16 de enero de 2019 notifications search
menu
Finanzas

Prevén lluvia de amparos fiscales

La firma fiscal Gosler llevó a cabo ayer la plática de actualización fiscal

VIRGINIA HERNÁNDEZ
TORREÓN, sábado 12 de enero 2019, actualizada 4:31 am

Prevén lluvias de amparos contra el Gobierno federal por la eliminación de varios beneficios fiscales a los contribuyentes en 2019, los cuales provocarán problemas de liquidez en la primera mitad del año.

Señalan especialistas fiscales es que la autoridad hacendaria lo que busca con su paquete fiscal 2019 es recaudar más recursos de los mismos causantes cautivos, al eliminarle los beneficios a los que se tenían derecho en 2018 para la compensación de impuestos.

Previó a la realización de una plática sobre actualización fiscal por parte de la firma Gossler a empresarios y contadores de la región, Víctor Ortegón Ríos, socio de la firma en Torreón, comentó que persiste en 2019 una incertidumbre fiscal debido a los tres cambios más importantes hechos en el paquete fiscal: la eliminación de la compensación universal de impuestos y de derechos que tenían ciertos contribuyentes relacionados con el diésel y los beneficios no generalizados para los contribuyentes en la frontera norte del país.

A pocos días de haber iniciado el año los empresarios están viendo que, aunque no se incrementaron o se crearon nuevos tributos para los causantes en 2019, la eliminación de beneficios que se tenían en años anteriores les obligará ahora a pagar al fisco los tributos de cada mes, pese a tener un saldo a favor.

Ortegón Ríos dijo que ciertamente el nuevo gobierno prometió no subir los impuestos, sin embargo, la eliminación de beneficios fiscales provocará una falta de liquidez para el pago de obligaciones, así como el solicitar financiamiento caro a un tercero para seguir operando.

COMPENSACIÓN UNIVERSAL

El socio de la firma Gossler indicó que 2018 año de gran incertidumbre por el cambio de gobierno, por lo que las empresas detuvieron su crecimiento hasta conocer quién sería el nuevo presidente de México.

Sin embargo, mencionó que ahora en 2019 con el nuevo gobierno se esperaría para ver que se presentaría en su paquete fiscal y su política económica, sin embargo, no ha presentado nada claro y no ha mostrado un paquete fiscal abundante.

No obstante, al revisar la propuesta fiscal de este año ciertamente, dijo que "hay pocos cambios que tienen trascendencia económica para los empresarios, dado que se eliminaron beneficios económicos como la compensación universal de impuestos."

Ortegón Ríos expresó que la pérdida de este beneficio les representa a los empresarios un gran dolor de cabeza.

Por ello, indicó que en estos momentos se contempla por parte de empresas presentar amparos sobre este tema, dado que los abogados han visto que trae un problema constitucional que permitirá en su momento la presentación de amparos.

Mencionó que en las revisiones se ha encontrado que existe fundamento legal que apoya la eliminación de este beneficio, pero hay otra que la contradice, por ello, adelantó que "sí habrá amparos contra este decreto del gobierno".

Enfatizó que "la lluvia" de amparos se deberán presentar en determinadas fechas, en el mes de febrero, dado que generará graves problemas de liquidez a las empresas al no poder compensar impuestos a favor contra el fisco, teniendo que pagar el impuesto correspondiente del mes y solicitar la devolución, la cual tarda hasta 4 meses.

"Sí habrá una lluvia de amparos en contra de la eliminación de la compensación universal de impuestos".

Por otra parte, dijo que otra eliminación de derechos que se tenían era para ciertos sectores empresariales relacionados con el diésel que se adquiere, en donde el IEPS del combustible se podía aplicarlo contra el pago provisional o el ISR en 2018, pero ahora no.

Indicó que con los cambios se elimina está opción, por lo que deberá hacer el pago mensual y no anual, limitando el flujo de efectivo en la empresa otra vez.

Para el especialista fiscal la medida es netamente recaudatoria, generando problemas de liquidez para los empresarios, el campo, transporte y quienes tengan maquinaria que usan el diésel como combustible.

"El beneficio que se daba con el IEPS es que se podía compensar contra impuestos en 2018, ahora se elimina. "Mes con mes se podía aplicarlo en contra un impuesto propio o retenido, era un estímulo...".

Afirmó que, aunque el gobierno de López Obrador es justificar los cambios por el mal uso que se le dio a estos beneficios, sobre todo por parte de empresas que venden facturas y empresas fantasma que se beneficiaban de ello, opinó que por unos pocos se llevan a todos.

Enfatizó que la autoridad federal está trabajando en la recaudación a través del empresario, y no una fiscalización clara y precisa que defraudan y simulan operaciones.

Y EN LA ZONA FRONTERIZA NORTE…

El socio de la firma Gossler comentó que los beneficios anunciados para la franja fronteriza norte traen dos puntos importantes, pero no generalizados para todos los causantes de la región.

Citó que el crédito fiscal de una tercera parte del ISR que cause una persona moral, de una tasa del 30 al 20 por ciento, y de un IVA que baja de un 16 a un 8 por ciento.

Dijo que todos pensarían que está bien, pero recordó que hace algunos años había una tasa de IVA diferenciada en la frontera norte y sur del 10 por ciento, pero que la Suprema Corte de Justicia de la Nación dijo que era inconstitucional y declaró que debería ser una tasa igual para todos los mexicanos: 16 por ciento.

Mencionó que la propuesta del nuevo gobierno sólo beneficia al norte al reducir el ISR, pero con ciertos requisitos y no es generalizada para todos, como los asalariados, salvo que tenga una actividad empresarial.

Añadió que esto generará una controversia constitucional, porque sería la segunda "lluvia" de amparos en la zona fronteriza por la falta de equidad generalizada, es decir, todos parejos.

Luego de citar que no hay una reforma a la ley del ISR, sino sólo un decreto que se puede quitar mañana, Ortegón Ríos demando al gobierno a que estos beneficios se apliquen en todo el país, y que sí sólo se hace en las fronteras de México, que también sea generalizado para todos los causantes.

Sin embargo, también consideró que hay empresas que no caen en los requisitos para recibir los beneficios y demandarán, o bien, las que sí los tienen deberán hacer cuentas, dado que se condiciona que para recibir esto no deberán recibir otros apoyos federales, lo cual choca en las empresas del ramo maquilador.

En conclusión, precisó que estas medidas sólo quitan flujo de efectivo a los contribuyentes del país, sobre todo las Pymes deberán pagar sus impuestos ante el fisco y esperar hasta 4 meses para obtener la devolución de impuestos, sin contar que ante esto tal vez deban pedir prestado con un tercero, con altas tasas de interés.

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando tendencia...