de trabajo a la que tenga a bien convocarles en Congreso”, dice una misiva enviada por el subsecretario de Gobernación.

Ante la crisis por desabasto de gasolina, la conducción del Gobierno de la República se asemeja más a una comedia de errores que otra cosa. Además, la forma de comunicar ha sido desastrosa por decir lo menos. En su mayoría, todos respaldamos al Presidente López Obrador en su lucha frontal contra el robo de energéticos, sin embargo no podemos dejar de advertir las mil y un contradicciones que existen entre lo que dice el Presidente y sus colaboradores más cercanos.

A mi gusto, el mandatario se expone de forma innecesaria cuando debiesen ser sus colaboradores quienes salgan a responder los cuestionamientos de la prensa. En escasos meses pasamos de un gobierno, el de Peña Nieto, soberbio y ufano a la hora de comunicar, a otro, el de López Obrador, que se sobre expone mediáticamente. Si no entienden la justa medianía, terminarán desgastados y por ende hastiando a los ciudadanos. Muchos opinan que las conferencias de prensa del Presidente, en vez de ser un verdadero encuentro informativo que ofrezca certidumbre, se han convertido en un ejercicio de comunicación unilateral un tanto caótico.

En lo que los ministros y el director de Pemex deciden apersonarse ante el Congreso, cierro esta colaboración con un tuit del historiador Alejandro Rosas. Dice así: “Ahora que termine la crisis de desabasto creo que dos cabezas deberían de rodar por el bien de la Patria: la de la Sria @rocionahle y el Director de @Pemex Octavio Romero. Su desempeño frente a la emergencia ha sido de lágrima”.

¡Tan, tan!

Twitter: @patoloquasto

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...